Archivo de la etiqueta: cambio planetario

La lucha no es necesaria

Hace tiempo escribí un artículo en el cual explico que la energía del ego masculino ha dominado el mundo, y cómo sus efectos han resultado sumamente nocivos (puedes leerlo aquí: https://shantidasi.wordpress.com/2012/08/28/el-regreso-de-lo-femenino/).

Esta energía masculina mal canalizada nos ha llevado a creer que debemos luchar contra todo: contra los pensamientos, las emociones, contra el cuerpo… Inevitablemente, si luchamos contra nosotros mismos acabaremos luchando contra los demás. Ese es el origen de todas las guerras.

También nos han hecho creer que para gozar de prosperidad debemos luchar y sacrificarnos. Pero gracias a la Ley de Atracción podemos aprender a hacer realidad nuestros sueños sin tantas dificultades o esfuerzo. Es cierto que debemos trabajar, pero si hacemos lo que amamos no supone una lucha, sino un gran gozo.

La lucha no es necesaria. De hecho para crecer y transformarnos lo primero que debemos hacer es aceptar, lo cual no implica ningún tipo de lucha, sino todo lo contrario.

Querer controlar los pensamientos no funciona, y si lo has intentado ya sabes que ese no es el camino. Los pensamientos se observan sin juzgarlos, es decir, sin ponerles etiquetas como “positivo” o “negativo”. Mientras meditamos sólo observamos y aceptamos lo que sea que percibamos: pensamientos, sensaciones, emociones… De este modo poco a poco dejas de identificarte con tu mente; tú eres la consciencia que la observa, con aceptación y desapego.

Las emociones tampoco deben ser controladas o reprimidas; luchar contra lo que sentimos no es efectivo. Si tenemos emociones intensas, entonces las expresamos a solas, y luego nos dedicamos a meditar, o sea a observar sin juzgar lo que ocurre en nuestro interior. De este modo las emociones se transforman por sí mismas, y poco a poco nos vamos liberando de la ira, el miedo o cualquier emoción que prevalezca.

También nos han condicionado a pensar que debemos luchar contra las enfermedades, como si ellas fueran un enemigo que hay que combatir a cualquier precio. Afortunadamente, gracias a un conocimiento científico ampliamente comprobado, ahora tenemos la oportunidad de descubrir que la lucha contra las enfermedades no tiene el menor sentido.

Las enfermedades en realidad no existen, pues son simplemente mecanismos naturales del cuerpo humano, que se activan para que podamos sobrevivir a ciertos eventos traumáticos.

Este conocimiento nos libera del miedo, la lucha, los tratamientos costosos y nocivos, y nos ayuda a comprender que el cuerpo humano fue diseñado de un modo perfecto. Él no está programado para matarnos.

Para amar a nuestro cuerpo es necesario saber cómo funciona, y así podremos acompañarlo de un modo amable en su proceso natural de curación. Nuestro cuerpo ha sido programado para curarse a sí mismo, lo cual es una excelente noticia (en mi libro Mi querido cáncer comparto mi propia experiencia, y explico de qué se trata este descubrimiento científico, que en realidad es un canto a la vida y a la sabiduría de nuestro cuerpo).

En lugar de luchar, desgastarnos y acabar exhaustos -sin lograr los resultados que deseamos-, podemos informarnos, aprender nuevos caminos, aceptar y fluir con lo que somos y con lo que nos sucede.

El mundo cambiará si cada ser humano que lo habita también cambia. Tenemos la oportunidad de crear un mundo más humano, amoroso y comprensivo, y si abandonamos la lucha marcaremos una gran diferencia.

© 2018 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos sin alterarlos, citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

¿Qué está sucediendo en el mundo?

Recibimos a diario cientos de noticias nefastas… Violencia, hambruna, guerras, corrupción, y un sinfín de desgracias que nos llevan a preguntarnos qué es lo que está sucediendo en el mundo. Pero todo en el Universo obedece a un plan, todo lo que ocurre tiene un propósito, y nada ocurre por azar.

En estos tiempos que vivimos, toda la oscuridad que ha permanecido encubierta en el inconsciente colectivo de la humanidad está saliendo a flote, con el fin de purificarnos y limpiar a nuestro planeta, para que finalmente podamos vibrar en el Amor, en la paz y en la Luz.

luz y sombras

Esta oscuridad ha estado siempre ahí, pero ahora podemos verla y sentirla, pues sólo así es posible transformarla. El Universo entero ahora está conspirando para que nuestro planeta evolucione, y este proceso es sumamente necesario, pues ya no podemos continuar como lo hemos estado haciendo hasta ahora.

Debemos comprender que lo que vemos afuera es apenas un reflejo de lo que llevamos dentro. Todos somos seres amorosos, pacíficos y luminosos, pero también todos llevamos en nuestro interior a una parte egoísta, envidiosa, violenta o avariciosa. Y el mejor modo de contribuir a esta gran cambio que todos anhelamos y necesitamos ver en el mundo, es reconocer nuestras propias sombras, aceptándolas para luego poder convertirlas en Luz.

vibracion-amor-600x400

Es probable que ante lo que presenciamos en el mundo sintamos miedo, ira o desesperanza… Pero debemos recordar que nosotros mismos creamos la realidad, y atraemos lo que pensamos, sentimos y decimos; entonces es necesario hacer el trabajo con uno mismo para recuperar la paz, la fe y mantenernos en el Amor.

Está claro que si podemos hacer algo práctico y concreto para ayudar a alguien, o para mejorar una situación, debemos hacerlo. Pero lo fundamental en estos tiempos es que todos y cada uno de nosotros se transforme, recordando que la unión hace la fuerza, y que cada paso que cada uno de nosotros de en esa dirección será un paso que dará el mundo en dirección a la Luz.

Como bien dijo Gandhi, sé tú mismo el cambio que quieres ver en el mundo.

amor planetario

©2016- Enriqueta Olivari. Se pueden reproducir los contenidos, pero citando a la autora y al sitio: http://www.sanatualma.com

 

 

 

Cambiemos el mundo

El 7 de septiembre se celebra mi llegada a este mundo… Un mundo al que aprendí a amar.

Este vídeo es mi regalo de cumpleaños, para mí misma y para todos los queridos lectores de mi blog. En él aparecen un millón de niños de Tailandia cantando “Cambiemos el mundo”.

Como no está subtitulado al español, he hecho la traducción, pues la letra es muy sabia y hermosa.
Espero que les emocione e inspire tanto como a mí…

Gracias de corazón a todos por acompañarme. Espero que también lo hagan en este nuevo ciclo.

Un fuerte abrazo, bendiciones.

Unámonos para abrir la era de un nuevo mundo,
para eliminar todos los conflictos y diferencias.
Es el momento de que todos nos tomemos de las manos
por fin.
Ahora el mundo está más allá de la curación,
es el momento de cambiar el mundo
como Aquel que lo supo en el pasado.
En este período de nuestro tiempo veremos
antes de que dejemos este mundo
a todos tomados de las manos
para cambiar el mundo,
de la oscuridad a la claridad,
del sufrimiento a la felicidad,
desde el ignorante hasta el sabio.
Debemos cambiar el mundo
siguiendo el camino fácil y relajarnos.
Sé feliz con alegría,
con la misma inocencia de un niño,
todos debemos tomarnos de las manos.
Cierra los ojos gentilmente,
relájate… Relájate.
Calma tu mente en el centro de tu cuerpo
y mira hacia dentro,
en la misma posición de Aquel
que te conoció en el pasado.
Cambia el mundo de la era de la oscuridad
a la era de la luz,
de la vieja era a esta nueva era.
El mundo será como el cielo en la Tierra,
sin clases en las sociedades,
todos seremos igualmente felices,
hablaremos el mismo lenguaje celestial.
Seremos Uno con sonrisas de amor,
seremos amables, el mundo cambiará,
el mundo cambiará.
Unámonos para cambiar el mundo.
Tenemos que hacerlo fácil y relajarnos,
ser alegres con la misma inocencia de los niños,
todos debemos tomarnos de las manos.
Cierra los ojos gentilmente y relájate,
calma tu mente en el centro de tu cuerpo
y mira hacia adentro,
como Aquel que te conoce desde el pasado.

Somos todos Uno

Si nos amamos a nosotros mismos, también amamos, cuidamos y respetamos a la Tierra, pues ella es nuestra Madre.

Este hermoso video nos lo recuerda, y nos inspira y anima a que hagamos nuestra aportación para protegerla.

Afortunadamente cada vez más personas toman consciencia, y entre todos vamos haciendo los cambios tan necesarios para poder seguir habitando en ella…