Archivo de la etiqueta: ayuda incondicional

El sentido de comunidad

Afortunadamente, la era de la oscuridad y del egoísmo se está acabando…
La crisis que atraviesa el mundo es en realidad una crisis de valores. La humanidad comienza a comprender que los antiguos paradigmas, creencias y actitudes que ha seguido hasta ahora ya no pueden continuar imperando.

Estamos rechazando el poder, la avaricia, la dominación, la rivalidad, para abrazar la conexión, la colaboración y la creatividad. Ahora estamos integrando todo eso, hacia adelante y hacia arriba.

Nos vamos dando cuenta de que somos Uno con el planeta, y que si no cuidamos ni respetamos a la naturaleza, nos hacemos un inmenso daño.
También comenzamos a percibir que el Amor y la Paz son la respuesta.

Uno de los mayores desafíos en estos tiempos es ir creando nuevos sistemas, más humanos, respetuosos y eficaces para vivir en armonía y plenitud.
Cada uno de nosotros puede marcar una gran diferencia, pues el cambio siempre debe comenzar a nivel individual.

Y si bien cada vez más personas participan en ONGs, o en proyectos que apoyan el cambio, ya sea a nivel ecológico o humanitario, a veces no conocemos siquiera el nombre de nuestros vecinos. Está muy bien ayudar a combatir el hambre en África, por ejemplo, pero quizás la persona que vive a pocos metros de nuestra casa no tenga comida, y nosotros ni siquiera lo sabemos.

Estamos en la Era de la Cooperación, y para estar en armonía con la voluntad del Universo es importante desarrollar el sentido de comunidad. Hay infinitas maneras de poner el Amor en acción entre las personas que nos rodean.
Y no siempre se trata de dinero… Podemos intercambiar favores, productos o servicios.

En lugar de comprarle a las grandes multinacionales, podemos adquirir lo que necesitemos en los pequeños comercios locales, o apoyar a las personas autónomas que emprenden su propio negocio, muchas veces con un gran esfuerzo.

Todos somos Uno, y extender nuestra mano a quienes nos rodean, disponernos a apoyarnos unos a los otros de todas las maneras que podamos, y desarrollar un profundo sentido de colaboración puede ser el modo más eficaz de solventar muchos de los desafíos que nos traen estos tiempos que vivimos.

© 2018– “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

Ángeles humanos

Es innegable que todos estamos atravesando grandes desafíos, y la necesidad de realizar cambios es apremiante. A cada persona se la está retando en aquellas áreas de su vida que necesitan una transformación, para que pueda seguir evolucionando.

Para mucha gente estos retos están relacionados con su economía, ya que este es un tema que ha sido mal interpretado en el pasado. Nos han enseñado ideas erróneas al respecto, y el mundo entero necesita hacer un cambio de enfoque, para poder vivir la verdadera abundancia desde otra perspectiva.

Para otras personas los desafíos se presentan en sus relaciones personales. Viejos paradigmas se están cayendo, y es necesario aprender a amarnos y relacionarnos de un nuevo modo, libres de condicionamientos impuestos.

Otros están pasando por problemas de salud, y también en este campo es importante comprender que tanto la salud como la enfermedad deben ser encarados de un modo distinto a como nos han enseñado en el pasado.

Pero más allá de cuál sea el desafío por el que estemos pasando, siempre contamos con la mágica ayuda de ángeles disfrazados de humanos.
Estos amorosos seres pueden ser terapeutas o sanadores, personas que han dedicado toda su vida a ayudar a los demás.
Pero un ángel humano también puede ser un amigo del alma, aquel que está siempre a nuestro lado, dándonos su Amor, ayuda práctica y consuelo.

Sin embargo, la verdad es que podemos encontrar a estos ángeles humanos en todos lados… Quizás sea el empleado de una oficina del gobierno, que nos atiende con suma amabilidad y, saltándose algunas reglas, nos resuelve un problema importante. O puede ser alguien que encontramos en una tienda, y que con su mirada y sonrisa nos da ánimos.

Tal vez te llegue un mensaje que necesitabas escuchar a través de una persona con la cual conversas en el ascensor, en la fila del supermercado o en un lugar insospechado. Y de repente tienes ante ti a una valiosa guía, que apareció en tu vida en el momento que más la necesitabas.

Reconocer y abrirnos a estos ángeles humanos nos recuerda que en realidad nunca estamos solos, y que hay una fuerza mayor que nos apoya incondicionalmente. También nos muestra con claridad que por más difícil que sea la situación por la que estamos pasando, siempre nos llegará la ayuda necesaria para superarla.

Para poder recibir la ayuda de estos seres, tenemos que estar abiertos y confiados. Pues es justamente en los momentos desafiantes cuando más necesitamos mantenernos tranquilos, fluyendo momento a momento, y confiando de todo corazón en que la solución siempre llega.
Y entonces suceden los milagros…

© 2012 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com