Archivo de la etiqueta: transformación

Guía de regalo: 7 claves para superar el miedo

El miedo puede ser nuestro peor enemigo: por causa del temor no nos abrimos a lo nuevo, que es esencial para seguir creciendo y llevar una vida plena.

A todos nos puede asaltar el miedo en alguna ocasión, por eso te daré de regalo una guía práctica y espiritual, para que puedas superarlo con facilidad, y así vivir en paz y confiado.

Para conseguirla sólo tienes que suscribirte a mi Newsletter, y así podrás recibir  mis novedades y noticias por correo electrónico.

Si ya te habías suscrito a mi blog suscríbete también a mi Newsletter, así podrás contar con esta valiosa guía.

*No temas, prometo no enviarte montones de e-mails que no te interesarán. 😉

Haz clic en este enlace para suscribirte y recibir tu regalo: 7 claves para superar el miedo

© 2018 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos sin alterarlos, citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

Cómo recuperar el poder

En estos momentos de grandes cambios, uno de los retos más importantes que todos tenemos que enfrentar es la recuperación de nuestro poder.
Un ser muy sabio que conocí hace varios años, define el poder como la capacidad de actuar.
¡Una definición bien distinta a la que estamos acostumbrados!

Desde pequeños nos han enseñado a delegar nuestro poder a los demás. Ya sea a nuestra familia, a nuestra pareja o amigos, a los médicos o a los políticos. Lo hacemos inconscientemente, creyendo que de ese modo seremos aceptados, reconocidos o amados.

Sin embargo, al entregar nuestro poder nos sentimos débiles, dependientes y vacíos; nos tornamos esclavos. Recuperar nuestro poder es un paso fundamental para amarnos a nosotros mismos y poder llevar una vida plena.

Este tema también afecta seriamente a nuestras relaciones, por ese motivo lo explico en profundidad en mi libro El amor de tu vida compartida.

Para recuperar nuestro poder debemos hacernos responsables: reconocer que nuestra salud, bienestar, Amor, felicidad y abundancia están en nuestras propias manos.

Es uno mismo quien crea su realidad, a cada momento. Recordar esto nos devuelve nuestra fortaleza e inmensa libertad, pues si no nos gusta una realidad que hemos creado, podemos cambiarla.

Entonces ya no caemos en el papel de víctima, sino que nos sentimos fuertes, capaces y decididos.

Si te sientes insatisfecho o deprimido, u observas que te estás quejando de algo, quizás haya llegado el momento de que recuperes tu poder.

Tal vez sea tu relación afectiva la que te esté llevando a ese estado. Quizás le hayas delegado a tu pareja la responsabilidad de cuidar de ciertos aspectos de tu vida, que en realidad deberían estar a tu cargo. Una vez que te haces consciente, ya estás listo para recuperar tu poder, haciendo tú mismo aquello que le habías encomendado.

Si esperas que los demás te valoren y reconozcan, seguramente tienes que reconocer tu propio valor, sin esperar la aprobación externa.

El miedo a la falta de dinero te puede llevar a seguir durante años haciendo un trabajo que no te aporta realización personal. Pero si te dedicas al estudio de la Ley de Atracción, verás que es mucho más factible que seas próspero haciendo aquello que realmente amas.

Recuperar el poder puede consistir en cambiar ciertos hábitos o superar ciertas limitaciones. Si sueles guardar tu opinión por el miedo a ser juzgado, por ejemplo, quizás la recuperación de tu poder consista en comenzar a decir tu verdad siempre, sin importarte lo que los demás dirán o pensarán.

Es por causa del miedo que entregamos nuestro poder, pero el miedo nunca nos llevará a vivir vidas plenas y significativas.

Por Amor a ti mismo, haz sin miedo todos los cambios que necesites, pues eres mucho más poderoso de lo que imaginas.

© 2018 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos sin alterarlos, y citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

¿Hacia dónde voy?

Como mencioné en mi artículo Tiempos de vulnerabilidad muchas personas estamos experimentando la necesidad de dejar atrás relaciones, empleos o actividades profesionales, aún cuando no tenemos una idea clara hacia dónde nos dirigimos, o qué resultará de estos cambios que ansiamos realizar.

Ha llegado el momento de ser honestos con nosotros mismos, y tener la valentía de disponernos a hacer realidad nuestros sueños, pues para muchos ya no es suficiente contar con una economía estable. Además de ganar dinero, queremos realizarnos y poder expresar la verdad de quiénes somos.

Puede ser una tarea desafiante, pero estamos preparando el terreno para recordar que somos dioses creadores, y que podemos crear nuevas realidades, a cada momento.

¿Qué soñabas hacer cuando eras más joven? ¿Cuáles son tus dones, que se manifiestan haciendo aquello que más amas, aún cuando no  ganas dinero con ello? Las respuestas a estas preguntas pueden darte valiosas pistas acerca del camino a seguir.

Comienza a realizar aquello que te encanta, aunque sea sólo como un pasatiempo. Mientras lo haces pierdes la noción del tiempo, te sientes en paz, feliz o realizado.

Sueña, imagina y visualiza escenarios en los cuales te ves a ti mismo realizando aquello, y teniendo éxito. Ya lo estás viviendo, en el presente. También presta atención a lo que sientes, pues son las emociones, además de lo que visualizamos, lo que atrae como un poderoso imán lo que de verdad deseamos.

Ten paciencia contigo mismo. Este proceso puede llevar tiempo, pero si te mantienes firme en tu visión, dando pequeños pasos a diario para manifestarla, probablemente en algún momento comiences a recibir señales, oportunidades o el impulso necesario para actuar y poder compartir con el mundo tu nueva realidad.

Yo misma estoy pasando por este proceso. Durante los últimos cinco años me he dedicado a dar talleres basados en mi libro El amor de tu vida en varias ciudades del mundo. Pero mi cuerpo me dijo “basta”, pues se siente exhausto. Además mi verdadero sueño, desde niña, siempre ha sido ser escritora. Así que ahora me estoy dedicando de lleno a escribir nuevos artículos para este blog, y a acabar un nuevo proyecto.

Sin embargo, muchos de lo que ya están trabajando en aquello que aman, están pasando por dificultades económicas. Cuando esto sucede debemos recurrir a nuestra creatividad: algunos piden donaciones, otros ofrecen descuentos en sus servicios, y muchos otros tienen que perfeccionar el estudio de la Ley de Atracción, para manifestar abundancia sin tanto esfuerzo.

Otras personas están experimentando cambios en sus relaciones afectivas. Algunas sienten la necesidad de dejar atrás aquellas relaciones que ya no le aportan nada significativo, mientras van apareciendo en sus vidas nuevos contactos y conexiones.

Mientras te re-creas a ti mismo practica el desapego, sabiendo que al dejar partir lo que ya fue, estás abriendo espacio para lo nuevo. Sigue adelante y confía, pues quizás antes de lo que imaginas ya estarás viviendo plenamente tu nueva realidad.

*Suscríbete a mi blog para recibir mis publicaciones, promociones y novedades por correo electrónico. 

© 2018 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero sin alterarlos y citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

 

Crisis en las relaciones personales

El viejo mundo se está desmoronando, literalmente. La política, la economía mundial, los desequilibrios en la naturaleza y la profunda insatisfacción de la gente muestran con claridad que el antiguo paradigma ya no es válido. Y así es como tiene que ser…
En esta nueva era que ya comienza, todo aquello que no esté basado en el Amor, la unidad, la colaboración y el respeto por la vida tendrá que partir, pues sólo así podremos crear entre todos un mundo nuevo.

Para la mayoría de las personas el reto en estos tiempos reside en el aspecto económico. Pérdida de empleos, insatisfacción en un trabajo que no ofrece realización personal, inestabilidad e incertidumbre, y una imperiosa necesidad de hacer cambios, si bien el miedo puede paralizarnos y entonces no nos atrevemos a realizarlos.

Para sortear estos retos es fundamental estudiar y poner en práctica las leyes de la prosperidad. Afortunadamente hay disponible mucha información acerca de cómo crear la realidad con consciencia, y en este blog compartí el audio de Chopra, “Cómo crear abundancia”, que es una herramienta maravillosa para atraer prosperidad, que es nuestro derecho de nacimiento.
También es muy importante recordar que la vida es cambio, y que si no hacemos los cambios que nuestra alma nos pide, podemos caer enfermos, o llevar una vida que no es la que queremos y merecemos.

Pero para muchas otras personas los desafíos ocurren en sus relaciones personales. Expectativas que no se cumplen, acuerdos que ya no son válidos, luchas de poder, desacuerdos, conflictos y separaciones, y una imperiosa necesidad de hacernos valer, de hacer cambios, y de recuperar la libertad interior.

Es en el área de las relaciones donde podemos ver claramente en qué aspectos no nos amamos a nosotros mismos, pues el otro es apenas un espejo. Podemos luchar y crear conflictos con el espejo, o podemos, con Amor y consciencia, darnos cuenta de qué modo no nos estamos dando aquello que acabamos exigiendo en el otro.

Los demás no pueden darnos aquello que no nos damos a nosotros mismos. No podemos exigir respeto si no nos respetamos. No podemos demandar cuidado y atención, si no nos dedicamos a cuidarnos y darnos aquello que necesitamos para sentirnos plenos.

En mis libros y talleres ofrezco valiosas herramientas para que el Amor por ti mismo sea una realidad palpable, y que pueda verse reflejado en todos los aspectos de tu vida.
Pues el reto para todos en estos tiempos es ser y vibrar Amor, a cada momento. Y hasta que no lo aprendamos y vivamos a diario, pasaremos por profundas crisis, para de algún modo despertar al Amor que ya somos, y que ya llevamos dentro.

© 2012 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

Ángeles humanos

Es innegable que todos estamos atravesando grandes desafíos, y la necesidad de realizar cambios es apremiante. A cada persona se la está retando en aquellas áreas de su vida que necesitan una transformación, para que pueda seguir evolucionando.

Para mucha gente estos retos están relacionados con su economía, ya que este es un tema que ha sido mal interpretado en el pasado. Nos han enseñado ideas erróneas al respecto, y el mundo entero necesita hacer un cambio de enfoque, para poder vivir la verdadera abundancia desde otra perspectiva.

Para otras personas los desafíos se presentan en sus relaciones personales. Viejos paradigmas se están cayendo, y es necesario aprender a amarnos y relacionarnos de un nuevo modo, libres de condicionamientos impuestos.

Otros están pasando por problemas de salud, y también en este campo es importante comprender que tanto la salud como la enfermedad deben ser encarados de un modo distinto a como nos han enseñado en el pasado.

Pero más allá de cuál sea el desafío por el que estemos pasando, siempre contamos con la mágica ayuda de ángeles disfrazados de humanos.
Estos amorosos seres pueden ser terapeutas o sanadores, personas que han dedicado toda su vida a ayudar a los demás.
Pero un ángel humano también puede ser un amigo del alma, aquel que está siempre a nuestro lado, dándonos su Amor, ayuda práctica y consuelo.

Sin embargo, la verdad es que podemos encontrar a estos ángeles humanos en todos lados… Quizás sea el empleado de una oficina del gobierno, que nos atiende con suma amabilidad y, saltándose algunas reglas, nos resuelve un problema importante. O puede ser alguien que encontramos en una tienda, y que con su mirada y sonrisa nos da ánimos.

Tal vez te llegue un mensaje que necesitabas escuchar a través de una persona con la cual conversas en el ascensor, en la fila del supermercado o en un lugar insospechado. Y de repente tienes ante ti a una valiosa guía, que apareció en tu vida en el momento que más la necesitabas.

Reconocer y abrirnos a estos ángeles humanos nos recuerda que en realidad nunca estamos solos, y que hay una fuerza mayor que nos apoya incondicionalmente. También nos muestra con claridad que por más difícil que sea la situación por la que estamos pasando, siempre nos llegará la ayuda necesaria para superarla.

Para poder recibir la ayuda de estos seres, tenemos que estar abiertos y confiados. Pues es justamente en los momentos desafiantes cuando más necesitamos mantenernos tranquilos, fluyendo momento a momento, y confiando de todo corazón en que la solución siempre llega.
Y entonces suceden los milagros…

© 2012 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

La alquimia interior

Todas las emociones cumplen una función en nuestras vidas. Pero no nos han enseñado a aceptarlas y transformarlas.
Y cuando comenzamos a transitar el camino del crecimiento personal, a veces caemos en el error de juzgarlas y etiquetarlas. Pero al hacer esto muchas veces ocultamos lo que de verdad sentimos. Sin embargo el cuerpo nunca miente: la mayoría de las enfermedades se originan debido a emociones reprimidas a lo largo de los años. He podido comprobar esto a lo largo de tres décadas practicando la medicina china.

El primer paso para transformar cualquier emoción es la aceptación de lo que sea que sintamos. Para esto tenemos que amar todos nuestros aspectos, incluso los que aparentan ser “oscuros”. El día no sería posible sin la noche, y de igual modo amarnos de verdad incluye aceptar también nuestras sombras.

Una vez que reconocemos lo que sentimos, el siguiente paso es la expresión de la emoción. Hacerlo a solas es mejor, pues así no creamos conflictos innecesarios con los que nos rodean. Y tenemos que permitirnos ser naturales y espontáneos, como lo éramos de niños.
Llorar, golpear un cojín con los puños, gritar, ayuda a que las emociones se liberen, a que el cuerpo se relaje y que nos sintamos serenos de inmediato.

Luego nos sentamos, cerramos los ojos y meditamos: observamos todo lo que sucede dentro y fuera de nosotros, sin juzgar ni querer cambiar nada. Y en ese estado de silencio interior podemos comprender la raíz de la emoción que sentimos.
Veremos que detrás de la ira suele haber miedo, y debajo del miedo, dolor. Al expresarlos y meditar luego, podemos entonces sanarnos y hacer una transformación.

Con la práctica es posible observar la llegada de la emoción y no ser arrastrados por ella. Veremos que llega como una oleada y luego se va, al igual que lo hacen los pensamientos. Y podremos entonces elegir cómo queremos sentirnos.

La consciencia es el verdadero alquimista. Con el tiempo la ira se convierte en compasión, el miedo en confianza, la avaricia en generosidad… Hasta que finalmente en nuestra energía predomina lo único real: el Amor.

© 2011 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

Amar a las sombras

Hacemos cursos, leemos libros de autoayuda, aprendemos a meditar… Queremos amarnos, crecer y evolucionar… Queremos desplegar todo nuestro potencial, ser amorosos, generosos, estar plenos de armonía, buenos sentimientos y paz… ¡Queremos ser felices, exitosos y brillar!
Pero escondidos en algún rincón de nuestro yo, están nuestros “demonios”: la envidia, los celos, el deseo de controlar y manipular, la avaricia, el miedo, el egoísmo… Una verdadera caja de Pandora que, por todos los medios, queremos evitar, combatir u ocultar.
Pero todo lo que combates te debilita, todo lo que ocultas de ti mismo sigue estando allí de todos modos, y para conocerse y amarse a sí mismo, crecer y evolucionar de verdad, la honestidad es fundamental.

espejo

Para poder amar nuestras sombras tenemos que dejar de lado nuestra mente, condicionada por los demás, por la sociedad y la religión. Tenemos que estar presentes en el aquí-ahora, y vivir con intensidad ese estado o emoción.
El rechazo, los juicios y las críticas no sirven, pues nos hacen sentir culpables y hacen que amarnos a nosotros mismos sea imposible.
Y si comprendemos que en realidad la oscuridad no existe, sino que hay apenas una ausencia de luz, entonces percibimos que amar nuestros lados oscuros y sombríos es fundamental.

Lo primero es la aceptación total e incondicional de todo lo que somos, incluidos esos aspectos que juzgamos o rechazamos, la mayoría de las veces a causa de los condicionamientos que hemos recibido de la sociedad.
Amarnos y aceptarnos aún en medio de la furia, del dolor, la inseguridad, los celos o cualquier otro sentimiento o estado en el que nos encontremos, sea cual sea, y dejando atrás cualquier idea preconcebida de cómo se supone que deberíamos ser.

La aceptación y el Amor tienen una cualidad “milagrosa”: transforman en Luz todo aquello que antes nos causaba horror.

Mirarse al espejo en medio de un ataque de ira, o cuando estamos llorando o temblando de pavor, y en voz alta decirnos: “Te amo y te acepto también con esto, te amo siempre”, ayuda a realizar una verdadera transformación.
De inmediato algo profundo se relaja en nuestro interior. De repente podemos ver nuestra propia belleza aún con el rostro cubierto de lágrimas, o contraído de enojo y frustración. Podemos aceptar y amar nuestra humanidad, y nuestro lado animal, y entonces hemos comenzado nuestro camino en dirección a nuestra divinidad…

luz-u-obscuridad

Sólo así, amando nuestros lados “oscuros”, es que éstos se convertirán en Luz. No hay atajos ni engaños posibles, pues tarde o temprano todo aquello que hemos intentado ocultar o reprimir saldrá a flote de todos modos, ya sea a través de una enfermedad, un ataque emocional incontrolable o una profunda depresión.
Sólo cuando amamos también nuestras sombras, podemos amarnos a nosotros mismos y amar a los demás con totalidad, profundidad y plenitud.

© 2011 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com