Archivo de la etiqueta: ley de atracción

30 síntomas de la Ascensión

La Ascensión es el destino definitivo de nuestro planeta y de todos los seres humanos. Es nuestro destino y también un proceso, que supone un aumento gradual de nuestro estado de Conciencia.

Se trata de pasar de la experiencia en la 3° dimensión -que ha sido el estado que hemos vivido hasta ahora, donde la realidad está basada en la dualidad, la separación y el ego- , a la experiencia en la 5ª Dimensión, basada en el Amor Incondicional, la Abundancia y la Unidad.

Antes pasaremos por un proceso de limpieza en la 4ª dimensión, en el cual debemos sanar nuestras heridas emocionales, perdonar el pasado, ir dejando de lado el ego, y comenzar a vivir en el aquí y ahora. También en esta etapa vamos descubriendo a nuestro maestro interior.

Toda la humanidad está inmersa en este profundo proceso de transformación, aunque muchas personas lo atraviesan sin ser conscientes.

Estos son algunos de los síntomas que te indican que te encuentras transitando este proceso de un modo consciente:

1- ¿Has notado algunos cambios últimamente en tu nivel de consciencia? ¿En la manera de percibir el tiempo? (pasa más deprisa, o más lento). ¿En los encuentros significativos con otras personas? ¿En las oportunidades que se te presentan en la vida?

2- Te replanteas -incluso en medio de la crisis financiera-, tu vida laboral. Sientes la necesidad de trabajar en aquello que resuena con tus talentos, o en empleos donde ayudes a los demás. (en este enlace encontrarás la información del curso que daré próximamente acerca de este tema: Curso on-line “Crea el trabajo de tu vida”).

3- Empiezas a dejar de preocuparte por carencias económicas, y a darte cuenta de que siempre se te provee de lo que necesitas, a cada momento.

4- Empiezan a cumplirse tus sueños de una forma natural.

5-Tus relaciones salen de la dependencia y la toxicidad.

6- Aparece en tu vida tu Llama Gemela, que es el espejo de ti mismo y el máximo maestro del Amor Incondicional.
La Reunión con tu Llama sólo será posible cuando ambos hayan evolucionado lo suficiente. Mientras tanto serán compañeros y maestros uno del otro.

7- El drama desaparece de tu vida y alcanzas maestría en el manejo de tus emociones.

8- Te apartas de dogmas y de gurús, te mantienes con apertura mental pero sabiendo que la máxima fuente de sabiduría está en tu interior.

9- Empiezas a conocer el estado de certeza. Sabes de un modo rotundo que todo va a fluir, desde el momento en que te comprometas.

10- Aprendes a fluir desde la aceptación, y dejas de intentar controlarlo todo.

11- Te empoderas desde el corazón, y no desde la mente.

12- Abandonas el miedo a la opinión ajena, y dejas de opinar sobre los demás.

13- Abandonas la dualidad y sus etiquetas: bueno/malo, correcto/incorrecto, etc.
Esto te lleva a la conclusión de que no existe la oscuridad, de que es “sólo falta de luz”, y te dedicas a iluminar con comprensión tus sombras, y a ver qué esconden.

14- Pasas de la teoría a la práctica: menos libros y seminarios, más acción y disfrute.

15- Aunque en un primer momento, por el proceso de limpieza, puedes desarrollar dolencias, con el tiempo tu salud integral mejora mucho.

16- Menos es más: empiezas a encontrar placer en las cosas más sencillas.

17- Eres consciente de las maravillas disponibles para ti donde quiera que vayas, y desarrollas la Gratitud, que es un estado de alta vibración.

18- Te liberas de los roles que no te corresponden, y sientes un fuerte deseo de realizar aquello que sí sientes que es tu papel en el mundo. Estás más en contacto con la voz de tu alma, que te dice cuál es tu sitio.

19- Aumentan la empatía y la telepatía.

20- Manejas el poder de la intención. Ya no haces las cosas porque sí, sino que las haces con una intención consciente, lo cual ayuda a una rápida manifestación.

21- Aprendes de una forma natural a no entrar en las proyecciones y expectativas del otro.

22- Te vuelves mucho más creativo. Al estar más en contacto con la Fuente, necesitas encauzar esa energía en procesos creativos.

23- Sonríes y ríes más. A medida que vas Despertando, comprendes que en la 3° dimensión todo es un juego, y ya no te enredas en las ilusiones del ego, ni te enfadas.
Eres capaz de reírte hasta de tus tropiezos.

24- Aumentan el Amor y la compasión por todos los que te rodean, incluidos los animales.

25- Aprendes a vivir en el aquí y ahora. La ansiedad, la preocupación y el estrés van desapareciendo de tu vida.

26- Aumenta la sensación de paz, mientras disminuyen el miedo y la inseguridad.

27- Tu niño interior está bien atendido, y por ello no tiene rabietas. Has aprendido a escucharle, a darle Amor y alegría.

28- Te sientes en Unidad con todo lo que Es.

29 -Te ocupas más de tu salud, prestando especial atención a la alimentación saludable.

30 – Disfrutas mucho estando a solas contigo mismo.

© 2019 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero sin alterarlos y citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

Curso on-line “Crea el trabajo de tu vida” – 7 de diciembre

Cada vez más personas sienten la necesidad de dejar de trabajar sólo para ganar dinero. Otras pierden sus empleos, y se preguntan qué harán profesionalmente a partir de ahora.

En estos tiempos de grandes cambios que la humanidad está atravesando, es vital que todos nos dediquemos a hacer aquello que nos hace felices.
Sólo así podremos sentir Amor Incondicional, por nosotros mismos y por los demás.

Con este curso on-line podrás descubrir cuál es tu verdadera vocación y cómo llevarla a cabo, para que puedas ganar dinero haciendo aquello que más amas.

SÁBADO 7 DE DICIEMBRE

Horario: 19 hs de España,  12 hs de México, 01:00 pm de Miami

*Curso de 3 horas de duración.

Este curso por internet es para ti:

-Si te sientes insatisfecho y limitado con tu trabajo actual

-Si crees que no puedes ganar dinero haciendo aquello que amas

-Si piensas que hay que sacrificarse y luchar para ganar dinero

-Si estás sin trabajo y no sabes a qué dedicarte

-Si quieres aportar algo valioso al mundo

ESTE CURSO HA SIDO CREADO PARA QUE TE SIENTAS ABUNDANTE, PLENO Y REALIZADO

-Aprenderás a cambiar tus creencias, para que puedas crear la realidad que de verdad deseas.

-Descubrirás la mejor versión de ti mismo.

-Harás una meditación guiada, para que tu Yo Superior o alma te guíe a crear el trabajo de tus sueños.

-Recibirás herramientas para que tu vocación sea tu fuente de abundancia, aún en medio de un ambiente de crisis.

-Contarás con la grabación del curso para seguir con la práctica.

APORTACIÓN: 33 euros, 35 dólares o 500 pesos mexicanos.

INSCRIPCIONES: Si vives fuera de México, envía un e-mail indicando tu país a: shantidasi21@gmail.com

Si vives en México, puedes hacer el depósito en esta cuenta:
BANCO BANAMEX
Titular: Enriqueta María Olivari Tenreiro
Nº de cuenta: 7002/5671072
Número tarjeta (para pagar en Oxxo): 5204 1654 6015 7195
Clabe interbancaria: 0025 4070 0256 7107 24 (para transferencias por internet).

*Una vez realizado el pago, envía una foto del comprobante a: shantidasi21@gmail.com

*Cuando hayas realizado el pago, recibirás un e-mail con el enlace para entrar en la sala de conferencias.

*Si no puedes estar presente ese día, recibirás la grabación del curso.

“Gracias a este curso ya comencé una carrera que ni me hubiera imaginado, en bienes raíces. Y a través de mi servicio ayudo a cumplir el sueño de mucha gente. Yo creía que sólo a través de temas espirituales como Reiki o yoga se puede ayudar, pero me he sorprendido al comprobar que mi trabajo también es una manera de ayudar  a los demás, como mi misión de vida. ¡Gracias Enriqueta, es un hermoso curso!”. Erica Ríos Dávalos, México.

Todos tenemos valiosos dones y ha llegado el momento de compartirlos!

© 2019 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero sin alterarlos y citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

Los cinco compromisos del ser humano

A lo largo de mi trayectoria ayudando a las personas y tras observar qué tipo de bloqueos, situaciones y energías sujetan los problemas que tienen, he elaborado una pequeña teoría acerca de los compromisos que parece adquirir el alma al encarnar como ser humano. Se les podría considerar también como peajes que en principio hay que pagar. Esos compromisos son:

– El compromiso con la biología. Éste parece el más fuerte de todos. Si has leído la PARTE 3 de la trilogía y has leído lo que expongo sobre los descubrimientos del doctor Hamer, sus Leyes Biológicas y su Nueva Medicina, ya sabes de qué trata este compromiso. Este compromiso se basaría en que el alma se presenta ante la biología y ésta última le dice: “Te presto mi formato de cuerpo físico a cambio de que me ayudes a asegurar la supervivencia de la especie”. O sea, que el “precio” que hay que pagar por tener un cuerpo físico es que la biología va a intentar que sobrevivas a toda costa porque la especie tiene que perpetuarse. Y si alguien se cae en el intento, a la especie (a la biología) le da igual, porque lo importante es siempre salvar a la mayoría.

El compromiso con los padres. Se suele decir entre los más entendidos en temas de espiritualidad que las almas tienen a 7 parejas de padres entre las que elegir antes de encarnar. También se dice que por vibración y por proyecto de vida, simplemente las almas captamos qué padres vibran mejor con lo que queremos experimentar en la siguiente encarnación. A muchas personas que les comento lo de las 7 parejas de padres a elegir me dicen algo así como: “¡No quiero pensar cómo serían las otras parejas!”. Y es que parece que pocas personas están contentas con los padres. Eso sí, los hay también que tienen devoción por papá o por mamá, y también quienes tienen devoción por los 2 padres al mismo tiempo y suelen ser personas bastante armónicas y equilibradas.

Bueno, pues digamos que al acuerdo entre almas es el siguiente. El alma del futuro bebé pone sobre la mesa su deseo de venir a la Tierra, y las almas de los padres les dice: “Te vamos a recibir, te vamos a dar la vida para que vengas, pero tú tienes que hacer algo a cambio para nosotros”. Quienes sepan sobre temas de descodificación, esto les sonará a el proyecto sentido. Es decir, que los padres, consciente o inconscientemente ya tienen alguna labor para su hijo o hija, ya tienen un proyecto. Ese proyecto puede ser cualquier cosa: cuidarlos cuando sean mayores, ser lo que no ha podido ser papá o mamá, juntar a la pareja porque estaban en crisis, salvar a las personas, dedicarse a lo mismo que se dedica papá o mamá, parecerte a alguien que admira papá o mamá, etc. Ese proyecto o papel que asume el alma del niño puede ser de cualquier tipo, y será algo con lo que ya cuente antes de encarnar. Es decir, que nosotros mismos, somos más responsables de lo que parece de aquello que nos pase, porque ya empezamos incluso eligiendo padres.

Para consuelo de todos, esto es como un pre-contrato que, en el caso de detectarlo y que no te esté beneficiando, se puede hacer algún tipo de ritual para rescindir ese contrato explicando simbólicamente a los padres que estar así es algo que no te beneficia y que tampoco les beneficia a ellos.

– El compromiso con el linaje o clanEl linaje o clan también tiene su papel en esta historia.  Por el nombre que se le ponga al bebé, por su fecha de nacimiento comparada con la fecha de nacimiento o muerte de algún miembro del clan o por cualquier otro criterio de afinidad, digamos que siempre hay un antepasado que tiene preferencia a la hora de encargarle algo de “trabajo” al nuevo miembro del clan. Y para verlo de forma gráfica y a modo de cuento, digamos que cuando el bebé está en la cunita viene el alma del abuelo, de la abuela, de la bisabuela, etc., y es como si le dijera al oído: “Te permitimos ser parte del clan a cambio de que tú, para que nuestro linaje sobreviva y se perpetúe de la mejor manera, repitas lo que yo hice porque me fue bien y así a ti también te irá bien… o haz lo contrario de lo que yo hice porque yo actué mal y estoy arrepentido/a… o lleva cuidado con x cosas o actitudes o personas porque corres peligro, etc.”. El ancestro que te haya “tocado” va a cargar al alma recién encarnada con un compromiso a través de un trabajo que le encarga o de unas recomendaciones de vida que el alma del bebé se compromete a cumplir… de momento.

Al igual que pasaba con los padres, esta carga también se puede soltar simbólicamente argumentando mediante un ritual que la persona actual ya ha adquirido un conocimiento que hace innecesario seguir actuando de cierta manera, agradeciendo al ancestro por su recomendación y sanándolo a través de un conocimiento más sabio. Por suerte, estos trabajos que se aceptan desde pequeñitos no son una carga que se haya de llevar siempre si te está perjudicando. Y es que según el estado evolutivo del ancestro, puede recomendar al nuevo miembro algo que está alejado de las cualidades esenciales del Ser, y cuando el nuevo miembro incluso de adulto se percata de esto, puede hacer un corte con ese compromiso por el bien propio y del linaje.

Añadir que, a veces, es muy fina la línea entre el compromiso con los padres y el compromiso con el linaje, porque los padres también forman parte del linaje y pueden encargarte tanto un proyecto de vida a modo personal como un compromiso en base al linaje. Pero lo más usual es que se repare (repitiendo o haciendo lo contrario) a la línea de abuelos o la línea de bisabuelos.

El compromiso con el planetaSería lo mismo que un compromiso con nuestra casa. De la misma forma que cuando tenemos una vivienda, energéticamente tenemos una especie de compromiso por mantenerla en condiciones adecuadas y por respetar nuestro entorno, pues extrapolemos nuestra casa a nuestro planeta y tenemos un compromiso con esta parte de la Creación. Es como si el planeta nos dijera: “Yo te presto mi tierra, mi aire, mi agua y todas mis cualidades a cambio de que me respetes y me cuides, que respetes el para qué yo he sido creado y te adaptes”. Un planeta limpio, un respeto por los recursos, por las cadenas alimenticias, por la belleza de la naturaleza… es a lo que yo creo que se compromete también el alma que viene a hacer uso de esta maravilla de casa física que es la Tierra.

Me da la impresión de que Creadios tiene un especial cariño por la Tierra y que si en un momento dado el ser humano fuera tan idiota como para intentar hacer estallar el planeta, tal vez sólo en ese caso, habría un mecanismo de defensa. Es decir, que Creadios no interviene salvo en casos extremos. No tiene mucha pinta de que eso sea así, pero me gusta pensarlo. También creo que el planeta tiene una fortaleza tremenda y que el ser humano no es capaz de cargárselo. Como mucho, la Humanidad podría cargarse a la propia Humanidad, pero tal vez siempre quedaría alguien para seguir con la rueda de encarnaciones para que Creadios se divirtiera en su pantalla de cine. Ahora mismo se tiene que estar divirtiendo de lo lindo con cómo están las sociedades. No estaría de más que interviniera un poco. Tanto dolor, tanta película dramática también se debe de hacer aburrido para ello.

El compromiso con Creadios. El acuerdo que se hace en última instancia con Creadios es que ello te dice: “Te meto en la rueda de la encarnación a cambio de que vayas recuperando los libros que te he escondido, a cambio de que vayas recordando lo que eres y tus cualidades esenciales. Puedes emplear las encarnaciones que necesites, y cuanto antes lo recuerdes todo, antes disfrutarás de volver a Casa e incluso de un premio especial aparte del premio que suponen todas las experiencias de todas tus encarnaciones”. Quiero pensar que hay una especie de premio para quien completa todo el aprendizaje y vuelve al origen con todas las cualidades. Tal vez ese premio sea el darse el gustazo de vivir 1 o más encarnaciones disfrutando de estar encarnado, con salud hasta el fallecimiento y haciendo tal vez grandes cosas por las otras almas que siguen aprendiendo-recordando.

Sigo creyendo que el Creador no interviene en este juego. Tal vez en los planos más sutiles de nuestro ser, junto con otras almas, nos hayamos montado algún sistema de premios o algún tipo de competición o algún tipo de plan, pero yo siento que ese plan está creado precisamente por nuestras almas que están aparentemente separadas del Creador. Y que al Creador en sí, ni le va ni le viene que tardemos más o menos en conseguir ciertos objetivos. Él observa y, como decía en el punto anterior, sólo en momentos límite puede intervenir.

La realidad es que podemos elucubrar con todas las versiones o explicaciones a nuestra realidad que queramos, porque me parece que siempre nos quedaremos muy lejos de la verdad real. Pero si un “cuento” como el que te he propuesto nos sirve para llevar una vida mejor, pues bienvenido sea, ¿no te parece?

© 2018 Pedro Gea Martínez – Extracto del libro La Creaticidad parte 1:  “Tu vida exterior refleja tu vida interior”. Más información: http://www.lacreaticidad.com

© 2018 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos sin alterarlos, citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

La lucha no es necesaria

Hace tiempo escribí un artículo en el cual explico que la energía del ego masculino ha dominado el mundo, y cómo sus efectos han resultado sumamente nocivos (puedes leerlo aquí: https://shantidasi.wordpress.com/2012/08/28/el-regreso-de-lo-femenino/).

Esta energía masculina mal canalizada nos ha llevado a creer que debemos luchar contra todo: contra los pensamientos, las emociones, contra el cuerpo… Inevitablemente, si luchamos contra nosotros mismos acabaremos luchando contra los demás. Ese es el origen de todas las guerras.

También nos han hecho creer que para gozar de prosperidad debemos luchar y sacrificarnos. Pero gracias a la Ley de Atracción podemos aprender a hacer realidad nuestros sueños sin tantas dificultades o esfuerzo. Es cierto que debemos trabajar, pero si hacemos lo que amamos no supone una lucha, sino un gran gozo.

La lucha no es necesaria. De hecho para crecer y transformarnos lo primero que debemos hacer es aceptar, lo cual no implica ningún tipo de lucha, sino todo lo contrario.

Querer controlar los pensamientos no funciona, y si lo has intentado ya sabes que ese no es el camino. Los pensamientos se observan sin juzgarlos, es decir, sin ponerles etiquetas como “positivo” o “negativo”. Mientras meditamos sólo observamos y aceptamos lo que sea que percibamos: pensamientos, sensaciones, emociones… De este modo poco a poco dejas de identificarte con tu mente; tú eres la consciencia que la observa, con aceptación y desapego.

Las emociones tampoco deben ser controladas o reprimidas; luchar contra lo que sentimos no es efectivo. Si tenemos emociones intensas, entonces las expresamos a solas, y luego nos dedicamos a meditar, o sea a observar sin juzgar lo que ocurre en nuestro interior. De este modo las emociones se transforman por sí mismas, y poco a poco nos vamos liberando de la ira, el miedo o cualquier emoción que prevalezca.

También nos han condicionado a pensar que debemos luchar contra las enfermedades, como si ellas fueran un enemigo que hay que combatir a cualquier precio. Afortunadamente, gracias a un conocimiento científico ampliamente comprobado, ahora tenemos la oportunidad de descubrir que la lucha contra las enfermedades no tiene el menor sentido.

Las enfermedades en realidad no existen, pues son simplemente mecanismos naturales del cuerpo humano, que se activan para que podamos sobrevivir a ciertos eventos traumáticos.

Este conocimiento nos libera del miedo, la lucha, los tratamientos costosos y nocivos, y nos ayuda a comprender que el cuerpo humano fue diseñado de un modo perfecto. Él no está programado para matarnos.

Para amar a nuestro cuerpo es necesario saber cómo funciona, y así podremos acompañarlo de un modo amable en su proceso natural de curación. Nuestro cuerpo ha sido programado para curarse a sí mismo, lo cual es una excelente noticia (en mi libro Mi querido cáncer comparto mi propia experiencia, y explico de qué se trata este descubrimiento científico, que en realidad es un canto a la vida y a la sabiduría de nuestro cuerpo).

En lugar de luchar, desgastarnos y acabar exhaustos -sin lograr los resultados que deseamos-, podemos informarnos, aprender nuevos caminos, aceptar y fluir con lo que somos y con lo que nos sucede.

El mundo cambiará si cada ser humano que lo habita también cambia. Tenemos la oportunidad de crear un mundo más humano, amoroso y comprensivo, y si abandonamos la lucha marcaremos una gran diferencia.

© 2018 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos sin alterarlos, citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

Salud, dinero y amor

Todos queremos sentirnos bien. Todos queremos ser felices.

Para saber dónde estamos buscando nuestra felicidad basta con que respondamos una sencilla pregunta: ¿qué debería cambiar en nuestra vida para sentirnos plenamente felices? Sea cual sea nuestro problema es casi seguro que pertenece a una de estas tres categorías que parecen abarcarlo todo: salud, trabajo y relaciones (o salud, dinero y amor, como dice la canción).

Sé que es un error condicionar la propia felicidad a cualquier situación externa, pero la verdad es que hay problemas que me preocupan y me hacen olvidar que puedo disfrutar plenamente de mi presente tal como es ahora.

El momento presente, es decir, ese único instante en el que todas las cosas suceden, encierra un tesoro de alegría, plenitud y paz que tal vez sólo hemos experimentado en algunos raros momentos.

Existen numerosas referencias acerca de esta posibilidad que está siempre a nuestro alcance pero que, sin embargo, normalmente no podemos descubrir. Algunas son historias o parábolas, como la del anciano que mendigaba sentado sobre un simple cajón, que llevaba siempre con él, y que era una de sus muy pocas pertenencias. Un día le pidió limosna a un Maestro que pasaba por el camino, quien se disculpó porque no tenía dinero para compartir, pero le sugirió que revisara bien su cajón, el que finalmente, para sorpresa del mendigo, resultó haber estado siempre lleno de monedas de oro. O como el relato que cuenta que durante la Creación, la felicidad quedó escondida en el interior de cada ser, para recompensar a los más sabios o a los más simples, es decir, a los únicos que la buscarían allí.

¿Dónde estamos buscando la felicidad? Para encontrarla no hay que hacer una búsqueda interminable ni emprender un largo y peligroso viaje, como en los dos cuentos mencionados.

Igual que una casa abandonada

Cualquier casa que queda deshabitada se deteriora con el paso del tiempo. También puede pasar que algún intruso la ocupe. Obviamente ambas situaciones perjudican al legítimo dueño.

Salvando las distancias, algo parecido sucede con el momento presente. Podemos vivir plenamente en él, experimentándolo con completa consciencia, o podemos abandonarlo. Si nos identificamos con la incesante corriente de nuestros pensamientos (casi siempre negativos, que nunca se detienen), literalmente abandonamos nuestro “aquí y ahora”… y nuestra vida entonces se deteriora. El ego es ese intruso que ocupa en nuestra mente el legítimo lugar que nos corresponde ejercer, que es el de sentir, experimentar, ser conscientes… En lugar de eso, “pensamos” durante todo el día.

Pensar, pensar y pensar, sin que en realidad haya una razón para hacerlo, sin que haya un problema real que requiera ser analizado (lo cual sólo puede llevar unos momentos), es innecesario y profundamente desgastante.

Nuestra mente crea nuestra realidad. Y aunque no estemos atentos y conscientes para crear de manera deliberada las experiencias positivas que queremos vivir, de todas maneras seguiremos creando. Pero serán esos procesos inconscientes, normalmente negativos, los que irán tejiendo nuestra vida. Y nuestra salud, nuestro trabajo y nuestras relaciones reflejarán la falta de atención o de consciencia con que estemos viviendo el presente.

El primer paso es abrir bien los ojos y mirar atentamente el milagroso mundo que nos rodea.

Y sin más demora: echemos al okupa y volvamos a casa. ¡Ya es hora!

Axel Piskulic

© 2018 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos sin alterarlos, y citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

Visualiza tu trabajo ideal

Desde muy joven siempre he trabajado haciendo aquello que de verdad quería. La satisfacción que he sentido a lo largo de toda mi vida profesional ha sido inmensa, y deseo que los demás puedan sentir la misma realización y felicidad.

Por eso he estado escribiendo artículos que pueden ser de gran ayuda para crear la realidad que deseas, y están basados en mi experiencia personal.

Muchas personas se están sintiendo insatisfechas con su empleo o trabajo actual. Cada vez hay más gente deseando realizar su verdadera vocación, aportando sus dones y talentos al mundo.

Sin embargo, a veces uno no sabe todavía a qué se quiere dedicar. O entonces se siente un poco confundido, entre dos o más opciones.

Esta visualización te ayudará a descubrir cuál puede ser tu profesión ideal, y así poder manifestarla en tu realidad.

-Haz esta visualización en un momento que te encuentres tranquilo, y asegúrate de que no te interrumpirán.

-Hazla como un juego, sin preocupaciones ni ansiedad.

-Respira hondo varias veces antes de realizarla, sintiendo que con cada exhalación tu cuerpo se relaja más y más. Exhala todo el aire, dejando que junto con él se vaya cualquier tensión.

-Responde espontáneamente a las preguntas del ejercicio, sin darle vueltas con la mente.

-Puedes leerlas o grabarte las siguientes preguntas, y mientras las escuchas las vas respondiendo con tu imaginación.

-Ten papel y bolígrafo a mano, para ir apuntando las respuestas que te irán surgiendo. Y entonces, comienza:

Imagínate que vives una vida verdaderamente alegre y llena de amor.

¿Cómo responderías a las siguientes preguntas?

1- Qué actividades estás realizando o qué tipo de aptitudes estás usando: ¿leer, hablar, negociar, aconsejar, pensar, escribir, organizar o dirigir; trabajar con niños, correr, practicar un deporte, trabajar con objetos, crear cosas, arreglar máquinas y equipos técnicos; o trabajar con las plantas, los animales o datos informáticos?

2- ¿Cuántas horas a la semana dedicas a tu actividad laboral? ¿Cuál es tu horario? ¿Cuántos días seguidos trabajas por mes o por semana?

3- ¿Tienes un trabajo ajetreado, con mucha actividad física, o te desenvuelves en una atmósfera tranquila y relajada?

4- ¿Trabajas cada día con las mismas personas? ¿Cómo son? ¿Cuál es tu papel entre ellas? ¿Qué porcentaje del tiempo trabajas solo?

5- ¿Cómo es tu entorno laboral? ¿Está al aire libre o en un edificio, trabajas en tu casa o en un centro u oficinas? ¿Viajas? ¿Si es así, dónde y con qué frecuencia? ¿Trabajas en la ciudad o en el campo?

6- ¿Cuál es tu estatus o el papel que juegas? ¿Cuáles son tus responsabilidades? ¿Tus oportunidades de ascenso? ¿For­mas parte de un equipo? ¿Trabajas para una empresa, grande o pequeña, o eres autónomo? ¿Tienes un único empleador, un grupo de empleadores o contratas tus servicios con varios clientes?

Imaginándote esta vida feliz con cada vez más detalles, continúa afinando y expandiendo tus respuestas, pensando en más posibilidades y opciones e imaginándote con cada vez más cosas que la vez anterior.

Podrías aclarar tus ideas con respecto a lo que deseas concentrándote en ello y eliminando los límites de lo que te parece posible.

Estás creando un modelo que le indica a tu Yo Superior (aquella parte de ti que es la más consciente, y que existe en una dimensión más elevada) cómo sería tu vida ideal. Contestando a estas preguntas, tu Yo Superior ya se pone en acción para poder llevar esta vida ideal hacia ti.

Lo hará trayéndote ideas, contactos, información y todo lo que necesites para que puedas dedicarte a tu verdadera vocación.

Artículos relacionados: 

-Focaliza tu atención y atrae lo que deseas

Cómo hacer realidad tus sueños

© 2018 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos sin alterarlos, citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

 

 

 

Focaliza tu atención y atrae lo que deseas

Todos creamos nuestra realidad, consciente o inconscientemente. Lo hacemos con los pensamientos o creencias, y también con las emociones. Dependiendo de lo que pienses y sientas, así será la realidad que crearás para ti.

Como muchas personas no están conscientes de que son ellas mismas quienes crean su realidad, le echan la culpa a factores externos (la familia, los amigos, el jefe, la sociedad, etc.) por las realidades que experimentan y no les gustan.

El primer paso es hacerse responsable: sabes que tú creas tu realidad, y ya no le echas la culpa a nadie, ni esperas que los demás te brinden aquello que tú mismo debes darte.

Entonces te sientes poderoso y también libre, pues puedes cambiar cualquier situación que hayas creado y que no te hace feliz.

Además de las creencias y las emociones, la atención es otro ingrediente fundamental para crear la realidad con consciencia. Pues según una de las Leyes de Atracción, donde pones tu atención aquello crece y aumenta.

Para crear realidades armoniosas, que sean coherentes con lo que de verdad deseamos, es sumamente importante dirigir nuestra mirada a aquello que queremos manifestar o atraer a nuestras vidas.

Si estás en contra de la guerra, habrá más guerras en el mundo. Es mucho más efectivo estar a favor de la Paz. La diferencia puede parecer sutil, pero es inmensa.

Si quieres Abundancia, focaliza tu atención en todo lo que ya tienes, disfrútalo y y agradécelo de corazón, pues las emociones son un poderoso imán para atraer lo que deseamos.

Si te enteras de que ha sucedido algo en tu país que te resulta injusto, puedes tomar alguna acción, como firmar una petición al gobierno, por ejemplo. Pero luego de actuar en favor de lo que quieres que se manifieste, no sigas pensando o hablando de aquella situación. De lo contrario estarás haciendo que ese tipo de situaciones sigan existiendo y propagándose, incluso con mayor fuerza, sobre todo si insistes en expresar abiertamente tu ira, odio o indignación.

Es natural que te sientas así, y puedes expresar esas emociones a solas para libertarte de ellas. Pero una vez que lo hayas hecho, conecta enseguida con algo positivo que también esté ocurriendo en tu país o en el mundo. La vida está llena de buenas noticias, aunque éstas no suelen aparecer en los periódicos o en la televisión.

Lo que vemos en el mundo es apenas el reflejo de lo que sucede en el interior de los seres humanos. Para cambiar el mundo, cada uno de nosotros debe hacer un profundo cambio de consciencia.

Si estás pasando por una situación desafiante, en lugar de poner tu atención en el problema, y sufrir o preocuparte, presta atención a todas las lecciones que aquella circunstancia te está trayendo: quizás puedas desarrollar la paciencia, la fe o tu fortaleza interior.

Toma la decisión de enfocar siempre tu atención en lo bueno, lo bello, lo útil o agradable, para crear la vida que realmente deseas. Así también contribuirás a la creación de un mundo más humano, pacífico y amoroso.

© 2018 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos sin alterarlos, citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

 

 

 

¿Hacia dónde voy?

Como mencioné en mi artículo Tiempos de vulnerabilidad muchas personas estamos experimentando la necesidad de dejar atrás relaciones, empleos o actividades profesionales, aún cuando no tenemos una idea clara hacia dónde nos dirigimos, o qué resultará de estos cambios que ansiamos realizar.

Ha llegado el momento de ser honestos con nosotros mismos, y tener la valentía de disponernos a hacer realidad nuestros sueños, pues para muchos ya no es suficiente contar con una economía estable. Además de ganar dinero, queremos realizarnos y poder expresar la verdad de quiénes somos.

Puede ser una tarea desafiante, pero estamos preparando el terreno para recordar que somos dioses creadores, y que podemos crear nuevas realidades, a cada momento.

¿Qué soñabas hacer cuando eras más joven? ¿Cuáles son tus dones, que se manifiestan haciendo aquello que más amas, aún cuando no  ganas dinero con ello? Las respuestas a estas preguntas pueden darte valiosas pistas acerca del camino a seguir.

Comienza a realizar aquello que te encanta, aunque sea sólo como un pasatiempo. Mientras lo haces pierdes la noción del tiempo, te sientes en paz, feliz o realizado.

Sueña, imagina y visualiza escenarios en los cuales te ves a ti mismo realizando aquello, y teniendo éxito. Ya lo estás viviendo, en el presente. También presta atención a lo que sientes, pues son las emociones, además de lo que visualizamos, lo que atrae como un poderoso imán lo que de verdad deseamos.

Ten paciencia contigo mismo. Este proceso puede llevar tiempo, pero si te mantienes firme en tu visión, dando pequeños pasos a diario para manifestarla, probablemente en algún momento comiences a recibir señales, oportunidades o el impulso necesario para actuar y poder compartir con el mundo tu nueva realidad.

Yo misma estoy pasando por este proceso. Durante los últimos cinco años me he dedicado a dar talleres basados en mi libro El amor de tu vida en varias ciudades del mundo. Pero mi cuerpo me dijo “basta”, pues se siente exhausto. Además mi verdadero sueño, desde niña, siempre ha sido ser escritora. Así que ahora me estoy dedicando de lleno a escribir nuevos artículos para este blog, y a acabar un nuevo proyecto.

Sin embargo, muchos de lo que ya están trabajando en aquello que aman, están pasando por dificultades económicas. Cuando esto sucede debemos recurrir a nuestra creatividad: algunos piden donaciones, otros ofrecen descuentos en sus servicios, y muchos otros tienen que perfeccionar el estudio de la Ley de Atracción, para manifestar abundancia sin tanto esfuerzo.

Otras personas están experimentando cambios en sus relaciones afectivas. Algunas sienten la necesidad de dejar atrás aquellas relaciones que ya no le aportan nada significativo, mientras van apareciendo en sus vidas nuevos contactos y conexiones.

Mientras te re-creas a ti mismo practica el desapego, sabiendo que al dejar partir lo que ya fue, estás abriendo espacio para lo nuevo. Sigue adelante y confía, pues quizás antes de lo que imaginas ya estarás viviendo plenamente tu nueva realidad.

*Suscríbete a mi blog para recibir mis publicaciones, promociones y novedades por correo electrónico. 

© 2018 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero sin alterarlos y citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

 

Las claves del éxito

Solemos medir nuestro éxito basándonos en números y estadísticas: cuántos clientes tenemos, cuántas personas han hecho clic en el “me gusta” de nuestra página de Facebook, cuánto dinero hay en nuestra cuenta bancaria…
Pero el éxito puede experimentarse desde perspectivas más amplias, y no está confinado a nuestro trabajo o negocio.

El éxito, como la Abundancia, también es un estado interior. Por eso no depende exclusivamente de los parámetros de la sociedad.
Puedes sentirte exitoso por haber preparado un plato de comida que te quedó delicioso, y puedes sentirte un fracasado porque no tienes varios miles de seguidores en las redes sociales.
Por esta razón es importante que, para sentirte una persona de éxito, definas qué significa el éxito para ti, y que no te compares con nadie.
Cada uno de nosotros es único y tiene su propio camino, por eso las comparaciones son innecesarias, e incluso nocivas.

éxito

Si te dedicas a hacer aquello que Amas, que te llena de alegría y plenitud, ya eres exitoso, más allá de los resultados externos o económicos. Y con perseverancia, paciencia y dedicación, ese éxito que sientes en tu corazón también se manifestará en tu realidad externa, cuando llegue el momento.

Hay algunas claves que te pueden ayudar a sentirte exitoso:

-Ámate a ti mismo en todos los aspectos. Así podrás sentirte merecedor del éxito que anhelas.

-Valora todos tus dones y talentos. Por más sencillos que te puedan parecer, son importantes.
Eres tú quien determina el valor de lo que haces u ofreces, no puedes depender de la aprobación externa.

-Agradece a diario y de todas las maneras que puedas todo lo que tienes y ya existe en tu realidad, en todas las áreas de tu vida. Agradécele a las personas, a ti mismo, a Dios o al Universo.

-Focaliza tu atención en todos los pasos que has dado, en todo lo que ya has avanzado, sin pre-ocuparte por todo lo que falta andar o realizar. Está bien tener planes e intenciones para el futuro, pero no te obsesiones ni dejes de apreciar todo lo que ya has conseguido.

-Dedícate en tu tiempo libre a hacer aquello que de verdad te satisface, aunque aparentemente no pueda darte dinero. Es el disfrute, la alegría, la paz y la satisfacción que sientes al hacerlo lo que te brinda la sensación de éxito.

dones

-Sé generoso, confía en ti mismo y en tus capacidades. Si tienes dones, debes compartirlos, del modo que sientas que es adecuado para ti. No te juzgues ni juzgues tus talentos, ofrécelos al mundo… o a tu vecino.

-No te detengas en los obstáculos o las dificultades. Si encuentras el modo de enfrentarlos y resolverlos, adelante. Si no es así, busca nuevas opciones, otros caminos o posibilidades.

-Recuerda que los errores no existen, pues son apenas oportunidades de aprender algo. Pon tu atención en descubrir qué puedes aprender de cada experiencia. Cuando hayas integrado la lección, ¡has obtenido el mayor de los éxitos! Ya que en realidad hemos venido a este mundo para disfrutar y crecer…

crecer es un gran éxito

©2014- Enriqueta Olivari. Se pueden reproducir los contenidos, pero citando a la autora y al sitio: http://www.sanatualma.com

El camino del corazón

“La gratitud es como un gran sol que brilla en nuestro pecho, y con su calor disuelve las fronteras ilusorias entre tú y yo”.
Hace muchos años escribí estos versos, y con el paso del tiempo he comprobado hasta qué punto son ciertos…

Poder sentir y expresar gratitud es, en realidad, un regalo que nos damos a nosotros mismos. Este sentimiento nos conecta, nos recuerda lo unidos que estamos a todos y a Todo, y nos devuelve la alegría que sentíamos cuando éramos niños.
Además la gratitud es un poderoso imán: cada vez que centramos nuestra atención en agradecer cada simple momento, todas y cada una de las cosas que poseemos, la amistad y el Amor que nos acompañan, o lo que sea que hayamos recibido, atraemos a nuestras vidas más de todo aquello.

Pero a veces tenemos ciertas resistencias en demostrarnos agradecidos. Tememos que, al hacerlo, nos sintamos en deuda, o entonces no agradecemos porque en el fondo sentimos que no merecemos lo que nos han brindado.
Ser conscientes de estas resistencias y superarlas es muy importante para poder amarnos a nosotros mismos. Pues si reconocemos el valor de aquello que recibimos, estamos reconociendo también nuestro propio valor.
Y al mostrarnos sinceramente agradecidos, motivamos a los demás y al propio Universo a que nos sigan dando, pues así expresamos nuestra disponibilidad en estar receptivos.

A veces nuestras expectativas son tan altas, que no apreciamos ni agradecemos lo que tenemos o hemos recibido. Y al hacer esto bloqueamos la energía, y el flujo del dar y el recibir se ve interrumpido.
Para poder sentir auténtica gratitud debemos ser humildes, y comprender que todo lo que necesitamos de verdad llegará, a su debido momento. Pero si no somos capaces de agradecer lo que ya está llegando o ya hace parte de nuestras vidas, entonces le cerramos el paso a lo que está en camino.

Para desarrollar este hermoso y profundo sentimiento en ti mismo, puedes comenzar el día haciendo una lista mentalmente, o por escrito, de todos los bienes materiales que posees, incluyendo hasta el objeto más ínfimo.
Luego agrega a la lista todas las personas que hacen parte de tu vida y con las cuales compartes Amor, amistad o cariño. También puedes sumar todas tus cualidades y dones, todo aquello que te hace único, incomparable, y por lo cual puedes sentir gratitud.

Y así vamos descubriendo que podemos sentirnos agradecidos por el simple hecho de estar vivos, o por ningún motivo en particular… La gratitud en realidad es un estado interior, al que podemos recurrir varias veces al día, para mantenernos en unidad y armonía con el poder del Amor.

Y entonces tu corazón es tan grande, luminoso y cálido como el propio sol.

© 2011 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com