Archivo de la categoría: crecimento personal

El viaje de la Ascensión

Este video explica de un modo claro cuáles son los síntomas de la Ascensión, a qué se deben y cuál es su finalidad.

De toda la información que he encontrado acerca de este interesante proceso, ésta es la más detallada y completa.

En realidad sólo el 30 % de la gente siente estos intensos síntomas en la actualidad, pero tarde o temprano más personas los sentirán, pues toda la humanidad está destinada a Ascender.

© 2021– “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos pero sin alterarlos, citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

El hombre divino

Tanto hombres como mujeres llevamos una chispa divina en nuestro interior.

Muchas mujeres, desde hace varios años, han estado desarrollando su aspecto divino, es decir, sus cualidades más elevadas y conscientes. Y ahora son cada vez más los hombres que comienzan a despertar a la necesidad de ir más allá de los condicionamientos que han recibido, para poder expresar su dios interior.

El Despertar es un proceso, así que en este texto podrás comprobar qué pasos ya has dado y hacia dónde te diriges, en caso de que seas hombre, o en qué etapa se encuentran los hombres que conoces, si eres mujer.

Estas son las principales características del hombre que ha despertado las cualidades del Divino Masculino en él:

-No está gobernado por su ego dominante.

El hombre que está en su masculino sagrado ha elegido el poder del Amor, en lugar del amor al poder. Ya no está interesado sólo en ganar dinero, o en adquirir un estatus cada vez más alto.

El hombre que está en su masculino sagrado ha aprendido a identificar su ego, y a desenmascarar su antigua forma de pensar, siempre buscando ser “mejor” o “más fuerte” que otros. No hace distinciones entre las mujeres y los hombres, y no necesita aplastar o dominar a nadie para demostrar su propia fuerza. Entendió que él hace parte del Universo, y que está unido al Todo.

-Él acepta sus emociones y está conectado a su corazón.

El hombre que está en su masculino sagrado asume sus miedos y emociones, las siente sin identificarse con ellas. Él conoce la diferencia entre el deseo sexual, las emociones y el corazón.

El hombre que está en su masculino sagrado está conectado a su corazón, y por lo tanto sabe seguir su intuición. Comprende que tener corazón no es una cualidad reservada sólo para las mujeres. Sabe que sólo los hombres que tienen corazón pueden realmente cambiar el mundo. Quiere revertir el desequilibrio que la dominación del ego y la búsqueda de poder ha provocado en el mundo, destruyendo personas, animales y al planeta.

-Usa su fuerza para hacer el bien.

El hombre que está en su masculino sagrado o divino no usa su fuerza física y mental para dominar. Es empático, compasivo.

Él usa su fuerza física y mental para hacer el bien. Él ama y quiere ayudar y proteger todo lo que pueda. No existen diferencias entre ser un hombre, una mujer o incluso un animal. Para él, toda forma de vida debe ser respetada. Él quiere ser una fuerza del bien, proteger a hombres, mujeres, niños, animales y a la naturaleza. Se dedica a su misión del alma, es decir, a una profesión en la cual pueda compartir sus dones y talentos con el mundo.

-Respeta a las mujeres y honra lo femenino sagrado en ellas.

El hombre que está en su masculino sagrado ama a la mujer de una manera respetuosa, no la ve sólo como un objeto sexual. Él la ve como a su igual, su complemento. Para él, la mujer es una criatura divina. Le gusta honrar y alentar lo sagrado femenino en ella. No se deja engañar por los juegos de seducción. Quiere una mujer a su imagen, enraizada en su feminidad sagrada. Reconoce que puede aprender de ella, pues sabe que ella es su contraparte. Él entiende el propósito espiritual de las relaciones amorosas, que es evolucionar juntos para convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos.

-No está controlado por su sexualidad.

El hombre que está en su sagrado masculino comprende que el acto sexual es algo muy poderoso. Sabe que éste implica un inmenso intercambio de energía, y el uso indebido del sexo puede ser destructivo. Le gusta su sexualidad y no la rechaza, pero quiere compartir su energía sexual con una compañera que también le brindará profundos sentimientos, y una infinidad de sensaciones imposibles de sentir durante un acto sexual sin consciencia. Él es honesto en sus relaciones, y ha comprendido la importancia de la sinceridad. Él sabe lo cuánto las mentiras pueden destruir, y no le hace a otros lo que no le gustaría que le hicieran.

-No rechaza las cualidades físicas masculinas que lo hacen “hombre” y expresa su propia identidad.

La energía masculina es hermosa, y no debe rechazarse. El hombre que se ha reconectado con su esencia masculina es un ser fuerte y poderoso, y a la vez profundamente bondadoso. Siente con todo su corazón, ya que ha integrado en su interior a su polaridad femenina, y ha descubierto el Amor Incondicional en su interior.

© 2021– “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos pero sin alterarlos, citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

Los síntomas de la Ascensión y el Despertar

¿Qué es la Ascensión?

La Ascensión es el proceso de despertar espiritual que te lleva a un nivel superior de conciencia.

A través del proceso de Ascensión, tu frecuencia vibratoria se vuelve más ligera. Para esto es necesario dejar de identificarse con el ego, y sentir en el corazón el Amor Incondicional. A través de este proceso, comprenderás que todo está unido, todo es Uno, y serás capaz de dejar ir patrones de pensamiento y estructuras físicas que causan estrés y miedo. Te irás trasladando a la quinta dimensión o 5D, y podrás crear y habitar en la Nueva Tierra.

La Ascensión es un proceso maravilloso que conducirá a cambios radicales en tu forma de pensar, actuar y relacionarte con los demás. Sin embargo, como ocurre con todos los cambios espirituales, puede haber algunas molestias en el camino.

Es posible que experimentes algunos síntomas de la Ascensión mientras atraviesas este proceso de despertar espiritual. Al trabajar con cualquiera de estos síntomas, puedes reducir el malestar y acelerar el proceso.

Estos son algunos de los síntomas de la Ascensión que puedes experimentar en tu camino hacia el despertar:

Aumento de la sensibilidad y la consciencia

Puedes experimentar una mayor sensibilidad al medio ambiente. Puedes encontrar un incremento en tu sentido del olfato, tacto, oído y gusto.

Estos síntomas pueden ser a veces incómodos. Puedes desarrollar intolerancias alimentarias a medida que tu cuerpo se purifica de lo que ya no le sirve. Además, puedes descubrir que ya no soportas ciertos tejidos, productos artificiales para el cuidado del cuerpo o productos de limpieza químicos. También puedes volverte sensible a los olores y a los ruidos fuertes, al calor y el frío. Necesitarás cada vez más permanecer en silencio y tranquilo, debido al incremento de tu sensibilidad.

También puedes estar más presente y notar la belleza de las cosas más que antes. Puedes emocionarte al escuchar una música o al ver un paisaje. Además es posible que empieces a ver auras, destellos de luz y orbes, o a oír sonidos que otros no pueden oír.

Cambios físicos

Puedes experimentar cambios en tu cuerpo. Esto puede ser en forma de dolores y molestias. Puedes notar que hay tensión en el cuello y los hombros, la garganta y la mandíbula. Estos síntomas pueden deberse a que sientes que llevas una carga pesada o a que tienes miedo de expresar tus pensamientos, por temor a lo que puedan pensar los demás.

También es probable que notes movimientos extraños en los intestinos, tener muchos gases, el estómago revuelto, dolores en los huesos y articulaciones, -sobre todo en las caderas y en la parte baja de la espalda-, mareos, náuseas, dolor de cabeza, pitidos en los oídos, palpitaciones o taquicardia, oleadas de intenso calor interior, adormecimiento en los brazos y manos, y un profundo cansancio.

Practicar la meditación, el Tai Chi, el yoga o hacer estiramientos puede ayudar a aliviar estos síntomas físicos. También puedes probar una limpieza de la energía, un masaje, una meditación de los chakras o un simple baño con sal marina, para ayudar a cambiar las energías bloqueadas. Pero también pueden ser una llamada a que hagas algún cambio.

Observa cómo te sientes después de cualquier actividad. Si te hace sentir más ligero, más alegre y con más energía, entonces obviamente está alineado con tu nueva consciencia. Pero si te hace sentirte cansado y dolorido o te baja el ánimo, mira si puedes reducir esta actividad en tu vida, o dejar de practicarla.

Tu aumento de sensibilidad puede haberte llevado a elegir alimentos más ligeros y frescos, y a interesarte más por el cuidado de tu cuerpo. También es posible que hayas optado por un estilo de vida más natural, y que quieras pasar más tiempo en la naturaleza. Estas elecciones pueden haberte llevado a sentirte más sano y con más energía.

Cambios en el estado de ánimo

Tu mayor sensibilidad también puede afectarte a nivel emocional. Como parte del proceso de Ascensión, es posible que experimentes rápidos cambios de humor. También puedes experimentar una mayor empatía. Además de ser más sensible a las emociones de los demás, también te encontrarás lidiando con heridas emocionales del pasado. Aunque esto puede resultar incómodo, forma parte del proceso de curación y crecimiento.

También es posible que experimentes momentos inexplicables de alegría y felicidad; de repente puedes empezar a reír sin ningún motivo aparente. Es posible que experimentes sentimientos intensos de Amor por todos los seres. Puedes sentirte abrumado hasta las lágrimas por la belleza de una flor, la risa de un niño o las lágrimas de un ser querido.

Lo importante es no negar o reprimir estos sentimientos, sino experimentarlos. Permítete llorar o enfadarte si lo necesitas.

Escribe una carta a alguien que te haya hecho daño, para expresar estos sentimientos -no será necesario que le entregues la carta a esa persona, es una práctica para tu propia sanación-. Habla con alguien de confianza si crees que te va a ayudar. O simplemente ríe, canta, llora o baila tus emociones. También puedes escribir un diario, pintar o expresar estas emociones con alguna otra forma de expresión creativa.

Cuando surjan emociones fuertes respira, siente la emoción y exprésala a solas, y cuando estés preparado, déjala ir.

Cambios de energía

Puedes experimentar cambios drásticos de energía. A veces puedes despertarte con mucha energía y con entusiasmo por la vida, y otras veces puedes sentirte aletargado o deprimido. Todo esto forma parte del proceso.

Intenta respetar tus niveles de energía y descansa cuando lo necesites. Presta atención a lo que puede estar causando estos cambios. ¿Hay ciertas personas o situaciones que te dejan agotado, mientras que otras te llenan de energía? Sigue estas señales de tu cuerpo. Te están guiando hacia una vida más alegre y satisfactoria.

Como resultado de este proceso, también puedes ser más consciente de dónde se encuentran los bloqueos en tu cuerpo y en tu campo energético. Es posible que notes la opresión en la garganta, la respiración superficial, la tensión en el estómago o la presión en la zona del pecho.

Es posible que ahora puedas liberar estos bloqueos imaginando una luz que proviene del cielo y que fluye por todo el cuerpo. También puedes utilizar una meditación para equilibrar los chakras, el yoga, el Qi Gong o el Reiki para ayudarte a desbloquear y permitir que las energías superiores fluyan más fácilmente.

A medida que cambian tus energías a una frecuencia más alta, puedes sentirte un poco desorientado y alejado de la realidad. Practicar una técnica de enraizamiento, como caminar descalzo sobre la tierra, puede ayudarte a estabilizarte y a mantener el equilibrio entre tu forma física y espiritual.

Pasar tiempo en la naturaleza también puede ayudarte a permanecer conectado a la Tierra.

Cambios en los patrones de sueño

La Ascensión puede afectar a tus patrones de sueño, haciendo que necesites dormir más o menos. Una gran parte del trabajo espiritual, como la liberación de viejas energías, la curación y la integración, ocurre mientras duermes. Esto puede significar que experimentes sueños vívidos o que sigas despertándote durante la noche.

Si te despiertas después de un sueño, puedes dedicar algún tiempo a escribir un diario, para ayudarte a integrar el mensaje del sueño. Si te resulta difícil dormir, prueba a meditar o a realizar cualquier práctica espiritual que te parezca adecuada.

Por otro lado, puede ocurrir que de repente sientas un sueño muy profundo, aún en pleno día. En la medida de lo posible, duerme sin importar la hora, pues es durante el sueño que integramos estas intensas energías en el cuerpo físico.

Cambios en las relaciones

La Ascensión espiritual puede afectar a tus relaciones. Esta es una de las cosas que a menudo nos frena, ya que tenemos miedo de perder a quienes amamos. Sin embargo, aquellos que están destinados a estar en nuestras vidas abrazarán la nueva versión de nosotros mismos. También encontraremos nuevos amigos y almas gemelas entrando en nuestras vidas a medida que cambiamos. Puede ser difícil dejar ir a tus familiares o amigos, pero algunas personas sólo estaban destinadas a estar con nosotros durante una determinada etapa de nuestras vidas. Practica el desapego y confía.

Cambio de intereses y crisis de identidad

Es probable que tus antiguos intereses cambien, y en lugar de pasar mucho tiempo en las redes sociales, prefieras estar a solas, disfrutando de tu propia compañía, por ejemplo. Tus pasatiempos, hábitos y preferencias se irán transformando, lo cual es una excelente señal.

También puedes sentir que el trabajo que realizas ya no tiene sentido o no te satisface, pero que aún no sepas a qué puedes dedicarte -mi curso en audio “Crea el trabajo de tu vida” puede ser de gran ayuda para descubrir tu verdadera vocación o el llamado de tu alma, y así atraer la verdadera Abundancia-.

La crisis de identidad puede llevarte a sentirte perdido y a no reconocerte. Ya no eres como solías ser, pero el nuevo y verdadero Yo aún no ha aflorado. Ten paciencia contigo mismo, estás en un proceso de transición, y a su debido momento podrás salir al mundo nuevamente, con una versión más luminosa y auténtica de ti mismo.

Tienes un sentimiento de anhelo

A veces, como parte de tu Ascensión, puedes tener un sentimiento de pérdida, anhelo o nostalgia. Puede haber una sensación de algo que quieres o necesitas pero que no puedes captar. También puede haber un sentimiento de añoranza del Hogar.

El proceso de Ascensión puede llevarnos a sentirnos desorientados. Llevar un diario sobre estos sentimientos a menudo conduce a una mayor claridad. Dedica un tiempo a ti mismo cada día para aprender más sobre quién eres realmente, cuál es tu propósito y qué significa el Hogar para ti. A medida que avances en el proceso, encontrarás tu hogar espiritual y te encontrarás a ti mismo.

Cómo lidiar con estos síntomas

En la medida de lo posible, mantente abierto a la experiencia de todos estos síntomas. Bloquearlos o resistirse a ellos ralentizará el proceso de Ascensión. Déjate llevar y permite que los cambios de la Ascensión fluyan por tu vida.

Busca ayuda y apoyo cuando lo necesites. Si no tienes a nadie en tu vida que entienda por lo que estás pasando, entonces puedes encontrar una comunidad de apoyo en Facebook, o unirte a un grupo local con orientación espiritual. De este modo, encontrarás personas que entenderán lo que estás pasando y te proporcionarán apoyo y orientación.

Si tienes síntomas físicos o mentales, sería conveniente buscar ayuda profesional para descartar causas físicas.

Siempre hay medidas positivas que puedes tomar para ayudarte a superar los síntomas de la Ascensión. Tu práctica puede ser cualquier cosa que sientas que te hace bien, ya sea pasar tiempo en la naturaleza o cuidando de tus plantas, escuchar música, meditar o cualquier otra práctica que encuentres que te ayuda. La clave es ser constante y dedicar tiempo a tu salud física y al bienestar espiritual, a cada día.

© 2021– “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos pero sin alterarlos, citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

Más allá del caos

El caos es para quien lo necesita.
No te confundas con lo que ves, con lo que te dicen y con lo que crees saber. Las cosas no son como parecen, las cosas no están mal, no van peor y nada está en caos.
Es un momento de transformación, las energías se están moviendo y pareciera que todo a nuestro alrededor es violencia. La violencia está dentro de las personas y quien necesita de eso para aprender lo tendrá.

Las cosas se están manifestando para una evolución, de acuerdo a lo que cada alma requiere para lograrlo.
Mantén tu corazón en paz y quédate en la luz y en el amor a Dios y todo a tu alrededor estará en calma.
No te enganches con el exterior, eso es sólo una ilusión, mantente en tu corazón, en la fe, la esperanza y en el Amor.
Pide a tus Ángeles y a tus Maestros de Luz que te guíen, que te cuiden, que te mantengan en la vibración del Amor para que eso sea lo único que atraigas.

Todo depende de tus acciones y de tus pensamientos. Si reaccionas ante el exterior, si en tu cabeza hay violencia, si te enganchas con la información, con la manipulación, si compartes eso, eso tendrás.
Irradia luz, Amor, ayuda, compasión, agradecimiento. Agradece esta oportunidad de cambio para el mundo y sana lo que tú necesites para evolucionar.

Trabaja en ti, en tu paz, en lo que tú requieres para comprender realmente quién eres y qué haces aquí.
Amado Dios, ayúdame para poder ver sólo lo bueno de cada situación, para que mi corazón sienta Amor y compasión por cada persona que cruce en mi camino, para cooperar con la paz en mis pensamientos, palabras y acciones, para aprender y sanar lo que me corresponde, estando siempre en la luz divina.

Mensaje de los Maestros de la Luz


© 2021– “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero sin alterarlos, citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

Tiempos de curación

Tal vez en este momento tu viaje no se trata de amar a alguien…

Tal vez en este momento tu viaje se trata de amarte a ti.

Tal vez esta sea la temporada en la que te están desafiando a ser tu propio salvador, a ser tu propio lugar seguro.

Tal vez en este momento te están recordando que las personas que se alejaron sólo te llevaban de vuelta a ti mismo.

Y aquí, estás bien. Aquí, te estás reconstruyendo.

Aquí, te estás adaptando, y arreglando.

Aquí, estás siendo más amable con tu alma, te estás dando el mismo tipo de Amor que siempre has dado a los demás.

Aquí, no estás apresurando tu corazón, no dependes de otro ser humano para arreglarlo. En lugar de eso, aquí, lo estás haciendo muy bien… y por tu cuenta.

Aquí, te estás curando.

© 2021– “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero sin alterarlos, citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

Meditación para permanecer en Paz

Esta sencilla meditación te conecta con el Cielo, la Tierra y el Amor Incondicional.

Puedes hacerla de pie, sentado o acostado. Es mejor hacerla sin zapatos.

Lo ideal es hacerla en cuanto te despiertas, así podrás mantenerte en paz a lo largo del día, sin dejarte arrastrar por el caos del mundo externo.

*Cierra los ojos.

*Siente o visualiza una luz dorada que llega desde el Cielo y entra por tu coronilla.

*Como si fuera líquida, esa luz va bañando tu cuerpo por completo.

*La luz sale por tus pies, y forma un rayo que llega al centro de la Tierra.

Ese contacto con el centro de la Tierra te da seguridad, calor y alegría.

*La luz vuelve a entrar a tu cuerpo, subiendo por tus pies, piernas y abdomen.

*Al llegar a tu corazón, esa luz dorada se queda allí, brillando como un gran sol en tu pecho.

Siente su calor, la paz y la plenitud que te brinda.

*Irradia esa luz que sale de tu corazón hacia todo lo que existe, envolviendo a todo el planeta.

*Puedes quedarte conectando y sintiendo todo el tiempo que quieras.

© 2021– “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero sin alterarlos, citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

Paz y Amor en la Nueva Tierra

¡El 21 de diciembre entramos en la Nueva Era! La Era del Amor Incondicional, de la Abundancia, de la Paz y la colaboración, sintiendo de verdad que todos somos Uno.

Para entrar en la Nueva Tierra, y para hacer realidad la promesa de esta Nueva Era, es imprescindible dejar atrás todas las ideas y creencias que nos mantienen en la pobreza o escasez, en la dualidad, la separación y los conflictos.

Estamos aquí, en este planeta, y en estos tiempos, porque así lo decidimos antes de nacer. Entonces asumamos el compromiso de nuestras almas, y demos lo mejor de nosotros mismos a cada momento.

Medita, agradece, perdona, Ama… La Nueva Tierra es una frecuencia energética, y de ti depende que puedas habitar en ella.

Que puedas encontrar la Fuente del verdadero Amor, hoy y siempre…

¡Felices Fiestas!

© 2020– “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero sin alterarlos, citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

No estamos solos

No estamos solos…

Todos contamos con la ayuda de los ángeles, y no es necesario pertenecer a ninguna religión para recibirla.

Yo los llamo “los amigos invisibles” (en mi libro “El amor de tu vida” hay un capítulo dedicado a ellos).

Los ángeles respetan nuestro libre albedrío, así que sólo pueden ayudarnos si se lo pedimos.

Cada uno de ellos se encarga de apoyarnos en un área de nuestras vidas.

El Arcángel Miguel es quien nos asiste para liberarnos de nuestro karma, nos ayuda a transformar nuestras sombras en Luz y nos protege de las energías oscuras o negativas.

El Arcángel Gabriel es quien nos inspira y da ideas, es el mejor amigo de los escritores.

El Arcángel Rafael es quien se encarga de ayudarnos a sanarnos, es el médico del Cielo.

El Arcángel Uriel nos ayuda a conectar con la prosperidad y la Abundancia.

El Arcángel Metatrón es considerado el más poderoso, pues es quien está más cerca de Dios. Él ayuda a los niños Índigo y Cristal a superar las pruebas que enfrentan para su evolución. Es el príncipe de la Paz.

Hay otros, todos dispuestos a acompañarnos en nuestro viaje de crecimiento en la Tierra.

Yo me comunico con los ángeles a diario, cuando medito, y lo hago con confianza, Amor y gratitud. ¡Son mis mejores amigos!

Ellos también están guiando y apoyando el proceso de Ascensión que la humanidad está atravesando. Esa es la razón por la cual no es necesario sentir miedo.

Todo lo que está ocurriendo en el planeta Tierra hace parte de un plan divino, y la Luz ya ha vencido a la oscuridad.

¡En otro plano, esa batalla ya se ha acabado!

Por eso es tan importante mantenernos centrados, enfocados en la Luz, el Amor y la Paz. Cuantas más personas se conecten con esta Verdad, antes veremos cambios tangibles en el mundo.

© 2020– “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero sin alterarlos, citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

Portal de energía del 11/11: La preparación

El próximo 11/11 se producirá un evento sin precedentes en la historia de la Tierra. Por primera vez se activarán de manera definitiva los Códigos de Luz del Alma. Los mismos que fueron desactivados hace miles de años.

Se cumple así un requisito imprescindible para la llegada de la Nueva Tierra: el ser humano, para ascender, tiene que estar completo.

Recuperaremos de este modo lo que nos pertenece por derecho propio: el recuerdo de quiénes Somos y para qué hemos venido, así como las capacidades que nos son inherentes. Pero una cosa es recuperar y otra saber utilizar en este 11/11.

Para las personas que están despiertas, la recuperación de esos recuerdos y capacidades puede representar una bendición. Muchos llevan años anhelándolo. Sin embargo, los que aún continúan anclados en la vieja energía de la 3° dimensión pueden verse inmersos de repente en un profundo caos interior: recuerdos a los que no encuentran sentido y percepciones que no comprenden y que, además, les asustan.

Será necesario que, tras esa fecha, las personas que trabajan al servicio de la Luz aúnen sus esfuerzos para ayudarlos a integrar el proceso 11/11.

Cada uno de nosotros debe prepararse previamente para ese momento, tal como nos aconseja el Maestro Kuthumi con estas recomendaciones:

1. Buscar la paz interior. Un momento de silencio al día para escuchar la voz del corazón.

2. Recibir conscientemente la luz del sol, con la intención de absorber su poder sanador y elevador de frecuencias.

3. Mantener el rumbo en la dirección indicada por la voz del corazón. Aquello que Somos se manifiesta en estos días más que nunca. Caen las vendas que nos cegaban, se derrumban barreras que nos limitaban.

Por fin, muchos de nosotros nos animamos a emprender aquello que vinimos a realizar aquí, en esta dimensión.

4. Practicar el desapego de viejos patrones limitantes. Abandonar los pensamientos, costumbres y reacciones que alimentan aún la antigua energía, procurando transformarlos en luz por medio del Amor.

5. Fomentar el Amor en todas nuestras relaciones, las que más amamos y las que nos conectan con el miedo. Estas últimas son las que más nos elevarán si somos capaces de bañarlas de Amor y aceptación.

6. Recibir la energía de la Fuente en meditación. Su influencia en nuestros cuerpos sutiles es inmensa. Posee un gran poder transmutador que nos libera y nos conecta.

7. SENTIRNOS UNO. Practicar en nuestras visualizaciones la Unión con todo lo que Es y con todo lo que existe. Cuando llegue el momento, recibiremos en nuestro interior una gran Luz. Esa Luz trae los códigos de activación que necesitamos para Recordar. Son códigos de una vibración muy alta.

Cuanto más elevada sea la propia vibración durante ese día más armónica resultará la entrada de la Luz y su anclaje en cada uno de nosotros.

Podemos prepararnos como nos recomienda el Maestro Kuthumi pero, además, ese día debemos dedicarlo especialmente al cuidado de la propia energía, al equilibrio interior, a mantener la vibración bien alta. Actividades como meditar, pasear al sol o estar en contacto con la Naturaleza son las más recomendables.

Hay que evitar especialmente todo lo que nos desconecte de nuestra esencia. Deberemos alimentarnos con moderación, procurando no ingerir alimentos de baja vibración, como la carne o los vegetales transgénicos, y realizar algún ejercicio físico que nos ayude a activar el flujo sanguíneo, ya que los Códigos de Luz serán transportados a través de la sangre, desde el corazón al resto de nuestro organismo.

La activación se estará produciendo durante todo el día, pero no percibiremos completamente sus efectos hasta el día siguiente, después de haber dormido un mínimo de seis horas.

A partir de la mañana del 12 de noviembre muchas personas sentirán el profundo deseo de dar un giro completo a sus vidas, otros emprenderán su camino con fuerzas renovadas y otros sentirán una gran confusión interna. Los efectos variarán en función del grado de evolución de cada uno y de las resistencias que esté oponiendo al proceso de cambio que todos estamos experimentando.

El objetivo de esta activación es acabar con las limitaciones que, desde el interior de nosotros mismos, nos están impidiendo evolucionar o despertar. No se trata de una injerencia en el libre albedrío de los seres humanos. Se trata de eliminar una limitación que nos fue impuesta hace miles de años, cuando algunos seres confusos decidieron interferir en nuestro proceso evolutivo.

Detenernos a explicar el cómo y el por qué de aquel suceso sería adentrarnos en la vieja energía de separación y lucha, de la que ya nos estamos alejando. Ya no importa cómo, cuándo, dónde, quién o para qué. Dentro de poco estará resuelto.

El 11 del 11 se producirá una gran activación, pero no será la última. Grandes acontecimientos nos esperan a la vuelta de la esquina. Recibámoslos con Amor, libres de temores e inquietudes, porque llega el reino de la Luz a la Tierra, y eso se merece una gran fiesta.

Ayala Eduardo

© 2020– “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero sin alterarlos, citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

El otro no existe

Estamos todos unidos, somos Uno con todo lo que vive.

Por lo tanto, en un nivel profundo el “otro” en realidad no existe…

Cada ser sólo nos refleja diferentes aspectos de nosotros mismos.

Si siento una profunda admiración por alguien, por ejemplo, es porque esa persona refleja, como un espejo, la admiración que siento por esas mismas cualidades suyas que yo también llevo en mi interior.

Si alguien me grita, la verdad es que yo mismo me estoy gritando y maltratando, aunque no sea consciente de ello.

La persona que me grita me está mostrando, aún sin pretenderlo, una herida que debo sanar en mí mismo. Esta herida probablemente se haya causado en mi niñez, y hasta que no la sane en profundidad, seguiré atrayendo personas y situaciones en la cuales seré maltratado, rechazado, traicionado o abandonado.

Esto no significa que no deba poner límites, o alejarme de la persona si la situación lo requiere.

Pero no basta con hacer las maletas, dar un portazo e irnos. Debemos también sanarnos. Entonces tarde o temprano incluso podremos agradecer a la persona que nos hizo el inmenso favor de mostrarnos nuestra herida.

No somos víctimas, somos los creadores de nuestra realidad, a cada momento.

Y para crear realidades armoniosas, las realidades que de verdad merecemos, Amarnos a nosotros mismos total e incondicionalmente es fundamental. Sanar nuestras heridas emocionales es un paso imprescindible para este proceso.

Lo primero es hacernos responsables de la realidad que hemos creado.

“Yo atraje esta realidad, y si no me gusta o no me hace bien, puedo cambiarla. ¡Soy libre!”.

Una vez que te haces responsable, tienes el poder y la fortaleza para mirar a tu herida de frente. Sin excusas, sin pretextos, sin victimismos, la miras con Amor y aceptación.

Sí, duele… Duele muchísimo. Pero al aceptarla, el dolor se convierte en comprensión.

Expresas tus emociones a solas, cuidas de tu niño interior*, y te das a ti mismo todo el Amor que necesitas.

Este proceso puede llevar cierto tiempo, y a veces necesitamos pedir ayuda; al pedirla te estás dando a ti mismo la posibilidad de recibir. Y recibir hace parte del Amor a uno mismo.

Queremos un mundo más humano, más amoroso. Pero el mundo es simplemente un reflejo de nuestro interior.

Sanándote a ti mismo, estarás sanando a la humanidad entera.

Esa será siempre tu mejor contribución para crear una Nueva Humanidad, y una Nueva Tierra.

*Esta meditación guiada es de gran ayuda para conectar con tu niño interior: https://shantidasi.wordpress.com/sanando-a-tu-nino-interior/

© 2020– “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero sin alterarlos, citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

El poder del Amor

No hay dificultad que suficiente Amor no venza.

No hay enfermedad que suficiente Amor no cure.

No hay puerta que suficiente Amor no abra.

No hay muro que suficiente Amor no derribe.

Y no hay culpa que suficiente Amor no redima.

No importa lo profundamente asentado que esté el problema, ni lo desesperanzador que parezca.

No importa lo enredada que esté la mañana, ni lo enorme que sea el error.

La comprensión del Amor lo disolverá todo.

Y si tú pudieras Amar lo suficiente, serías la persona más feliz y poderosa del mundo.

Emmet Fox

© 2020– “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero sin alterarlos, citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

¿Cuál es tu misión?

De acuerdo a nuestra fecha de nacimiento, cada uno de nosotros tiene una misión o destino que ha venido a realizar en esta vida, además de las cualidades para poder llevarlo a cabo. Este Oráculo consta de cinco sellos o poderes, siendo cada uno de ellos un código de activación genética. En relación a la astrología tradicional serían los signos.

El sello de destino describe nuestra principal misión y aprendizaje en esta vida, así como los dones con los que contamos para poder realizarlo.

El sello guía nos indica nuestro modo de recorrer el camino por la vida. Es el resultado de nuestro aprendizaje desde el momento del nacimiento.

El sello de apoyo es el que nos indica la energía que nos complementa y ayuda en cualquier situación que se nos presente.

El sello oculto representa una cualidad de gran potencial que a menudo no se desarrolla, porque se mantiene escondida de nosotros mismos.

Es de gran ayuda, y a veces sale a la superficie como una inspiración repentina, en situaciones críticas, cuando hemos agotado todos nuestros recursos.

El sello opuesto representa la energía que más se opone a nuestro sello. Puede representar obstáculos, miedos, personas opuestas, situaciones adversas…

Pero es el que mayor crecimiento nos aporta, ya que es la energía más contraria y diferente la que posee más lecciones para enseñarnos.

Conocer nuestro Oráculo Maya es sumamente importante, para realizar un proceso de evolución y auto-conocimiento.

Esta información te será útil para el resto de tu vida.

Además de ser reveladora y exacta, es fácil de comprender y de ser llevada a la práctica. Su lenguaje es sencillo y claro, y nos muestra el camino que debemos recorrer para crecer y tener una vida significativa y plena.

Grabación de audio de una hora de duración, aproximadamente.

Aportación: 45 euros, 50 dólares, 900 pesos mexicanos.

Para encargar tu lectura maya, envía un e-mail indicando tu país a: shantidasi21@gmail.com

© 2020– “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero sin alterarlos, citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

Curso en audio: “Amándote a ti mismo”

Nos han condicionado a pensar que el amor depende de los demás.
Esto nos ha llevado a temerle a la soledad, y a establecer relaciones marcadas por el apego y el sufrimiento.
Pero la verdad es que el Amor está en nuestro interior, y no depende de nadie ni de nada externo.
Con este curso en audio aprenderás a amarte de un modo profundo, y en todos los aspectos.
Así podrás establecer relaciones afectivas sanas y llevar una vida plena.

Con este curso aprenderás a:

-meditar de un modo fácil y placentero

-aceptar a tu cuerpo tal cual es

-cuidar y sanar a tu niño interior

-lidiar con tus emociones de un modo sano

-encontrar a tu alma gemela

Este es un curso práctico, de más de 4 horas de duración.

Colaboración: 45 euros, 50 dólares, 800 pesos mexicanos.

Para encargarlo, envía un e-mail indicando tu país: shantidasi21@gmail.com

© 2020– “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero sin alterarlos y citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

El Despertar del masculino

Durante las últimas décadas las mujeres nos hemos dedicado a sanarnos, a liberarnos de los condicionamientos impuestos por la sociedad y a amarnos a nosotras mismas. Talleres, libros, videos, compartir entre nosotras nuestras heridas y descubrimientos… Ha sido un camino largo, y aún lo seguimos recorriendo.

En este proceso muchas veces nos hemos preguntado: “¿Y los hombres, dónde están? ¿Por qué no caminan a nuestro lado, por qué no tienen interés en sanarse y cambiar?”

Pues ahora ha llegado el momento del Despertar masculino. Cada vez hay más hombres dispuestos a reconocer su vulnerabilidad, su profundo cansancio y la gran necesidad de dejar atrás los viejos patrones patriarcales que han regido sus vidas.

El mandato social de ser siempre fuertes, de no poder sentir ni expresar sus emociones, de tener que ser el sustento de toda la familia, de tener que ir a la guerra… El inconsciente colectivo masculino está cubierto de dolor, de sangre y de injusticia. Los hombres  se sienten solos y exhaustos. Ellos están cansados, y también heridos…

Es tiempo de que los hombres se liberen de todos esos condicionamientos, y que además de guerreros, puedan ser también sensibles. Ellos necesitan compartir con otros hombres este camino de crecimiento, y darse el permiso de descansar, expresar y llorar…

El papel de la mujer en el desarrollo masculino es importante. En mi artículo El Despertar de la mujer  menciono la imperiosa necesidad de que perdonemos el pasado, y de que nos liberemos del resentimiento hacia el hombre. Y ellos también necesitan perdonarse a sí mismos, y encontrar el Amor en su interior.

En su necesidad de liberarse, muchas mujeres han renunciado a su lado receptivo, lo cual les ha llevado a un desequilibrio. Poder dar y recibir de un modo armonioso es siempre el camino.

No es necesario caer en el papel de “madres” de nuestros compañeros, ni ejercer el rol de terapeutas. Lo que ellos necesitan es simplemente ser comprendidos, amados y aceptados. Y permitirles protegernos, pues es parte de su esencia y de su papel en nuestras vidas.

Ellos han hecho lo que han podido, y en esta nueva era de Amor Incondicional hombres y mujeres debemos crear juntos un Nuevo Mundo, caminando lado a lado, cooperando y amándonos de un modo consciente, sano y libre.

© 2020– “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero sin alterarlos y citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

 

 

 

El Despertar de la mujer

La mujer ha sido profundamente condicionada… Este condicionamiento ha sido inculcado de dos maneras: por la sociedad y la biología.

Biológicamente, ha sido programada desde el comienzo de los tiempos para perpetuar a la especie, como si fuera una máquina de fabricar hijos. Y durante siglos, la sociedad la ha llevado a creer que toda su vida debe girar alrededor de un hombre y de la familia.

Sin embargo la mujer, desde hace algunas décadas, ha comenzado a Despertar. De repente un día se da cuenta de que ella no es un satélite. ¡Un día, asombrada, descubre que ella tiene su propia órbita!

Entonces comienzan los grandes cambios. Busca la manera de ganar su propio dinero, pues sabe que sin libertad financiera, no puede ser dueña de su propia vida.

Luego se percata de que ya no es feliz junto a su pareja; la aparente seguridad que estar casada le brinda, le cuesta un alto precio: no puede ser ella misma, tiene que renunciar a sus valores, a sus dones, a sus sueños, y a su manera única e individual de percibir la vida. Ha perdido la libertad de Ser, de actuar y de seguir su propio camino.

Entonces llega el divorcio, que afortunadamente nos libera de la vieja esclavitud del matrimonio como una sentencia de por vida.

Tarde o temprano la mujer se da cuenta de que no sabe amarse a sí misma. Toda su vida ha girado alrededor de los demás, y siente un profundo vacío. Entonces llega al mundo el libro El amor de tu vida, que fue publicado en Amazon y en Bubok en el año 2010.

Ese libro ha marcado un antes y un después en la vida de muchísimas mujeres y también de varios hombres de todo el mundo, y sigue siendo un faro para quienes quieren descubrir el Amor Incondicional hacia uno mismo.

Muchas mujeres, al Despertar, se hacen conscientes de que no están obligadas a tener hijos. Por el contrario, prefieren canalizar su inmenso poder creativo en hacer otras cosas con sus vidas. Nuestras obras, nuestros proyectos, nuestros sueños materializados pueden ser considerados nuestros “hijos”. La realización personal se puede expresar de infinitas maneras, y muchas personas ya comenzaron a descubrirlo.

Y quienes también somos madres, en algún momento comprendemos que no toda nuestra vida gira en torno a los hijos. Ellos no nos pertenecen, en realidad son hijos de la Vida, y cuando se van de nuestros hogares, tenemos entonces la oportunidad de dedicarnos a nosotras mismas, y a hacer realidad algunos de nuestros viejos sueños.

También existen muchas “mujeres maravilla”, que encuentran el modo de criar a sus hijos y al mismo tiempo dedicarse a su pasión, a aquello que las hace sentirse realizadas y felices.

En este proceso del Despertar femenino, comenzó a surgir el resentimiento hacia el hombre, y a la lucha entre géneros. Pero ese no es el camino; debemos perdonar el pasado, perdonar al hombre -ellos también están heridos-, y perdonarnos a nosotras mismas por haber permitido tanto abuso y sometimiento.

En esta nueva era de Amor Incondicional, hombres y mujeres debemos caminar lado a lado, hombro con hombro, pero siendo totalmente libres para que cada cual pueda compartir Amor sin dejar de lado su individualidad, sin renunciar a quienes somos en realidad.

El libro El amor de tu vida compartida es una guía práctica y espiritual para establecer relacionadas conscientes y sanas, libres de los condicionamientos impuestos, de los cuales todos debemos liberarnos.

Sólo así, sanando nuestras heridas y dejando atrás el pasado, podremos crear entre todos la Nueva Tierra, o el nuevo mundo con el que tanto soñamos.

© 2020– “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero sin alterarlos y citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

¿En qué mundo eliges vivir?

La verdad es que existen diferentes mundos, o dimensiones. Dependiendo de nuestra vibración o estado de consciencia, podemos elegir en cuál deseamos vivir.

Lo que la mayoría de la gente llama “realidad”, pertenece a la tercera dimensión. En esa dimensión domina la mente-ego, que nos hace creer que estamos separados unos de los otros, de la naturaleza y del planeta.

Por causa de esa creencia generalizada es que existen las luchas, los conflictos, las guerras, la injusticia, la avaricia, los celos, el odio, la pobreza (mental y económica), la destrucción del medio ambiente y todos los “males” que asolan al mundo.

Sin embargo existe otro mundo, que pertenece a la quinta dimensión. Quienes permanecen en esa dimensión son capaces de sentir un profundo Amor por sí mismos, por los demás y por la Tierra.

Ellos saben, desde lo más hondo de sus corazones, que sólo existe la Unión; el daño que le causamos a alguien, nos lo ocasionamos a nosotros mismos, al planeta y a todos.

En esa dimensión la mente no interfiere, y se puede percibir que el tiempo es  una ilusión: el pasado y el futuro se encuentran siempre entrelazados en el eterno aquí y ahora.

En la quinta dimensión sólo existe la cooperación, la ayuda desinteresada, y una profunda paz que no se ve alterada por ningún evento externo. Se goza de la verdadera abundancia, que es un estado interior de plenitud y agradecimiento.

No existen los celos, la competitividad, ni el egoísmo. En cambio, quienes están en esta dimensión buscan siempre el mayor bien para todos, pues se dejan guiar por el alma, y no por la mente. Ellos también son capaces de desarrollar maravillosos dones, como la visión, la telepatía y la intuición.

En estos tiempos toda la humanidad está teniendo que pasar por un profundo e intenso proceso de transformación, pues hemos comenzado una nueva era: la del Amor Incondicional.

El cambio que el propio planeta nos está exigiendo que hagamos, es que salgamos de la tercera dimensión, o del mundo de la dualidad, para experimentar otra realidad, la del Amor y la Unidad.

Por eso tanta gente está experimentando fuertes crisis en sus relaciones afectivas, en su situación laboral, en su salud o incluso en varias áreas de sus vidas simultáneamente. Muchas personas ya no están satisfechas con el modo en el cual han llevado sus vidas hasta ahora, se sienten perdidas y no saben cómo seguir adelante.

Este sentimiento de desorientación, de hallarse perdido, con miedo y angustiado irá en aumento, y a una gran velocidad; el planeta no puede seguir sosteniendo la energía que ha estado gobernando al mundo hasta ahora.

Pasar de la tercera a la quinta dimensión es un proceso de transición, en el cual debemos hacer una profunda limpieza: sanar nuestras heridas emocionales, perdonar todo lo ocurrido en el pasado, ser amorosos con nosotros mismos y con los demás, y permitirnos sentir el  dolor, la intensa furia o el pánico que puede invadirnos, al comprobar que no podemos controlar lo que sentimos.

En este proceso, expresar a solas todas las emociones que sintamos es de suma importancia.

 Estar en contacto con la naturaleza también es de gran ayuda, pues ella es nuestra Madre, en ella nos encontramos en nuestro verdadero hogar, y es adonde podemos recordar quiénes somos en realidad: seres de pura Luz, seres divinos y multidimensionales.

No ver la televisión, no leer noticias desastrosas y negativas, y poner siempre nuestra atención en todas las cosas buenas que sí ocurren a diario, en nuestra vida personal y en el mundo, es fundamental para ir saliendo de esa vibración baja, y comenzar a conectar con una energía más elevada.

Afortunadamente varios maestros o guías han estado dándonos herramientas, consejos y enseñanzas desde hace muchos años, para prepararnos para estos tiempos que ahora estamos viviendo.

El Amor Incondicional debe comenzar siempre por uno mismo. En el año 2010 publiqué en Amazon el libro El amor de tu vida, una guía práctica y espiritual muy eficaz para descubrir cómo amarnos a nosotros mismos de un modo profundo y completo. En ese libro también hay un capítulo dedicado a cómo conectar con nuestros ángeles y guías espirituales, a quienes siempre les podemos pedir asistencia.

Para poder relacionarnos de un modo sano, consciente y armonioso, publiqué también en Amazon mi segundo libro, El amor de tu vida compartida. Este libro es una valiosa guía para establecer relaciones de crecimiento y felicidad, sin sufrimiento innecesario y sin dramas emocionales.

Y en todos mis talleres, conferencias, videos y publicaciones de este blog he dicho una y otra vez lo importante que es amarse a uno mismo, meditar y sanarse emocionalmente.

Ya no podemos seguir postergando… ¡El tiempo de hacer un cambio de Consciencia es ahora!

Todos tenemos la libertad de elegir, a cada momento, en qué mundo queremos vivir. Para quienes elijan el Amor, la unión y la paz, las recompensas serán infinitas, y de ese modo estarán contribuyendo a crear un nuevo mundo; el mundo que nuestras almas siempre han anhelado.

© 2019 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero sin alterarlos y citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Meditación para superar el miedo

Puedes hacer este ejercicio en cualquier momento, cada vez que sientas miedo.

Para mejores resultados, es ideal hacerlo en un lugar privado y silencioso, trabajando con una lista de miedos que has escrito previamente.

Siéntate o acuéstate cómodamente con tu espalda recta y cierra los ojos.

Toma aire profunda y lentamente hacia tu abdomen, luego exhala lo más rápido que puedas.

Repite: toma aire lentamente, y luego suéltalo lo más rápido que puedas.

Y una vez más, inhala despacio, despacio, luego exhala rápidamente.

Ahora continúa respirando a tu propio ritmo.

Escanea tu cuerpo físico desde la cabeza hasta los dedos de los pies, para encontrar la energía del miedo.
Busca el miedo. Si no lo puedes encontrar, lee uno de los miedos de tu lista y escanea tu cuerpo de nuevo.
Una vez que encuentras miedo en tu cuerpo, simplemente obsérvalo. No lo analices, solo obsérvalo. Deja que esté allí. Deja que exista. Deja que crezca y sea lo que es.

Se puede manifestar en una incomodidad física, como un nudo, un dolor, una energía localizada, o a través de un pensamiento o una memoria, o simplemente puede ser la emoción del miedo.

Solo míralo. Obsérvalo. Siéntelo.

Deja que esté aquí.

Y dile: “Miedo, eres bienvenido aquí. Te doy la bienvenida aquí”.

Dale la bienvenida y permite que crezca.

Permite que se haga cada vez más grande.

Permite que crezca y crezca… Lo más grande que le sea posible.

Deja que sea lo más grande que pueda ser.

Permite que el miedo se exprese para ti.

Pero no analices.

Simplemente permite lo que sea que venga.

Aunque sean palabras pensamientos, memorias…

Rastréalo y observa si se transforma en otra emoción, o si cambia su localización en el cuerpo.

Sin importar en lo que se convierta, dale la bienvenida a la nueva expresión: “Pensamiento, eres bienvenido aquí” . “Emoción, eres bienvenida aquí”. “Palabras, memorias, miedo, son bienvenidos aquí”.

Eres bienvenido aquí.

Míralo, obsérvalo.

Ahora, permítete acercarte y abrazar el miedo en cualquier expresión que éste haya escogido.

Dale Amor y Luz y permite que exista.

Agradécele por cualquiera que haya sido el trabajo que tenía para ti, y por estar contigo por tanto tiempo.

Ahora, suéltalo y entrégalo a La Unidad. Permite que vaya libre hacia La Fuente.

Respira profundo ahora. Mientras inhalas, inhala Amor y luz. Y cuando exhales, deja que esa luz y ese Amor vayan y llenen el espacio donde solía estar el miedo.

Ahora, simplemente respira despacio y profundamente.

Inhala luz y Amor, y cuando exhales permite que la luz y el Amor se extiendan por todo tu cuerpo y hacia fuera, hacia tu entorno.

Ahora, escanea tu cuerpo desde la cabeza hasta los dedos de los pies para ver si quedó algo de este miedo. Si ha quedado algo, repite el ejercicio inmediatamente.

Si no, puedes usar tu lista para hacer el ejercicio de nuevo, o terminar ahora abriendo los ojos y estirando bien el cuerpo.

Inelia Benz

© 2019 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero sin alterarlos y citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

 

Herramientas para el Cambio

Desde hace ya varios años, todos pasamos por intensos procesos de crecimiento y transformación. Estos procesos son colectivos. Las lecciones por integrar, los desafíos y las bendiciones son prácticamente los mismos para todos, y suelen ocurrir en los mismos períodos de tiempo.

Sin embargo, cada persona atraviesa esos procesos de diferente modo, dependiendo del nivel de Consciencia en el que se encuentre.

Durante el mes de julio hemos tenido que soltar y dejar atrás hábitos, patrones de pensamiento y comportamiento, trabajos, relaciones -o viejas formas de relacionarnos-, entre otras cosas.

Algunas personas continúan en este proceso, otras ya lo están cerrando…

En este artículo comparto valiosas herramientas o prácticas que son de gran ayuda siempre, más allá del tipo de reto que nos toque enfrentar, tanto a nivel personal como colectivo:

-No te preocupes si tu patrón de sueño se encuentra alterado; hace parte del proceso que estamos experimentando. Duerme cuando puedas, lo más que puedas, pero no te extrañes si notas que necesitas menos horas de sueño que antes.

Si te despiertas alrededor de las 4 de la madrugada, es probable que tus Guías Espirituales o tu Yo Superior quieran comunicarse contigo. Permanece de ojos cerrados, en silencio interior, para poder escuchar los mensajes que tienen para ti.

-Quizás por momentos sientas un gran cansancio y dolores musculares. Esto se debe a que la Madre Tierra está recibiendo poderosas energías para elevar su vibración y la de sus habitantes. Nos estamos limpiando y atravesando cambios en nuestro ADN, seamos o no conscientes de este proceso.

Bebe bastante agua, descansa cuando tu cuerpo te lo pida, haz ejercicios suaves (estiramientos, Chi Kung, Tai Chi, etc.). Darte baños de agua caliente con un puñado de sal gruesa es de gran ayuda para relajar tu cuerpo y limpiar tu energía. También puedes recibir masajes.

-Expresa tus emociones a solas, sin involucrar a nadie; de este modo no dañarás tus relaciones. Las emociones que sientes son una oportunidad de regresar a ti mismo para crecer, sanar alguna herida, cuidar de tu niño interior, o darte cuenta de algo…

No te pierdas esa valiosa oportunidad creando caos, dolor y confusión en tus relaciones afectivas.

Al expresar tus emociones a solas, hazlo con totalidad, con toda tu energía. Sé fuego cuando estés sacando tu rabia, sé agua cuando tu rostro se cubra de lágrimas.

-Luego puedes bailar de ojos cerrados. Así elevarás tu energía, saldrás del “drama” emocional y recordarás lo maravilloso que es estar vivo.

También puedes salir a dar un paseo en la naturaleza, o darte un ducha deliciosa; haz lo que tu cuerpo te pida para sentirte a gusto contigo mismo, y con la vida.

-La risa es altamente curativa. No te tomes demasiado en serio, ríete de ti mismo y de las situaciones, al final todo puede ser observado como si fuera una película.

-Meditar es una bendición, pues es el camino para encontrar en tu interior la paz y las respuestas que necesitas. La meditación es la mayor y mejor aliada en nuestro proceso de crecimiento.

Meditando puedes integrar las lecciones, desapegarte con perdón y gratitud, si fuera necesario, y abrirte a lo nuevo, que siempre llega (tengo un curso grabado en audio en el cual explico cómo meditar, entre otras cosas. Puedes ver toda la información aquí: Curso en audio).

-En tu tiempo libre dedícate a algún pasatiempo que te nutra, y que te conecte con la creatividad que llevas dentro. No tiene que ser necesariamente una actividad “artística”. Puedes cocinar, cuidar del jardín, bordar, escuchar música, bailar…

Haz aquello que te encanta, desconéctate de las redes sociales  y de todo para disfrutar de ti mismo, mientras haces algo que te inspira, te relaja o simplemente te hace feliz.

-Recuerda o descubre que eres El amor de tu vida.

-Habrá personas que pondrán a prueba tu capacidad de valorarte, de respetarte y de establecer sanos límites. Para poner límites no tienes que discutir ni dar largas explicaciones; a veces bastará con que digas un par de frases sinceras, expresadas desde el corazón, aunque con firmeza. Y otras veces lo mejor será guardar silencio y alejarte de ciertas personas, sin decir nada…

-Si no consigues comunicarte de un modo armonioso y claro con alguien que amas, puedes escribirle una carta, en la cual expresas de un modo amoroso lo que sientes, y lo que te gustaría manifestar en esa relación. No siempre será necesario que le entregues la carta; ahora todos estamos desarrollando la telepatía, y ésta siempre existe entre las personas que de verdad se aman.

Si estás profundamente unido a nivel del alma con tu amado o amada -aunque se encuentre físicamente “lejos”-,  entonces no será necesario que le escribas una carta. Su alma y la tuya están unidas, más allá de las palabras…

-Ten en cuenta que tú eres el rey o la reina de tu propia energía, de tu espacio vital, y del Universo que en realidad eres. Tienes toda la libertad de elegir, a cada momento, con qué personas quieres relacionarte, y con cuáles no.

-Sigue tu propia intuición, pues ella siempre es la mejor guía. No todo lo que te recomiendan será lo adecuado para ti. Eres libre para seguir tu propio camino, sobre todo si es la voz de tu alma quien te guía.

Todos estamos atravesando un gran viaje evolutivo, en el cual vamos descubriendo cómo traer el Cielo a la Tierra.

¡Disfrutemos de la travesía!

© 2019 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero sin alterarlos y citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

 

 

 

Los regalos de la vida

Para muchas personas el 2018 ha sido un año de “derrumbes”; carreras consolidadas ya no motivaban, dejaron de tener sentido, o ya no brindaban los beneficios de antes. Esto supuso un desmoronamiento en la economía de mucha gente, que se ha preguntado -a veces con angustia y preocupación-, qué podían hacer para ganar dinero.

Entonces algunos crearon nuevos proyectos, que desafortunadamente no dieron el resultado deseado. El sentimiento de fracaso, de sentirse derrotado y sin fuerzas, así como la incertidumbre, han predominado para muchos durante este año que ya se acaba.

Todo esto se debe a que la humanidad está pasando por profundos procesos de limpieza y transformación. Sin embargo, a veces no dejamos de preguntarnos por qué debemos pasar por estas situaciones tan desafiantes e incluso dolorosas.

Todo lo que nos sucede obedece a un plan oculto, y cuando somos conscientes de cuál es ese plan, podemos aceptar con humildad y desapego los retos que nos toca enfrentar.

Estamos aquí para crecer, para evolucionar, y cuando lo comprendemos, ya no nos resistimos y podemos ver que en realidad esos desafíos son regalos, o bendiciones camufladas.

El siguiente texto de Bert Hellinger, el creador de las Constelaciones Familiares, nos ayuda a comprender cuál es el plan por detrás de las situaciones que a veces nos toca atravesar:

La vida te desilusiona para que dejes de vivir de ilusiones y veas la realidad.
La vida te destruye todo lo superfluo, hasta que queda sólo lo importante.
La vida no te deja en paz para que dejes de pelearte, y aceptes todo lo que Es.
La vida te retira lo que tienes, hasta que dejas de quejarte y agradeces.
La vida te envía personas conflictivas para que sanes y dejes de reflejar afuera lo que tienes adentro.
La vida deja que te caigas una y otra vez, hasta que te decides a aprender la lección. 
La vida te saca del camino y te presenta encrucijadas, hasta que dejas de querer controlar y fluyes como un río.


La vida te pone enemigos en el camino, hasta que dejas de “reaccionar”.
La vida te asusta y sobresalta todas las veces que sean necesarias, hasta que pierdes el miedo y recobras tu fe.

La vida te quita el amor verdadero, no te lo concede hasta que dejas de intentar comprarlo con baratijas.
La vida se ríe de ti tantas veces, hasta que dejas de tomarte todo tan en serio y te ríes de ti mismo.
La vida te rompe y te quiebra en tantas partes como sean necesarias para que por allí penetre la Luz.
La vida te enfrenta con rebeldes, hasta que dejas de tratar de controlar.
La vida te repite el mismo mensaje, incluso con gritos y bofetadas, hasta que por fin escuchas.

La vida te envía rayos y tormentas, para que despiertes.
La vida te humilla y derrota una y otra vez hasta que decides dejar morir a tu ego.
La vida te niega los bienes y la grandeza hasta que dejas de querer bienes y grandeza y comienzas a servir.


La vida te corta las alas y te poda las raíces, hasta que no las necesitas, sino sólo desaparecer de las formas y volar desde el Ser.
La vida te niega los milagros, hasta que comprendes que todo es un milagro.
La vida te acorta el tiempo, para que te apures en aprender a vivir.
La vida te ridiculiza hasta que te vuelves nada, hasta que te haces nadie, y así te conviertes en Todo.
La vida no te da lo que tú quieres, sino lo que necesitas para evolucionar.

La vida te lastima, te hiere, te atormenta, hasta que dejas tus caprichos y berrinches y agradeces respirar.
La vida te oculta los tesoros, hasta que emprendes el viaje, hasta que sales a buscarlos.
La vida te niega a Dios, hasta que lo ves en todos y en todo.

La vida te acorta, te poda, te quita, te rompe, te desilusiona, te agrieta, te rompe, hasta que en ti sólo queda Amor.

© 2018 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos sin alterarlos, citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

Esto también pasará

Un rey dijo a los sabios de la corte:

—Me estoy fabricando un precioso anillo. He conseguido uno de los mejores diamantes posibles. Quiero guardar oculto dentro del anillo algún mensaje que pueda ayudarme en momentos de desesperación total. Tiene que ser muy pequeño de manera que quepa escondido debajo del diamante del anillo.

Todos ellos eran sabios, grandes eruditos; podrían haber escrito grandes tratados. Pero darle un mensaje de no más de dos o tres palabras que le pudiera ayudar en momentos de desesperación total era difícil. Pensaron, buscaron en sus libros, pero no podían encontrar nada.

El rey tenía un anciano sirviente que era casi como su padre; también había sido sirviente de su padre. La madre del rey murió pronto y este sirviente cuidó de él, por tanto lo trataba como si fuera de la familia. El rey sentía un inmenso respeto por él.

El anciano dijo:

—No soy un sabio, ni un erudito, menos un académico; pero conozco el mensaje, porque sólo hay un mensaje. Y esa gente no te lo puede dar; sólo puede dártelo un místico, un hombre que haya alcanzado la realización. Durante mi larga vida en palacio, me he encontrado con todo tipo de gente y en una ocasión me encontré con un místico.

Era invitado de tu padre y yo estuve a su servicio. Cuando se iba, como gesto de agradecimiento por mis servicios, me dio este mensaje —y lo escribió en un papel, lo dobló y se lo dio al rey—. No lo leas, mantenlo escondido en el anillo. Ábrelo sólo cuando todo lo demás haya fracasado, cuando no encuentres salida a la situación.

Y ese momento no tardó en llegar. El país fue invadido y el rey perdió el reino. Estaba huyendo en su caballo para salvar la vida y sus enemigos le perseguían. Estaba solo y los perseguidores eran numerosos. Y llegó a un lugar donde el camino se acababa, no había salida: del otro lado había un precipicio y un profundo valle. Caer por él sería el fin. No podía volver, el enemigo le cerraba el camino y ya podía oír el trotar de los caballos. No podía seguir hacia delante, y no había ningún otro camino…

De repente se acordó del anillo. Lo abrió, sacó el papel y allí encontró un pequeño mensaje tremendamente valioso. Simplemente decía: «Esto también pasará».

Mientras leía «esto también pasará» sintió que se cernía sobre él un gran silencio. Y aquello pasó. Todas las cosas pasan; nada permanece en este mundo. Los enemigos que le perseguían se deben haber perdido en el bosque, deben haberse equivocado de camino; poco a poco dejó de oír el trote de los caballos.

El rey se sentía inmensamente agradecido al sirviente y al místico desconocido. Aquellas palabras habían resultado milagrosas. Dobló el papel, lo volvió a poner en el anillo, reunió a su ejército y reconquistó el reino. Y el día que entraba de nuevo victorioso en la capital hubo una gran celebración con música, bailes, y él se sentía muy orgulloso de sí mismo.

El anciano estaba a su lado en el carro y le dijo:

—Este momento también es adecuado: vuelve a mirar al mensaje.

—¿Qué quieres decir? —, preguntó el rey. —Ahora estoy victorioso, la gente celebra mi vuelta, no estoy desesperado, no me encuentro en una situación sin salida.

—Escucha —dijo el anciano—, esto es lo que me dijo el santo: este mensaje no es sólo para situaciones desesperadas, también es para situaciones placenteras. No es sólo para cuando estás derrotado; también es para cuando te sientes victorioso; no sólo para cuando eres el último, también para cuando eres el primero.

El rey abrió el anillo y leyó el mensaje: «Esto también pasará», y de repente la misma paz, el mismo silencio, en medio de la muchedumbre que se regocijaba, que celebraba, que bailaba… pero el orgullo, el ego había desaparecido. Todo pasa.

Pidió al anciano sirviente que viniera a su carro y se sentara junto a él. Le preguntó:

-¿Hay algo más? Todo pasa… Tu mensaje me ha sido de gran ayuda.

—La tercera cosa que dijo el santo es: «Recuerda que todo pasa. Sólo quedas tú; tú permaneces por siempre como testigo».

Todo pasa, pero tú permaneces. Tú eres la realidad; todo lo demás sólo es un sueño. Hay sueños muy hermosos, hay pesadillas… pero no importa que se trate de un sueño precioso o de una pesadilla; lo importante es la persona que está viendo el sueño. Ese que ve es la única realidad.

La cosa más básica a recordar es que cuando te sientas bien, en un estado de éxtasis, no debes pensar que va a ser un estado permanente. Vive el momento tan alegremente, tan animadamente como puedas, sabiendo muy bien que ha venido y se irá, como la brisa que entra en tu casa, con toda su fragancia y frescor, y sale por la otra puerta. Esto es lo más fundamental. Si piensas que puedes hacer que tus momentos de éxtasis sean permanentes, ya has empezado a destruirlos.

Cuando vengan, agradécelos; cuando se vayan, siéntete agradecido a la existencia. Permanece abierto. Ocurrirá muchas veces; no enjuicies, no seas un elector. Permanece libre de elecciones. Sí, habrá momentos en los que te sentirás desgraciado. ¿Y qué? Hay personas que se sienten desgraciadas y no han conocido ni un momento de éxtasis; tú eres afortunado. Incluso en medio de tu desgracia, recuerda que no va a ser permanente; también pasará, por eso no dejes que te altere demasiado. Permanece sereno.

Como el día y la noche, hay momentos de alegría y momentos de tristeza; acéptalos como parte de la dualidad de la naturaleza, son la naturaleza misma de las cosas. Y simplemente eres un observador: no te conviertes ni en la felicidad ni en la desgracia. La felicidad viene y se va, la desgracia viene y se va. Pero hay algo que siempre está allí —siempre y en todo momento — y ése es el observador, el testigo.

Osho

© 2018 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos sin alterarlos, citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

Cómo atravesar las etapas difíciles

A todos nos llegan etapas en las que debemos enfrentar grandes dificultades o retos importantes. Y esto nos puede suceder en cualquier área de nuestras vidas.

Actualmente pareciera que los desafíos se multiplican, o que nos llegan uno tras otro, sin darnos casi descanso. Esto sucede porque ya no podemos seguir pensando o actuando como solíamos hacerlo. Ahora todos los seres humanos debemos despertar a una mayor consciencia. Todo el Universo nos empuja, de alguna manera, a que sanemos nuestras viejas heridas, a que dejemos atrás viejos patrones o creencias y descubramos nuevas maneras de responder a lo que nos presenta la vida.

Aquí comparto algunas prácticas que son muy valiosas para atravesar las etapas difíciles o dolorosas:

-Es natural que necesites compartir tu dolor, miedo o preocupación. De hecho, hacerlo es bueno y necesario. Pero no les cuentes tu “problema” a todas las personas con las que te encuentras. Hazlo sólo con dos o tres personas cercanas, que sabes que te aman de verdad, que no te juzgarán y que te ofrecerán algún tipo de ayuda efectiva (si no tienes dinero para pagar el alquiler, por ejemplo, de poco te servirán las típicas frases hechas).

-Es humano que sientas autocompasión. Permítete sentirla, pero hazlo por un plazo determinado –uno o dos días-, y luego recuerda que tú creas tu propia realidad. Has creado esa realidad para aprender algo, y puedes cambiar cualquier cosa que no te guste de tu vida, o que te haga daño. Recordarlo te ayudará a sentirte poderoso y libre.

-Expresa a solas las emociones que sientas. Hacerlo es muy necesario, así que acéptalas, pues eres un ser humano. Llora, grita, patalea, pero hazlo a solas y apenas por un rato; puede ser a diario. Luego haz algo que te ayude a sentirte bien: darte una ducha, salir a dar un paseo, escuchar tu música preferida, etc. De ese modo no te quedarás atrapado en las emociones, y te darás cuenta de que también te están sucediendo cosas hermosas: ha salido el sol, tienes comida en tu mesa, cuentas con el apoyo de alguien…

-Ponte en el primer lugar de la lista. Estás pasando por una etapa difícil, entonces darte tiempo para cuidar de ti es muy necesario. Si no estás pudiendo lidiar con los problemas de algún amigo o familiar díselo, con respeto. Si te ama de verdad lo comprenderá y respetará tu necesidad de estar contigo mismo. Pero no te aísles por completo; siempre, en algún rincón, puedes encontrar la ayuda que necesitas. Mantente alerta y abierto, no te encierres en tu dolor.

-Usa tu mente a tu favor: aunque aún no sepas la razón por la cual estás atravesando ese reto, confía en que, en algún momento, podrás comprenderlo.

Recuerda todos los desafíos que ya has enfrentado, todas las veces que te has “caído”, y recuerda también que, de un modo u otro, los has superado y te has levantado. Acordarte de esto te ayudará a sentir que, si estás atravesando un momento difícil, es porque tú puedes superarlo.

-Si estás pasando por momentos difíciles a nivel afectivo, debes dedicarte más que nunca a amarte a ti mismo. Mi libro El amor de tu vida te ofrece valiosas herramientas para hacerlo. Si ya lo has leído, reléelo y haz sus ejercicios. Si no lo leíste aún, quizás sea un hermoso regalo que puedes brindarte a ti mismo.

-Cuida de tu niño interior. Cuando nos sentimos desvalidos, con miedo, desconsolados o solos, muchas veces es porque nuestro niño interior está desatendido (en mi Curso en audio “El amor de tu vida” te guío de un modo amoroso para que puedas comunicarte con él y saber cómo cuidarlo, entre otros varios ejercicios).

-Si tu reto es a nivel económico, pon tu energía en descubrir nuevas formas de ganar dinero. Las crisis nos traen grandes regalos, entre ellos la creatividad necesaria para tener nuevas ideas. Si no se te ocurre nada, conversa con algún amigo o familiar que te pueda dar ideas concretas y viables.

Agradece todo lo que ya tienes, y pon tu atención en lo que sí funciona bien en tu vida.

-Medita. Poco a poco irás encontrando en tu interior un espacio que no es afectado por nada de lo que ocurra en tu mundo externo. Podrás sentir paz, relajación, confianza y Amor aún en medio de la mayor tormenta.

-Ten en cuenta que a veces las etapas de crisis nos instan a que dejemos atrás relaciones o personas, trabajos o tareas que ya no encajan con quienes somos ahora. Practicar el desapego y agradecer lo que estás soltando te ayudará inmensamente a sentirte liberado y ligero. Es necesario abrir espacio para la llegada de lo nuevo.

-Si tu reto está relacionado con tu salud, cuentas con la ayuda de mi nuevo libro, Mi querido cáncer. En él comparto en qué consisten las mal llamadas “enfermedades”, por qué se crean, y cómo puedes curarte a ti mismo. Hacerlo es bastante fácil, sobre todo si no llenas a tu cuerpo de sustancias químicas ni te dejas dominar por el miedo.

-Haz una lista de todas las lecciones que esa situación te está trayendo. Hazlo por escrito, es más efectivo. En la medida que lo hagas acabarás sintiendo gratitud por esa etapa que estás atravesando, porque ésta te permite ser más fuerte, y también más sabio.

© 2018 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos sin alterarlos, citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com