Archivo de la etiqueta: dones

¿Hacia dónde voy?

Como mencioné en mi artículo Tiempos de vulnerabilidad muchas personas estamos experimentando la necesidad de dejar atrás relaciones, empleos o actividades profesionales, aún cuando no tenemos una idea clara hacia dónde nos dirigimos, o qué resultará de estos cambios que ansiamos realizar.

Ha llegado el momento de ser honestos con nosotros mismos, y tener la valentía de disponernos a hacer realidad nuestros sueños, pues para muchos ya no es suficiente contar con una economía estable. Además de ganar dinero, queremos realizarnos y poder expresar la verdad de quiénes somos.

Puede ser una tarea desafiante, pero estamos preparando el terreno para recordar que somos dioses creadores, y que podemos crear nuevas realidades, a cada momento.

¿Qué soñabas hacer cuando eras más joven? ¿Cuáles son tus dones, que se manifiestan haciendo aquello que más amas, aún cuando no  ganas dinero con ello? Las respuestas a estas preguntas pueden darte valiosas pistas acerca del camino a seguir.

Comienza a realizar aquello que te encanta, aunque sea sólo como un pasatiempo. Mientras lo haces pierdes la noción del tiempo, te sientes en paz, feliz o realizado.

Sueña, imagina y visualiza escenarios en los cuales te ves a ti mismo realizando aquello, y teniendo éxito. Ya lo estás viviendo, en el presente. También presta atención a lo que sientes, pues son las emociones, además de lo que visualizamos, lo que atrae como un poderoso imán lo que de verdad deseamos.

Ten paciencia contigo mismo. Este proceso puede llevar tiempo, pero si te mantienes firme en tu visión, dando pequeños pasos a diario para manifestarla, probablemente en algún momento comiences a recibir señales, oportunidades o el impulso necesario para actuar y poder compartir con el mundo tu nueva realidad.

Yo misma estoy pasando por este proceso. Durante los últimos cinco años me he dedicado a dar talleres basados en mi libro El amor de tu vida en varias ciudades del mundo. Pero mi cuerpo me dijo “basta”, pues se siente exhausto. Además mi verdadero sueño, desde niña, siempre ha sido ser escritora. Así que ahora me estoy dedicando de lleno a escribir nuevos artículos para este blog, y a acabar un nuevo proyecto.

Sin embargo, muchos de lo que ya están trabajando en aquello que aman, están pasando por dificultades económicas. Cuando esto sucede debemos recurrir a nuestra creatividad: algunos piden donaciones, otros ofrecen descuentos en sus servicios, y muchos otros tienen que perfeccionar el estudio de la Ley de Atracción, para manifestar abundancia sin tanto esfuerzo.

Otras personas están experimentando cambios en sus relaciones afectivas. Algunas sienten la necesidad de dejar atrás aquellas relaciones que ya no le aportan nada significativo, mientras van apareciendo en sus vidas nuevos contactos y conexiones.

Mientras te re-creas a ti mismo practica el desapego, sabiendo que al dejar partir lo que ya fue, estás abriendo espacio para lo nuevo. Sigue adelante y confía, pues quizás antes de lo que imaginas ya estarás viviendo plenamente tu nueva realidad.

*Suscríbete a mi blog para recibir mis publicaciones, promociones y novedades por correo electrónico. 

© 2018 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero sin alterarlos y citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

 

Todos somos estrellas

Todos llevamos dentro una cualidad que nos hace únicos e incomparables. Y esa cualidad es parte de nuestra individualidad.
Un don, un talento, una manera especial de hacer algo, que está impregnada de nuestra propia energía, de nuestra vibración y de nuestro Ser.

No importa en qué actividad se exprese y florezca: puede ser en el modo como cocinamos, o en la capacidad de dar ideas e inspirar a los demás. Quizás se revele a la hora de cuidar de las plantas o de los niños, o de cualquier otra tarea. No hay ocupaciones mejores o más especiales que otras, sino que es la cualidad que nosotros le imprimimos lo que la hace especial.

Esa cualidad hace que amemos lo que hacemos, que perdamos la noción del tiempo, y es nuestra manera de dar lo mejor de nosotros mismos a los demás.
Y si comprendemos que cada uno de nosotros es una pequeña pieza de un gran rompecabezas, y que cada pieza es imprescindible e irremplazable, ya no habrá lugar para la envidia, los celos y la competitividad.

Y no se trata de compartir solamente lo que hemos leído o aprendido de los demás, sino más bien de compartir lo que somos. Pues cada uno lleva dentro una chispa de divinidad. Somos creadores, y para descubrirlo tenemos que Amarnos y aceptarnos tal cual somos.

Copiar, imitar o compararnos no nos sirve, pues de ese modo estamos rechazando la inmensa fuente de creatividad que llevamos dentro.
Tampoco es necesario aspirar a logros “grandiosos”. Por más humilde que parezca nuestra contribución o don, si lo hacemos con Amor y con la intención de ofrecerlo a los demás, el Universo siempre nos apoyará, y nos traerá a las personas y situaciones que necesitemos para seguir creciendo en abundancia, con armonía y felicidad.

Ahora todos necesitamos atrevernos a brillar. Dejar atrás los miedos, los juicios y las críticas -propias o ajenas-, para desplegar todos nuestros dones y compartirlos con alegría, Amor y generosidad.

© 2011 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com/blog