Archivo de la etiqueta: unión

El regreso de lo femenino

Durante los últimos siglos, ha prevalecido en el mundo la energía del ego masculino: dominación, poder, abusos, guerras y conflictos.
Sin embargo, esta nueva era que ya comenzamos nos incita a que predomine la energía del femenino divino: Amor, generosidad, armonía y Unión.

Cada uno de nosotros lleva dentro una parte masculina y femenina, que pueden ser expresadas desde el ego, y así ser distorsionadas, o manifestarse en su aspecto más elevado, es decir, desde el alma.
El reto para todos en estos tiempos que vivimos es manifestar de un modo consciente las cualidades espirituales de lo femenino, aún siendo un hombre.
Se trata de desarrollar la sensibilidad, la ternura, la compasión, la generosidad y un sentido de Unión con todo ser vivo.

Para esta tarea es imprescindible Amarse a uno mismo en todos los aspectos, haciéndonos conscientes y aceptando incluso nuestros lados más sombríos. Pues sólo el Amor incondicional puede realizar la alquimia de transformar las sombras en Luz.
El siguiente paso es unir y equilibrar ambas polaridades dentro de uno mismo. Buscar la armonía entre el hacer y el ser, entre dar y recibir, entre pensar y sentir… (en mi libro El amor de tu vida comparto varias sugerencias para encontrar ese equilibrio).

Ansiamos que haya igualdad entre hombres y mujeres. Sin embargo la realidad que vemos afuera es sólo un reflejo de lo que sucede en el interior de cada uno de nosotros. Para que podamos ver esa igualdad en el mundo, es necesario que encontremos el equilibrio en nuestro interior, y también en nuestra vida diaria.

Sólo así, danzando entre estas polaridades con armonía y equilibrio, es que podemos realmente sentir la plenitud de estar vivos.

© 2012 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

El alma gemela

Durante miles de años nos han condicionado a creer que hasta que no aparezca alguien “especial” en nuestras vidas, no seremos del todo felices.
Las películas, las novelas y las canciones románticas apoyan esta creencia, que nos lleva a que nos sintamos incompletos o vacíos si no tenemos pareja. O entonces nos sentimos insatisfechos con la pareja que ya tenemos, pues en el fondo tenemos una imagen de perfección que es imposible de alcanzar.

Esta creencia también se ha extendido en el mundo espiritual o metafísico, bajo la forma de la búsqueda de nuestra alma gemela. En algún lugar, en algún momento, aparecerá esa persona única, destinada para nosotros, que hará que con su presencia se disipen todos nuestros temores, problemas y heridas emocionales…

Pero esta búsqueda infructuosa e ilusoria sólo nos muestra que seguimos esperando que el Amor provenga de afuera, cuando la verdad es que ya somos ese Amor, ya lo llevamos dentro, y es en nuestro interior donde encontraremos a nuestra alma gemela.

Todos los seres humanos llevamos dentro una parte masculina y otra femenina, más allá de la forma física que tengamos.
Y las cualidades que nos atraen del sexo opuesto son aquellas que debemos reconocer en nosotros mismos, para descubrir hasta qué punto ya somos una Unidad, ya estamos completos.

En mi libro, “El amor de tu vida“, hay un capítulo titulado “La danza de los opuestos”, en cual comparto diversas maneras de reconocer, Amar y honrar a nuestro polo opuesto en nuestro interior, para que ambas partes se unan, se armonicen y equilibren, pues sólo así podemos sentirnos realmente plenos y libres.
Y en mi taller “Amándote a ti mismo: para vivir en plenitud”, los participantes descubren a su alma gemela en su interior, experimentando una paz y una plenitud indescriptibles.

Se sienten libres de condicionamientos, libres de esperas y expectativas, libres de la mayor ilusión: la de que estamos solos y aislados, cuando en realidad ya llevamos dentro toda la riqueza del Universo.

Sólo así, amando y encontrando en nuestro interior a nuestra alma gemela, podremos vivir la plenitud de la vida, y traer el Cielo a la Tierra.


© 2012 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com