Archivo de la etiqueta: cambios

Para crecer es necesario abrirse a lo nuevo

Estamos habituados a tenerle miedo a lo desconocido. Nuestra mente se aferra a viejas ideas, viejas estructuras, viejas maneras de hacer las cosas…

Nos acostumbramos a movernos dentro de lo ya conocido, pues nos resulta cómodo y seguro. Pero la vida es movimiento, y si no fluyes ni te abres a lo nuevo te estancas, al punto de que puedes comenzar a morir en vida.

En cuanto se nos presenta una nueva manera de pensar o de hacer algo, el cuerpo se inmoviliza, se tensiona, y la respuesta de nuestra mente es cerrarse, negar o incluso rechazar a quien nos trae nuevas posibilidades.

Es hora de cambiar nuestra respuesta a lo desconocido. La mejor manera de hacerlo es recordar que la vida es una aventura, y que cada nueva experiencia que se nos presenta nos trae más posibilidades de crecimiento.

Puedes imaginar o sentir que eres un héroe, que enfrenta cada nueva oportunidad de crecimiento con valentía y buena disposición. “¡Qué bien, por fin una nueva manera de encarar esto!”, puedes pensar e incluso decir en voz alta.

En lugar de desconfianza o miedo, también podemos sentir curiosidad, expectativa, motivación… Puedes elegir los pensamientos y las emociones que te ayudarán a abrirte, en lugar de mantenerte en el temor.

Una frase que siempre me motiva es: “Por Amor a mí misma, haré este cambio, o enfrentaré esta nueva experiencia con confianza y valentía”.

Somos poderosos, somos fuertes y sabios. Y tenemos la capacidad de re-programar nuestra mente, para que responda de una manera distinta a como lo ha hecho siempre.

Puedes quedarte temblando en un rincón, cerrándote a aquello que te ayudaría a crecer. O puedes abrir tu corazón para recibir con  gratitud las nuevas opciones que se te brindan.

Otra actitud o forma de pensar que atenta contra tu propio crecimiento es creer que ya sabes. Sin embargo, a cada día se hacen nuevos descubrimientos, y se van revelando otras verdades. Si crees que ya sabes, cierras tu mente a una nueva información que puede incluso cambiarte la vida (mi nuevo libro  “Mi querido cáncer” puede brindarte esa posibilidad).

Es necesario tener la humildad suficiente como para considerar que quizás tengas algo nuevo que aprender, en cualquier campo o área. Sino caes en el ego, que acaba siendo tu peor enemigo.

Tienes la libertad de elegir cómo quieres sentirte y actuar a cada momento, así que elige con Amor y consciencia. Te mereces seguir creciendo y aprendiendo, siempre.

© 2018 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos sin alterarlos, citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

 

Cómo recuperar el poder

En estos momentos de grandes cambios, uno de los retos más importantes que todos tenemos que enfrentar es la recuperación de nuestro poder.
Un ser muy sabio que conocí hace varios años, define el poder como la capacidad de actuar.
¡Una definición bien distinta a la que estamos acostumbrados!

Desde pequeños nos han enseñado a delegar nuestro poder a los demás. Ya sea a nuestra familia, a nuestra pareja o amigos, a los médicos o a los políticos. Lo hacemos inconscientemente, creyendo que de ese modo seremos aceptados, reconocidos o amados.

Sin embargo, al entregar nuestro poder nos sentimos débiles, dependientes y vacíos; nos tornamos esclavos. Recuperar nuestro poder es un paso fundamental para amarnos a nosotros mismos y poder llevar una vida plena.

Este tema también afecta seriamente a nuestras relaciones, por ese motivo lo explico en profundidad en mi libro El amor de tu vida compartida.

Para recuperar nuestro poder debemos hacernos responsables: reconocer que nuestra salud, bienestar, Amor, felicidad y abundancia están en nuestras propias manos.

Es uno mismo quien crea su realidad, a cada momento. Recordar esto nos devuelve nuestra fortaleza e inmensa libertad, pues si no nos gusta una realidad que hemos creado, podemos cambiarla.

Entonces ya no caemos en el papel de víctima, sino que nos sentimos fuertes, capaces y decididos.

Si te sientes insatisfecho o deprimido, u observas que te estás quejando de algo, quizás haya llegado el momento de que recuperes tu poder.

Tal vez sea tu relación afectiva la que te esté llevando a ese estado. Quizás le hayas delegado a tu pareja la responsabilidad de cuidar de ciertos aspectos de tu vida, que en realidad deberían estar a tu cargo. Una vez que te haces consciente, ya estás listo para recuperar tu poder, haciendo tú mismo aquello que le habías encomendado.

Si esperas que los demás te valoren y reconozcan, seguramente tienes que reconocer tu propio valor, sin esperar la aprobación externa.

El miedo a la falta de dinero te puede llevar a seguir durante años haciendo un trabajo que no te aporta realización personal. Pero si te dedicas al estudio de la Ley de Atracción, verás que es mucho más factible que seas próspero haciendo aquello que realmente amas.

Recuperar el poder puede consistir en cambiar ciertos hábitos o superar ciertas limitaciones. Si sueles guardar tu opinión por el miedo a ser juzgado, por ejemplo, quizás la recuperación de tu poder consista en comenzar a decir tu verdad siempre, sin importarte lo que los demás dirán o pensarán.

Es por causa del miedo que entregamos nuestro poder, pero el miedo nunca nos llevará a vivir vidas plenas y significativas.

Por Amor a ti mismo, haz sin miedo todos los cambios que necesites, pues eres mucho más poderoso de lo que imaginas.

© 2018 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos sin alterarlos, y citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com