Archivo de la etiqueta: cambios personales

Las distintas etapas en el camino del Despertar

Existen varias realidades o dimensiones, pues el ser humano puede acceder a diferentes niveles o estados de consciencia. Según el nivel en el que nos encontremos, irradiamos una determinada frecuencia de energía. Y la frecuencia de energía en la que nos encontramos nos permite acceder a una determinada dimensión, y crear un tipo de realidad específico.

Las dimensiones, entonces, no son lugares físicos. Son espacios energéticos a los que nos sintonizamos, dependiendo de nuestro nivel de consciencia. Existen varias dimensiones, aquí describiré las tres más accesibles.

Tercera dimensión o 3D:

En esta dimensión el ser humano está totalmente identificado con su mente. Su vida se rige inconscientemente por programas mentales, patrones de comportamiento, mandatos y condicionamientos sociales. Su existencia se centra básicamente en la supervivencia, tiene poco interés en evolucionar.

La existencia en esta dimensión suele crear vidas miserables; la persona no sabe amarse a sí misma, establece relaciones afectivas marcadas por el sufrimiento, el apego y la dependencia, cae continuamente en los dramas emocionales y a veces experimenta escasez económica.

Para quien vive exclusivamente en esta dimensión no existe la posibilidad de aprender con las situaciones de la  vida, le cuesta perdonar y no se hace responsable de las realidades que crea para sí mismo. Suele echarle la culpa de lo que le sucede a los demás, o a las circunstancias externas.

En esta dimensión no se goza de libertad interior. La vida depende de poderes externos como el gobierno, los medios de comunicación, las reglas de la sociedad, de la familia, etc.

Quien vive en esta dimensión sólo busca una salida más consciente o espiritual después de haber pasado por algún evento extremadamente doloroso o traumático, como la pérdida de un ser amado, por ejemplo.

A veces también puede ocurrir que la persona comienza a darse cuenta de que su vida es vacía, carente de significado, y que debe haber algo más que apenas trabajar para ganar dinero y crear una familia. En entonces cuando comienza su búsqueda espiritual.

Cuarta dimensión:

 En esta dimensión la persona comienza a Despertar y a darse cuenta de que el mundo no es como le quieren hacer creer.

Percibe que los medios de comunicación le manipulan y le mienten, y empieza a pensar por sí mismo, cuestionando el orden establecido.

Busca información que no se divulga en los medios masivos, como la Nueva Medicina Germánica, por ejemplo, e investiga todo aquello que los medios y la sociedad suelen condenar, reprimir o perseguir. (en mi libro Mi querido cáncer hablo acerca de esta Nueva Medicina, que me permitió curarme del cáncer sin seguir el tratamiento convencional).

Puede también participar en movimientos alternativos como la ecología, por ejemplo, y se rebela ante todo aquello que ha mantenido al ser humano esclavizado y engañado.

Quienes permanecen en esta dimensión quieren ayudar a los demás a darse cuenta de lo que realmente sucede en el mundo, y para ello despliegan una gran cantidad de energía.

Suelen sentirse indignados, y muchas veces también furiosos. Son quienes realizan manifestaciones y protestas, escriben artículos y graban videos que, actualmente, acaban siendo censurados.

Algunas de las personas que se encuentran en esta dimensión realmente ayudan a la humanidad a Despertar, y pueden propiciar cambios reales en el mundo.

El obstáculo en esta tarea es la violencia y la agresividad que algunos sienten y expresan, que si bien es comprensible, suele traer consecuencias destructivas.

En esta dimensión uno cae en la batalla entre buenos y malos, ricos y pobres, etc. Muchas personas que siguen el camino espiritual permanecen ancladas en esta dimensión por creer en la lucha entre el bien y el mal, o entre la Luz y la Oscuridad. En este nivel de consciencia aún existen la separación y la lucha.

La quinta dimensión o 5D:

En esta dimensión la persona ya alcanzó un elevado estado de consciencia. Puede sentir de verdad que la fuente del Amor Incondicional se encuentra en su interior. Esto le permite permanecer en paz y centrado, aún en medio de grandes desafíos personales o externos.

Sabe establecer relaciones afectivas sanas y conscientes, en las cuales prevalecen el crecimiento personal, la libertad, el desapego y la armonía. Su aportación al mundo es permanecer en este estado de Amor, paz y alegría, pues sabe que esa su mayor contribución.

Es consciente de que todos somos Uno, y que todo es energía, por lo tanto ayuda al Despertar de la humanidad sintiendo e irradiando continuamente Amor y paz.

En esta dimensión sólo existe la Unión. Quien vive en este estado de consciencia sabe que la oscuridad que ve en el mundo es apenas un reflejo de la oscuridad que cada ser humano alberga en su interior; entonces se dedica a iluminar y transformar sus propias sombras, con Amor y aceptación.

Aquí uno no suele preocuparse por su economía, pues vive en un estado interior de confianza y verdadera Abundancia, y manifiesta con facilidad lo que necesita.

Quienes están en contacto con este nivel de consciencia también actúan en el mundo, ayudando a los demás a través de meditaciones y mensajes, dando cursos, sesiones, conferencias y compartiendo sus herramientas de crecimiento personal. Son las llamadas Semillas Estelares, o Trabajadores de la Luz.

No todas las personas que se dedican a estas profesiones de ayuda están en la consciencia de la 5° dimensión, ni se autodenominan de ese modo, pues algunas no desean ser etiquetadas. Sin embargo es fácil identificarlas, pues su energía irradia Amor y una profunda paz.

En esta dimensión no existen el tiempo ni el espacio, por lo cual se pueden sentir profundamente unidos a quienes aman, aun cuando no pueden verles debido a la distancia física.

Quienes comienzan a acceder a este nivel de consciencia pueden conectar con sus guías espirituales, con su ángel de la guarda y otros seres de Luz.

En esta dimensión se desarrollan sin esfuerzo valiosos dones, como la telepatía. También es posible trasladarse a planos más sutiles, y tener encuentros con los seres amados en el mundo etérico.

Suelen tener sueños lúcidos y visiones, canalizar información y experimentar estados alterados de consciencia.

Sienten una profunda conexión con la Madre Tierra, y saben que su propia evolución contribuye a la Ascensión o la evolución de toda la humanidad y del planeta. Quienes experimentan este estado de consciencia son quienes van trayendo el Cielo a la Tierra, pues es tarea de todos crear un Nuevo Mundo.

Todos estamos en un proceso de transición. Pasamos de una dimensión a otra dependiendo de varios factores. Son muy pocas las personas que pueden permanecer las 24 horas del día en la quinta dimensión, por ejemplo.

Sin embargo sí podemos descubrir cómo actuar o qué hacer para ir aumentando nuestro nivel de consciencia, y cómo regresar a este estado cuando hemos caído en las dimensiones inferiores.

Esta es la finalidad de mi Comunidad: compartir con sus integrantes todo aquello que a mí me ayuda a conectar y permanecer en la consciencia de la 5° dimensión, y acompañarles en el proceso de transición entre las diferentes dimensiones.

Si quieres participar en este gran viaje de transformación, haz clic aquí: Comunidad de Enriqueta Olivari

© 2020– “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero sin alterarlos y citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Audio video: “Qué está sucediendo en el mundo”

En este audio video explico a qué se debe el caos que vemos en el mundo.

También doy pautas para que puedas atravesar estos grandes cambios planetarios de un modo consciente y armonioso.

© 2019 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero sin alterarlos y citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

¿En qué mundo eliges vivir?

La verdad es que existen diferentes mundos, o dimensiones. Dependiendo de nuestra vibración o estado de consciencia, podemos elegir en cuál deseamos vivir.

Lo que la mayoría de la gente llama “realidad”, pertenece a la tercera dimensión. En esa dimensión domina la mente-ego, que nos hace creer que estamos separados unos de los otros, de la naturaleza y del planeta.

Por causa de esa creencia generalizada es que existen las luchas, los conflictos, las guerras, la injusticia, la avaricia, los celos, el odio, la pobreza (mental y económica), la destrucción del medio ambiente y todos los “males” que asolan al mundo.

Sin embargo existe otro mundo, que pertenece a la quinta dimensión. Quienes permanecen en esa dimensión son capaces de sentir un profundo Amor por sí mismos, por los demás y por la Tierra.

Ellos saben, desde lo más hondo de sus corazones, que sólo existe la Unión; el daño que le causamos a alguien, nos lo ocasionamos a nosotros mismos, al planeta y a todos.

En esa dimensión la mente no interfiere, y se puede percibir que el tiempo es  una ilusión: el pasado y el futuro se encuentran siempre entrelazados en el eterno aquí y ahora.

En la quinta dimensión sólo existe la cooperación, la ayuda desinteresada, y una profunda paz que no se ve alterada por ningún evento externo. Se goza de la verdadera abundancia, que es un estado interior de plenitud y agradecimiento.

No existen los celos, la competitividad, ni el egoísmo. En cambio, quienes están en esta dimensión buscan siempre el mayor bien para todos, pues se dejan guiar por el alma, y no por la mente. Ellos también son capaces de desarrollar maravillosos dones, como la visión, la telepatía y la intuición.

En estos tiempos toda la humanidad está teniendo que pasar por un profundo e intenso proceso de transformación, pues hemos comenzado una nueva era: la del Amor Incondicional.

El cambio que el propio planeta nos está exigiendo que hagamos, es que salgamos de la tercera dimensión, o del mundo de la dualidad, para experimentar otra realidad, la del Amor y la Unidad.

Por eso tanta gente está experimentando fuertes crisis en sus relaciones afectivas, en su situación laboral, en su salud o incluso en varias áreas de sus vidas simultáneamente. Muchas personas ya no están satisfechas con el modo en el cual han llevado sus vidas hasta ahora, se sienten perdidas y no saben cómo seguir adelante.

Este sentimiento de desorientación, de hallarse perdido, con miedo y angustiado irá en aumento, y a una gran velocidad; el planeta no puede seguir sosteniendo la energía que ha estado gobernando al mundo hasta ahora.

Pasar de la tercera a la quinta dimensión es un proceso de transición, en el cual debemos hacer una profunda limpieza: sanar nuestras heridas emocionales, perdonar todo lo ocurrido en el pasado, ser amorosos con nosotros mismos y con los demás, y permitirnos sentir el  dolor, la intensa furia o el pánico que puede invadirnos, al comprobar que no podemos controlar lo que sentimos.

En este proceso, expresar a solas todas las emociones que sintamos es de suma importancia.

 Estar en contacto con la naturaleza también es de gran ayuda, pues ella es nuestra Madre, en ella nos encontramos en nuestro verdadero hogar, y es adonde podemos recordar quiénes somos en realidad: seres de pura Luz, seres divinos y multidimensionales.

No ver la televisión, no leer noticias desastrosas y negativas, y poner siempre nuestra atención en todas las cosas buenas que sí ocurren a diario, en nuestra vida personal y en el mundo, es fundamental para ir saliendo de esa vibración baja, y comenzar a conectar con una energía más elevada.

Afortunadamente varios maestros o guías han estado dándonos herramientas, consejos y enseñanzas desde hace muchos años, para prepararnos para estos tiempos que ahora estamos viviendo.

El Amor Incondicional debe comenzar siempre por uno mismo. En el año 2010 publiqué en Amazon el libro El amor de tu vida, una guía práctica y espiritual muy eficaz para descubrir cómo amarnos a nosotros mismos de un modo profundo y completo. En ese libro también hay un capítulo dedicado a cómo conectar con nuestros ángeles y guías espirituales, a quienes siempre les podemos pedir asistencia.

Para poder relacionarnos de un modo sano, consciente y armonioso, publiqué también en Amazon mi segundo libro, El amor de tu vida compartida. Este libro es una valiosa guía para establecer relaciones de crecimiento y felicidad, sin sufrimiento innecesario y sin dramas emocionales.

Y en todos mis talleres, conferencias, videos y publicaciones de este blog he dicho una y otra vez lo importante que es amarse a uno mismo, meditar y sanarse emocionalmente.

Ya no podemos seguir postergando… ¡El tiempo de hacer un cambio de Consciencia es ahora!

Todos tenemos la libertad de elegir, a cada momento, en qué mundo queremos vivir. Para quienes elijan el Amor, la unión y la paz, las recompensas serán infinitas, y de ese modo estarán contribuyendo a crear un nuevo mundo; el mundo que nuestras almas siempre han anhelado.

© 2019 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero sin alterarlos y citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para crecer es necesario abrirse a lo nuevo

Estamos habituados a tenerle miedo a lo desconocido. Nuestra mente se aferra a viejas ideas, viejas estructuras, viejas maneras de hacer las cosas…

Nos acostumbramos a movernos dentro de lo ya conocido, pues nos resulta cómodo y seguro. Pero la vida es movimiento, y si no fluyes ni te abres a lo nuevo te estancas, al punto de que puedes comenzar a morir en vida.

En cuanto se nos presenta una nueva manera de pensar o de hacer algo, el cuerpo se inmoviliza, se tensiona, y la respuesta de nuestra mente es cerrarse, negar o incluso rechazar a quien nos trae nuevas posibilidades.

Es hora de cambiar nuestra respuesta a lo desconocido. La mejor manera de hacerlo es recordar que la vida es una aventura, y que cada nueva experiencia que se nos presenta nos trae más posibilidades de crecimiento.

Puedes imaginar o sentir que eres un héroe, que enfrenta cada nueva oportunidad de crecimiento con valentía y buena disposición. “¡Qué bien, por fin una nueva manera de encarar esto!”, puedes pensar e incluso decir en voz alta.

En lugar de desconfianza o miedo, también podemos sentir curiosidad, expectativa, motivación… Puedes elegir los pensamientos y las emociones que te ayudarán a abrirte, en lugar de mantenerte en el temor.

Una frase que siempre me motiva es: “Por Amor a mí misma, haré este cambio, o enfrentaré esta nueva experiencia con confianza y valentía”.

Somos poderosos, somos fuertes y sabios. Y tenemos la capacidad de re-programar nuestra mente, para que responda de una manera distinta a como lo ha hecho siempre.

Puedes quedarte temblando en un rincón, cerrándote a aquello que te ayudaría a crecer. O puedes abrir tu corazón para recibir con  gratitud las nuevas opciones que se te brindan.

Otra actitud o forma de pensar que atenta contra tu propio crecimiento es creer que ya sabes. Sin embargo, a cada día se hacen nuevos descubrimientos, y se van revelando otras verdades. Si crees que ya sabes, cierras tu mente a una nueva información que puede incluso cambiarte la vida (mi nuevo libro  “Mi querido cáncer” puede brindarte esa posibilidad).

Es necesario tener la humildad suficiente como para considerar que quizás tengas algo nuevo que aprender, en cualquier campo o área. Sino caes en el ego, que acaba siendo tu peor enemigo.

Tienes la libertad de elegir cómo quieres sentirte y actuar a cada momento, así que elige con Amor y consciencia. Te mereces seguir creciendo y aprendiendo, siempre.

© 2018 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos sin alterarlos, citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

 

¡Eres valiente!

La humanidad está pasando por la transformación más grande de todos los tiempos. Los viejos sistemas se van derrumbando, los antiguos condicionamientos pierden su sentido, y tenemos que crear entre todos un  mundo nuevo. Pero para crear lo nuevo, es necesario dejar partir lo viejo…

A nivel individual esta transformación toma muchas formas: puede ser que sintamos la necesidad de dedicarnos profesionalmente a otras tareas, más acordes con lo que de verdad deseamos hacer. Pero esto muchas veces supone dejar lo seguro, lo conocido, y nos preguntamos si tendremos el dinero necesario para pagar nuestras cuentas.

O entonces nuestras relaciones personales pasan por crisis, ya sea para que aprendamos a relacionarnos de un nuevo modo, o para desapegarnos de aquellas personas que ya cumplieron una función en nuestras vidas (mi libro El amor de tu vida compartida es una excelente guía para establecer relaciones sanas, y para saber cómo enfrentar las crisis de pareja).

A veces es nuestra salud la que se ve afectada, y también en esta área tenemos que dejar atrás las ideas que nos han inculcado acerca de qué es la “enfermedad”, y descubrir el verdadero origen de los síntomas que tenemos, para poder curarnos.

Lo que todos estamos viviendo, a nivel individual y colectivo, no es fácil; no se supone que sea fácil. Pero esto no es excusa para que no sigamos adelante ni para que nos lamentemos, sintiéndonos víctimas por lo que está sucediendo.

Antes de nacer, a nivel del alma, todos elegimos las condiciones en las que querremos volver a nacer; elegimos nuestro futuro país, a nuestros padres, y todas aquellas experiencias que necesitaremos atravesar para evolucionar o seguir creciendo.

Entonces, si has elegido venir a la Tierra en estos tiempos, ¡es porque en realidad eres muy valiente! O al menos tu alma lo es…

Es humano y natural sentir miedo, dolor o incertidumbre. Pero afortunadamente contamos con muchas herramientas para enfrentar y superar todo eso. Y a veces también es necesario pedir ayuda, pues al hacerlo nos estamos cuidando y amando a nosotros mismos.

Darle prioridad a nuestro bienestar y crecimiento ahora es fundamental. Es mucho mejor invertir en tomar una sesión sanadora, por ejemplo, que gastar dinero en nueva ropa.

Ponte en el primer lugar de la lista, cuídate, medita y dedícate a diario a estar en paz, aún en medio de los intensos procesos que quizás estés atravesando.

Recuerda tu fuerza interna, recuerda que eres poderoso y que tú puedes pasar por todo esto, pues has elegido venir aquí para vivir esta gran transformación planetaria. Todos hemos venido en estos tiempos para traer el Cielo a la Tierra. ¡Y aunque no lo parezca, lo estamos consiguiendo!

© 2018 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos sin alterarlos, citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

¿Hacia dónde voy?

Como mencioné en mi artículo Tiempos de vulnerabilidad muchas personas estamos experimentando la necesidad de dejar atrás relaciones, empleos o actividades profesionales, aún cuando no tenemos una idea clara hacia dónde nos dirigimos, o qué resultará de estos cambios que ansiamos realizar.

Ha llegado el momento de ser honestos con nosotros mismos, y tener la valentía de disponernos a hacer realidad nuestros sueños, pues para muchos ya no es suficiente contar con una economía estable. Además de ganar dinero, queremos realizarnos y poder expresar la verdad de quiénes somos.

Puede ser una tarea desafiante, pero estamos preparando el terreno para recordar que somos dioses creadores, y que podemos crear nuevas realidades, a cada momento.

¿Qué soñabas hacer cuando eras más joven? ¿Cuáles son tus dones, que se manifiestan haciendo aquello que más amas, aún cuando no  ganas dinero con ello? Las respuestas a estas preguntas pueden darte valiosas pistas acerca del camino a seguir.

Comienza a realizar aquello que te encanta, aunque sea sólo como un pasatiempo. Mientras lo haces pierdes la noción del tiempo, te sientes en paz, feliz o realizado.

Sueña, imagina y visualiza escenarios en los cuales te ves a ti mismo realizando aquello, y teniendo éxito. Ya lo estás viviendo, en el presente. También presta atención a lo que sientes, pues son las emociones, además de lo que visualizamos, lo que atrae como un poderoso imán lo que de verdad deseamos.

Ten paciencia contigo mismo. Este proceso puede llevar tiempo, pero si te mantienes firme en tu visión, dando pequeños pasos a diario para manifestarla, probablemente en algún momento comiences a recibir señales, oportunidades o el impulso necesario para actuar y poder compartir con el mundo tu nueva realidad.

Yo misma estoy pasando por este proceso. Durante los últimos cinco años me he dedicado a dar talleres basados en mi libro El amor de tu vida en varias ciudades del mundo. Pero mi cuerpo me dijo “basta”, pues se siente exhausto. Además mi verdadero sueño, desde niña, siempre ha sido ser escritora. Así que ahora me estoy dedicando de lleno a escribir nuevos artículos para este blog, y a acabar un nuevo proyecto.

Sin embargo, muchos de lo que ya están trabajando en aquello que aman, están pasando por dificultades económicas. Cuando esto sucede debemos recurrir a nuestra creatividad: algunos piden donaciones, otros ofrecen descuentos en sus servicios, y muchos otros tienen que perfeccionar el estudio de la Ley de Atracción, para manifestar abundancia sin tanto esfuerzo.

Otras personas están experimentando cambios en sus relaciones afectivas. Algunas sienten la necesidad de dejar atrás aquellas relaciones que ya no le aportan nada significativo, mientras van apareciendo en sus vidas nuevos contactos y conexiones.

Mientras te re-creas a ti mismo practica el desapego, sabiendo que al dejar partir lo que ya fue, estás abriendo espacio para lo nuevo. Sigue adelante y confía, pues quizás antes de lo que imaginas ya estarás viviendo plenamente tu nueva realidad.

*Suscríbete a mi blog para recibir mis publicaciones, promociones y novedades por correo electrónico. 

© 2018 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero sin alterarlos y citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

 

Un año de profunda transformación

Según el Calendario Maya -el más exacto del mundo-, desde el día 26 de julio hemos comenzado un nuevo año: el de la Tormenta Espectral Azul. Este proceso continuará hasta el 25 de julio de 2017.

Tormenta Azul

Muchas personas están experimentando grandes retos, dificultades o pruebas, y esta información puede sernos de gran ayuda para comprender la finalidad de este proceso.

El tono Espectral corresponde a la acción de liberar, disolver, despegarse.
Podemos declararnos libres de una obligación, y nos da la elección de actuar o no actuar. También indica la capacidad de expresar, revelar, hacer público algo
que no lo era, descubrir, anunciar.

Es el tono de la liberación, del desapego, del dejar ir, de disolver.
Ha llegado la hora de liberarnos de todas las fronteras, las creencias, las estructuras y todo tipo de limitaciones.
Los mayas nos invitan a que seamos verdaderamente libres, y a que llevemos la energía de la liberación a todas las áreas de nuestras vidas que necesitan ser llenadas de libertad.

Recordemos que todo es posible, pues existimos en un Universo ilimitado. Debemos disolver todas las formas de pensamientos de pérdida, practicando el desapego, así como los hábitos que nos quitan energía. Dejemos ir todo aquello que impida que nuestra Luz brille.

libertad interior

La Tormenta Azul anuncia un tiempo de profunda activación y transformación. Hemos llegado a la orilla de lo que hemos conocido de nosotros mismos hasta ahora. Este sello nos indica entrar en ese fuego que cambia cada nivel de nuestro ser, aún las estructuras básicas de nuestras vidas. Debemos entrar en lo desconocido, ha comenzado nuestra metamorfosis.

Este sello maya nos ayuda a trasladarnos de la aparente separación a la Unión. Estamos en el cruce del camino, en medio de una revolución personal, despojándonos de viejos esquemas, experiencias pasadas, memorias y expectativas. Se está purificando y activando nuestro cuerpo de Luz, se está activando para el renacimiento.

Este sello nos prepara para pasar por lo que parece una barrera imposible, y los sentimientos intensos que tengamos alrededor de esta muralla son en verdad el combustible que nos movilizará y nos hará atravesarla. Estos sentimientos son el acceso a nuestro potencial y poder oculto.

Podemos descubrir la libertad del verdadero aventurero, el que personifica la libertad que puede asumir cualquier rol, en cualquier momento, sin apegos. Tengamos confianza en nuestra esencia, que nos traerá esta libertad.

liberación

Si entramos en la sombra de esta energía, nos sentiremos inseguros con el tema de arriesgarnos, y no estaremos seguros de saber elegir. Puede ser que nos hayamos pegado a un límite de crecimiento, o a una pared invisible.

Tal vez hayamos estado sintiendo sensaciones intensas de ansiedad no definidas. Eso es natural, porque ahora estamos en el cruce de la evolución. Durante este gran cambio que está sucediendo, cada nivel de nuestro Ser se está transformando.

Tal vez estemos preocupados por el estado de nuestra salud. Recordemos que tenemos que cuidarnos. La intensidad que sentimos es la activación y purificación de este período de Tormenta.

La sabiduría que ofrece esta sombra es aceptar las enseñanzas que la vida depara. Este sello hace surgir cosas de muy dentro, y limpia los rincones escondidos, revelando cualquier separación de la Fuente.

A veces nos resultará por demás difícil e intenso, y a lo mejor desearíamos escapar de la realidad del mundo. Esto nos puede crear patrones de negación y de adicción, que sólo intensifican el proceso. En esta sombra hallamos la adicción al miedo, al sexo, dudar de sí mismo, bienes materiales, relaciones, trabajo y otros.

En la sombra de la Tormenta podemos estar también sintiendo desesperanza y el deseo de abandonar todo. Pero debemos animarnos, pues estamos en la frontera de lo desconocido. Estamos en el proceso de la transformación, descubriendo en nosotros un nuevo campo sagrado.

Nuestros sentimientos están ahora aumentando en intensidad, podemos usarlos para dirigirnos a ellos y usar esta energía para crear el éxtasis de la libertad.

¡Rompamos las barreras y animémonos! La totalidad de esta transformación desafía todo lo que haya en nuestra realidad. Entreguemos todo lo que perpetua la ilusión de la separación. Echémoslos en el fuego de la Tormenta y, como un Ave Fénix, nuestro verdadero Ser emergerá de las cenizas transformadas.

Ave Fénix

©2016- Enriqueta Olivari. Se pueden reproducir los contenidos, pero citando a la autora y al sitio: http://www.sanatualma.com