Archivo de la etiqueta: amor incondicional

Viva la vida

Hoy comparto este inspirador video, cuyo mensaje nutre y eleva nuestro corazón.

Que lo disfrutes…

 

¿Por qué fracasamos?

Las Constelaciones Familiares han marcado un antes y un después en mi vida, literalmente. Por eso comparto esta entrevista realizada a su creador, Bert Hellinger.

 Los éxitos y fracasos que experimentamos en la vida, ¿son la resultante de acciones realizadas en generaciones anteriores a la nuestra, o son consecuencia de nuestras propias acciones?

 Me gustaría limitarnos a la vida presente porque tenemos que considerar a los lectores, qué es lo que los ayuda a alcanzar el éxito. Se ha comprobado que las comprensiones que son básicas en las Constelaciones Familiares son una ciencia, y tienen un efecto sobre todas las relaciones. Si uno conoce las leyes fundamentales de esta ciencia puede reconocer qué es lo que lleva a tener o no éxito.

Una de las leyes fundamentales que salen a la luz a través de las Constelaciones Familiares es que todos tienen el mismo derecho a la pertenencia, y si alguien queda excluido eso tiene como consecuencia grandes limitaciones que afectan la profesión y el éxito. Esa es una de las leyes: que todos tienen el mismo derecho al reconocimiento, y la segunda ley es que en todas las relaciones hay un orden de jerarquía, es decir, que cada uno en su grupo tiene un lugar determinado y nadie más puede ocuparlo, al igual que él tampoco puede ocupar otro sitio: debe permanecer en el suyo.

El orden de jerarquía se deriva del tiempo de pertenencia a un grupo. De esta manera, el que llegó antes tiene prioridad en relación a los que vinieron luego. Por ese motivo, los padres tienen prioridad ante los hijos; el que nació primero, el mayor, tiene prioridad ante el que nació segundo, etc. Y en una empresa, aquellos que estuvieron antes tienen prioridad ante los que vienen después.

Esta ley en nuestra sociedad no está reconocida, ni siquiera se sabe.
Ahora voy a dar un ejemplo concreto: entre la madre y el hijo, ¿quién llegó primero? La madre. Sin embargo, hay muchos que se ponen por encima de ella, le hacen reproches, le indican cómo debe ser y la rechazan. El resultado es que fracasan en su profesión. Esto se puede comprobar muy fácilmente, solamente hace falta mirar a aquellos que fracasaron, por ejemplo a los que sufrieron una bancarrota, a los que perdieron su trabajo o el dinero; no tienen vínculo con la madre. Esa comprensión tiene efectos muy amplios.

constanza-1

¿El respeto no es un factor fundamental para poder establecer este orden dentro de la jerarquía? ¿Cómo se logra eso cuando no hay respeto?

 No se puede lograr. Sin respeto uno está en el lugar equivocado, no importa, simplemente fracasa; eso tiene sus consecuencias. Si no fuera así, todos serían ricos y tendrían éxito.

¿Se podría decir que todos los que respetan a sus madres son personas exitosas ciento por ciento, o hay excepciones?

Se puede ver muy fácilmente si alguien está en sintonía con su madre, su rostro está iluminado, radiante y se lo ama. Y si se está en un negocio, entre los vendedores se ve de inmediato quién está en sintonía con su madre y ahí acude la gente. Tan fácil.

¿Cómo hacemos entonces para respetar, tal vez, a nuestra madre cuando vivimos experiencias con ella que nos llevan casi, consciente o inconscientemente, a no respetarla? ¿Cómo perdonamos esa situación?

 En ese caso nos ponemos por encima de ella, en ese momento nos ponemos por encima en un nivel superior a ella. También hay algo que juega un papel importante: bajo la influencia de nuestra conciencia diferenciamos entre bien y mal, entre una buena madre y una mala madre. Cada madre como tal es perfecta, al servicio de la vida es perfecta, y entonces ¿cómo puede uno decir “mi mamá es mala”? Porque no está reconociendo lo fundamental, lo esencial: de dónde proviene su vida, y eso es la superioridad. Si se pone por encima del origen de su vida, entonces, ¿cómo puede tener éxito en su vida, si no reconoce el origen?

¿Qué tan rápido podría cambiar nuestra vida a partir de entender este concepto como para empezar a hacer el cambio e ir hacia una vida exitosa?

 El cambio se da a través del crecimiento interior, es decir, al despedirse de los sueños y reconocer exactamente lo que es. La verdad no es otra cosa que hechos, la verdad más grande son hechos, y la verdad más grande y la más importante de todas es de la que todo depende: que tenemos un padre y una madre, esa es la verdad.

Sin ese padre y sin esa madre nosotros no estaríamos vivos, solo vivimos porque los tenemos a ellos. Todo lo decisivo proviene de ellos, solamente de ellos. Solamente necesito reconocer eso y entonces me vuelvo humilde y ocupo mi lugar adecuado, que es por debajo de todo. En ese instante, a mis padres les puedo decir:”¡Gracias, gracias por todo!” y hacer algo bueno con aquello que me dieron. De repente, la persona tiene fuerza y los padres están detrás de ella, entonces tiene éxito. El que se anda quejando es siempre pequeño y débil, como el que hace reproches, que dice que la culpa es de los otros y que espera algo que nunca llega… pero a los padres los tiene siempre.

¿Cómo sé que estoy en el lugar adecuado?

 El que está en su lugar correcto tiene fuerza y está centrado. Otros lo respetan porque se queda en su lugar, no va más allá, ni hacia arriba ni hacia abajo, en su lugar correcto está con todo al mismo nivel de respeto, y en ese lugar tiene amigos, trabajo y dinero, que además gasta. Con el dinero que tiene puede hacer mucho porque el dinero tiene fuerza, así que si en su lugar tiene dinero, ahí el dinero también se quiere quedar.

¿Qué pasa con el nivel de conciencia de una persona que está en el lugar adecuado?

 Lo de la conciencia es algo complejo porque hay varias conciencias. Ocurre que hay muchos que ocupan un lugar que no les corresponde, por ejemplo cuando quieren ayudar a alguien, entonces ¿qué hacen?. Dejan su lugar y se colocan por encima del otro. Se produce un desnivel de arriba hacia abajo y ambos son lugares incorrectos: el ayudador está en un lugar equivocado y el que pide ayuda también. Los dos se encuentran en lugares erróneos. El éxito se logra entre pares que se reconocen mutuamente. Es decir, cuando alguien necesita ayuda se dirige a alguien que sabe más que él y se la pide, pero permanece en su lugar. Solamente quiere la ayuda como para hacer algo, y el otro permanece en su lugar, le da esa ayuda sin intervenir, lo deja entonces ahí donde está. Y puede ser que aquel que brindó ayuda también necesite algo de quien ayudó, porque él también tiene una habilidad especial, entonces le dice: “¿Me puedes enseñar algo?”, y él también lo hace, pero permanece en su lugar. Entonces existe la cooperación: cada uno da y cada uno toma.

11988394_946707468700748_6218962012342574613_n

Eso es, por ejemplo, lo que hace avanzar a una empresa cuando todos los colaboradores, según sus capacidades, pueden colaborar y son reconocidos. Pero qué ocurre en muchas empresas hoy día: fracasan. Sin la lealtad de los colaboradores toda empresa fracasa. La situación, por ejemplo, de que los accionistas ocupen el primer lugar, a pesar de no hacer nada, solamente dar dinero sin responsabilidad personal y de que en pos de sus ganancias se sacrifique la seguridad de los empleados y se los despida, hace que los colaboradores se sientan inseguros. ¿Quién puede imaginarse qué efectos tiene eso sobre la empresa?

Hay, por ejemplo, muchas empresas grandes de las cuales toda una región depende para sobrevivir; una industria grande, cadenas grandes de empresas, y muchos de los que conducen esas empresas conocen su responsabilidad. Entonces la gente se da cuenta, piensa: “Así somos una familia”, y les dan su apoyo. Esa es una empresa sana, tiene un ámbito en el cual está reconocida.

Otro ejemplo: en una empresa pequeña, artesanal, del dueño dependen muchas familias para sobrevivir y si él es consciente de eso y lo reconoce, sus colaboradores le son leales y esa empresa florece. Éstas son leyes fundamentales.

todosauna

¿Esta lealtad tiene alguna relación con el vínculo que tenga cada empleado con su propia madre?

 Sí, por supuesto. El que tiene una buena relación con su madre tiene una buena relación con sus jefes y el que rechaza a su madre, rechaza al dueño y termina siendo despedido.

¿Hay que despedirlo?

 No, se lo retira automáticamente. No rinde, no tiene el amor y entonces pierde el puesto de trabajo.

¿Cómo contrataría usted a una persona para una empresa?

 Hace poco tuvimos un buen ejemplo en México. Había una persona que tenía una posición líder en una empresa y entonces hicimos una Constelación. Lo configuramos a él, a los clientes y a los colaboradores. Todos giraron para el lado contrario al de este hombre. Su antecesor se había jubilado y entonces él había sido contratado de afuera, pero nadie lo quería. Configuramos a su madre y ella también giró para el otro lado, no tenía relación con ella, es decir, cuando se contrata a alguien para una posición líder hay un test sencillo: prueba cómo está su relación con la madre, si es buena significa que va a tener una buena relación con la empresa y los demás lo respetarán y lo amarán.

¿Cómo sabemos que somos exitosos? Porque a veces no todas las áreas de nuestras vidas llegan al propósito que queremos, ¿entonces se podría decir que es un éxito a medias? Es decir, ¿el éxito es contundente o se manifiesta sólo en algunas áreas de nuestra vida?

 Siempre es contundente…

¿Eso habla de la relación con mi madre?

 El que está en sintonía con sus padres tiene éxito en la relación de pareja, en la relación como padre o madre y en lo que hace en general. Toda esa bendición viene de los padres y se necesita muy poquito para tenerlo: hacer una pequeña reverencia ante ellos.

*Puedes encontrar mucha información acerca de las Constelaciones Familiares y de Bert Hellinger buscando en Google.

©2016- Enriqueta Olivari. Se pueden reproducir los contenidos, pero citando a la autora y al sitio: http://www.sanatualma.com

Una nueva entrevista de radio

El miércoles 23 de marzo fui entrevistada en el programa de radio “Amor y Salud”, de la Argentina.

Puedes escucharla en este enlace: http://www.ivoox.com/amor-salud-radio-del-pueblo-audios-mp3_rf_10925434_1.html

Mi entrevista comienza a los 10 minutos y 35 segundos.

¡Que la disfrutes!

plenitud

©2016- Enriqueta Olivari. Se pueden reproducir los contenidos, pero citando a la autora y al sitio: http://www.sanatualma.com

Todo llega a su debido tiempo…

Hoy comparto este hermoso video, que nos recuerda la Verdad y nos colma de paz.
Fluir, aceptar y Amarlo todo, todo el tiempo…

©2016- Enriqueta Olivari. Se pueden reproducir los contenidos, pero citando a la autora y al sitio: http://www.sanatualma.com

Vivir en plenitud

Cuando una mujer se tiene a sí misma
podrás entrar o salir de su vida,
podrás halagarla o juzgarla,
y ella te recibirá o despedirá amablemente,
y ella te agradecerá y comprenderá tus sombras,
porque ya conoce las suyas.

Cuando una mujer se tiene a sí misma
El Universo danza a sus pies,
y ella se eleva.
Ella se vuelve compasión.
Ella elige.
Ella es consciente.
Ella da y recibe Amor.

Es sencillo reconocerla.
La mujer que se tiene a sí misma
sonríe con el sol y con la tormenta.
Celebra la vida y comprende la muerte.
Vive y danza los procesos.
No tiene un tono, ella es un arcoiris.

mujer plena

Autor desconocido.

©2015- Enriqueta Olivari. Se pueden reproducir los contenidos, pero citando a la autora y al sitio: http://www.sanatualma.com

 

El Universo está lleno de buenas noticias

Hay tantas cosas para gozar y nuestro paso por la Tierra es tan corto, que sufrir es una pérdida de tiempo.

Además, el Universo siempre está dispuesto a complacernos, por eso estamos rodeados de buenas noticias.

Cada mañana es una buena noticia. Cada niño que nace es una buena noticia, cada cantor es una buena noticia, porque cada cantor es un soldado menos, por eso hay que cuidarse del que no canta porque algo esconde….

Aprendí que nunca es tarde, que siempre se puede empezar de nuevo, ahora mismo, le puedes decir basta a la mujer (o al hombre) que ya no amas, al trabajo que odias, a las cosas que te encadenan a la tarjeta de crédito, a los noticieros que te envenenan desde la mañana, a los que quieren dirigir tu vida; ahora mismo le puedes decir ‘basta’ al miedo que heredaste, porque la vida es aquí y ahora mismo.

alma en libertad

Que nada te distraiga de ti mismo, debes estar atento porque todavía no gozaste la más grande alegría, ni sufriste el más grande dolor.

Vacía la copa cada noche, para que Dios te la llene de agua nueva en el nuevo día.

Vive de instante en instante porque eso es la vida.

Se gana y se pierde, se sube y se baja, se nace y se muere.

Y si la historia es tan simple, ¿por qué te preocupas tanto?

No te sientas aparte y olvidado, todos somos la sal de la Tierra. En la tranquilidad hay salud, como plenitud dentro de uno.

Perdónate, acéptate, reconócete y ámate, recuerda que tienes que vivir contigo mismo por la eternidad, borra el pasado para no repetirlo, para no abandonar como tu padre, para no desanimarte como tu madre, para no tratarte como te trataron ellos, pero no los culpes porque nadie puede enseñar lo que no sabe, perdónalos y te liberarás de esas cadenas.

amor a uno mismo

Si estás atento al presente, el pasado no te distraerá, entonces serás siempre nuevo.

Tienes el poder para ser libre en este mismo momento, el poder está siempre en el presente, porque toda la vida está en cada instante, pero no digas ‘no puedo’ ni en broma porque el inconsciente no tiene sentido de humor, lo tomará en serio y te lo recordará cada vez que lo intentes.

Si quieres recuperar la salud abandona la crítica, el resentimiento y la culpa, responsables de nuestras enfermedades.

Perdona a todos y perdónate, no hay liberación más grande que el perdón, no hay nada como vivir sin enemigos.

Nada peor para la cabeza y por lo tanto para el cuerpo, que el miedo, la culpa, el resentimiento y la crítica que te hace juez (agotadora y vana tarea) y cómplice de lo que te disgusta.

Culpar a los demás es no aceptar la responsabilidad de nuestra vida, es distraerse de ella.

El bien y el mal viven dentro de ti, alimenta más al bien para que sea el vencedor cada vez que tengan que enfrentarse.

Lo que llamamos problemas son lecciones, por eso nada de lo que nos sucede es en vano. No te quejes, recuerda que naciste desnudo, entonces ese pantalón y esa camisa que llevas ya son ganancia.

amor a uno mismo

Cuida el presente, porque en él vivirás el resto de tu vida.

Libérate de la ansiedad, piensa que lo que debe ser, será, y sucederá naturalmente.

Facundo Cabral

©2015- Enriqueta Olivari. Se pueden reproducir los contenidos, pero citando a la autora y al sitio: http://www.sanatualma.com

El poder de las palabras

Las palabras tienen mucho más poder del que imaginamos. Pues detrás de todo lo que pensamos, sentimos y decimos, hay una energía, y esa energía determina la realidad que, a cada momento, manifestamos.
El autor Masaru Emoto ha hecho un estudio acerca del efecto que las palabras, negativas o positivas, producen en el agua. Y nuestros cuerpos están compuestos por un 70 % de agua, por lo cual las palabras nos afectan incluso a nivel físico.

el poder de las palabras

Hay palabras que construyen, que crean, que animan y empoderan, y también sanan. Y hay otras que hieren, bloquean, destruyen e incluso pueden enfermarnos.
Ser conscientes de cómo usamos el poder de las palabras es fundamental para vivir de un modo sano y armonioso, creativo y pleno.

Muchas veces las personas dicen “lo intentaré”. Sin embargo intentarlo no basta… Hay que creer en uno mismo y simplemente, hacerlo.
Una palabra que puede convertirse en una gran barrera es “pero”. Le propones algo a alguien, y te responde: “Sí, pero…”. El “pero” es una limitación, una resistencia, una falta de apertura y aceptación a lo que los demás o la vida misma nos están proponiendo.
“No puedo” suele ser una excusa, y  la mayoría de las veces no es cierto. Somos muchos más poderosos de lo que creemos, y cuando de verdad queremos hacer algo, encontramos el modo de hacerlo. Además no estamos solos en este proceso; el Universo tiene una infinidad de maneras de apoyarnos para que hagamos realidad lo que realmente queremos.

Algo similar ocurre cuando decimos “Es díficil”. Si lo es o no depende de nosotros, de nuestra actitud y de nuestra verdadera voluntad de crecer, hacer cambios y continuar aprendiendo.

Una palabra a veces necesaria es “no”. No a aquello que no sentimos, que no nos honra, no nos respeta o no está en armonía con aquello que sentimos que de verdad merecemos.

La palabra “sí” posee un poder inmenso. En cuanto la pronuncias tu corazón se abre, sientes alegría, expectativa o complicidad, e incluso puede ser una oración de gratitud a la vida.
“Lo siento”, “gracias” y “por favor” son realmente palabras mágicas. Abren puertas y corazones, salvan distancias y ayudan a crear una vida plena de amabilidad y armonía.
La palabra “paz” evoca en nosotros un estado que en realidad llevamos dentro, si bien se encuentra escondido detrás de demasiados pensamientos.

gratitud en el alma

Y la palabra Amor (así, con mayúsculas) es la más poderosa de todas. Pues en ella se reúnen la Unión, la colaboración, la conexión con el Universo y la natural armonía que nuestras almas tanto anhelan.

©2014- Enriqueta Olivari. Se pueden reproducir los contenidos, pero citando a la autora y al sitio: http://www.sanatualma.com

Vídeo “El amor de tu vida” – Entrevista

En este vídeo podrás ver la entrevista realizada por Martín Díaz Aranda, de “La Caja de Pandora”, el 2 de mayo de 2014 en Irún.
De un modo ligero y divertido, en ella hablo acerca de mi camino, de mi libro y del Amor a uno mismo.
¡Que la disfrutes!

Video “En qué consiste amarse a uno mismo”

Este video fue grabado durante la conferencia que impartí en Irún, España, el viernes 2 de mayo de 2014.

En ella hablo acerca de las emociones y cómo transformarlas, y también acerca de los diferentes aspectos que se deben desarrollar para amarse a uno mismo de un modo pleno.

Que lo disfrutes…

Los síntomas del Cambio

Desde hace varios años, la mayoría de los seres humanos estamos atravesando lo que se denomina “El proceso de Ascensión”.
Estamos siendo literalmente empujados y presionados para que despertemos a un nuevo nivel de Consciencia, y recibimos continuamente energías del cosmos para acelerar este proceso.
Hemos comenzado una nueva era, la del Amor Incondicional, y ahora debemos liberarnos de todo aquello que no esté en armonía con esta poderosa energía.

amor incondicional

Este proceso incluye cambios en nuestro ADN, entre otros, y nos genera una serie de síntomas físicos, emocionales y energéticos.
Al comprender su origen, podemos atravesarlos con paciencia y aceptación.

A nivel físico podemos sentirnos extremadamente cansados, sin voluntad de hacer nada. Incluso podemos caer en una profunda depresión. Esto se debe a la intensidad de la energía que nos “presiona”, y a que debemos aprender a crear nuestra realidad de un nuevo modo, sin la necesidad de forzar, luchar y querer controlar las situaciones.
Aprender a atraer Abundancia y confiar en que siempre tendremos aquello que de verdad necesitamos es, en estos tiempos, fundamental.

Dolores de cabeza, mareos, sueño alterado (podemos despertarnos de madrugada sin ninguna razón) también suelen estar presentes.
Desde luego, si estos y otros síntomas persisten, es recomendable consultar a un especialista (recomiendo las terapias alternativas, pues son respetuosas y no invaden el cuerpo con substancias químicas), para confirmar que no se deben a otras causas.

A nivel emocional podemos experimentar ataques de pánico o ansiedad, una profunda tristeza, o sentirnos perdidos, como si hubiéramos perdido el rumbo de nuestras vidas.
Todo esto se debe a que estamos pasando por una profunda limpieza, liberando miedos y dolores antiguos, que estaban escondidos en nuestro interior.
En mi libro, “El amor de tu vida”, ofrezco una guía práctica para que sepas cómo lidiar con cada una de las emociones de un modo sano, entre otras cosas.

abrirse al cambio

Las crisis también hacen parte de este proceso: sentirnos insatisfechos con nuestro trabajo, dejar atrás relaciones afectivas, querer mudarnos a otra ciudad o país… Todo estos cambios son sumamente necesarios, para que podamos seguir creciendo en Amor y Consciencia.
Haz todos los cambios que tu corazón y la vida te indiquen, pues al hacerlos recibirás siempre el apoyo del Universo.

Lo más importante aquí es la aceptación. Aceptar lo que sea que sientas, a cada momento, sin juzgarte ni sentirte culpable. Comprende que ser espiritual no es estar siempre sonriendo, sino que consiste en ser honesto y comprensivo, principalmente contigo mismo.

confiar en la vida

Si te sientes perdido y sin rumbo, confía. Recuerda que hay un plan por detrás de todo lo que te está ocurriendo, y quizás este proceso te lleve a descubrir otro propósito para tu vida, más profundo, amoroso y significativo.

©2013- Enriqueta Olivari. Se pueden reproducir los contenidos, pero citando a la autora y al sitio: http://www.sanatualma.com

Ángeles humanos (segunda parte)

La verdad es que, en esencia, todos somos ángeles humanos, pues llevamos en nuestro interior una chispa de divinidad.
Una parte de Dios, o de Todo lo Que Es, está siempre presente en nuestra alma, aguardando pacientemente a que conectemos con ella.

En estos tiempos que vivimos, tenemos la oportunidad de Despertar a la verdad de quiénes somos en realidad: seres espirituales viviendo en cuerpos físicos, para aprender una serie de lecciones aquí, en la Tierra.
Afortunadamente cada vez más personas comienzan a desarrollar su lado espiritual, y al hacerlo descubren un nuevo Universo, pleno de crecimiento, alegría, Amor y paz.

Las cualidades de un ángel humano son fáciles de detectar: un ángel humano ha descubierto dentro de sí mismo el Amor Incondicional.
Para esto es necesario sanar las heridas emocionales, perdonar, conectar con nuestra alma a través de la meditación y liberarnos de todo aquello que nos impide Amarnos con totalidad.
Cuando lo hacemos, Amar a los demás se torna algo fácil y natural.

308979_480021278677151_1706438877_n

Quizás sin darte cuenta ya estés desarrollando algunas cualidades propias de un ángel humano.
Cada vez que escuchas con atención, respeto y empatía a alguien que te cuenta un problema, estás actuando como un ángel humano. A veces podrás ofrecerle alguna sugerencia o consejo, otras veces sólo bastará con escucharle, y al hacerlo le recuerdas al otro que no está solo.

Cuando puedes ponerte en el lugar de los demás con facilidad, sin necesidad de saber detalladamente qué es lo que están viviendo, también estás actuando como un ángel humano.

ángel humano

También estás siendo un ángel humano si el bienestar, el crecimiento y la alegría de todas las personas que te rodean te importan de verdad, y siempre encuentras el modo de apoyarles, de alguna manera.

Si alguien intenta hacerte daño y no buscas vengarte o castigarle, sino que te dedicas a aprender de esa situación, y llenas tu corazón de perdón y aceptación, es muy probable que seas un ángel humano. Al igual que si te mantienes sereno y confiado, aún en los momentos más desafiantes.

Si te relacionas con todas las personas de un modo amable, respetuoso, ligero y divertido, si eres generoso y desprendido, y a tu paso creas armonía, enfocándote en la Unión en lugar de las diferencias, estás acariciando con tus alas de ángel los corazones de quienes te rodean.

Cuando eres un ángel humano, atraes milagros con facilidad. Los milagros son atraídos por el Amor Incondicional, y puedes crearlos y manifestarlos también para los demás.

pureza de corazón

Y si de verdad has desarrollado estas cualidades, no te sentirás especial o mejor que los demás.
La simplicidad, la pureza y la falta de ego “espiritual” son la fragrancia inconfundible de un corazón angelical.

©2013- Enriqueta Olivari. Se pueden reproducir los contenidos, pero citando a la autora y al sitio: http://www.sanatualma.com

El Nuevo Humano, el Nuevo Mundo

Hemos atravesado el portal energético del día 21 de diciembre, y como era de prever, no ocurrió ninguna “calamidad”.
Varias personas en esos tres días no notaron nada en particular. Otras se sintieron más sensibles, con ganas de llorar, mientras que muchas sintieron un profundo cansancio. Algunas sintieron miedo, y muchas otras se sintieron perdidas y desorientadas. Y para algunas personas, fueron días de una mayor conexión con su alma, ahondando en un estado de Amor y Paz, que fue coronado con el espíritu la Navidad.

Pero es innegable que este gran cambio anunciado nos trae a la mayoría alegría y esperanza, o como mínimo, curiosidad.
¿Qué podemos esperar a partir de ahora? ¿En qué consistirán estos cambios hacia un nuevo mundo?

Lo primero a tener en cuenta es que estos cambios no sucederán de un día para el otro, sino que es un proceso.

Lo siguiente es comprender que no existe un solo mundo; cada persona crea el suyo, de acuerdo a sus creencias y percepciones de la realidad.
Y es ahí donde entra el cambio… En la medida en que vamos transformándonos, sanándonos y meditando, cambiamos nuestro estado de Consciencia, y salimos de la tercera dimensión para adentrarnos en la cuarta dimensión, que es un estado intermedio, hasta llegar a la quinta dimensión (la cual describiré en otro momento).

En la tercera dimensión existen el bien y el mal, y la mente queda atrapada en todas las dualidades posibles. En esta dimensión también somos prisioneros del espacio y del tiempo, y nos rigen las críticas y los juicios acerca de uno mismo, los demás y de la realidad.
libro El amor de tu vida
En la cuarta dimensión, en cambio, estamos anclados en el aquí y ahora, y entonces vivimos en la eternidad. En esta dimensión no existe el tiempo, pues sabemos que es una creación de la mente. Sólo existe el Ahora, donde residen el poder, la aceptación y la Consciencia.
En esta dimensión desarrollamos varios dones, como la telepatía, y podemos sentirnos profundamente conectados a otras personas, aún sin verlas o sin comunicarnos con ellas.
Viajamos durante el sueño o en estado de meditación y nos reencontramos con seres que amamos y que están lejos. Y podemos sentir un auténtico Amor Incondicional, por nosotros mismos y por todos.
Es aquí, en esta dimensión, donde sabemos y sentimos con nuestro Ser que todos somos Uno.

En la medida en que más personas salgan de la tercera dimensión para vivir en la cuarta, notaremos cambios reales en el mundo externo, ya que éste es apenas un reflejo de nuestro mundo interno.
Ahora tenemos la posibilidad de crear una nueva humanidad, basada en la cooperación en lugar de la competitividad, en la unión sin distinciones de razas, creencias, religión o estatus social, en la abundancia y la igualdad de condiciones para todos, y en el cuidado y el respeto por nuestra Madre, la Tierra.
El nuevo mundo

Pero depende de cada uno de nosotros que este nuevo mundo se haga realidad. El artículo titulado “Cómo prepararse para el portal energético del día 21 de diciembre”, así como mis cursos y mi libro, “El amor de tu vida”, son en realidad una guía para poder hacer este cambio de dimensiones.

Y cuando más seres humanos den este salto de Consciencia, podremos ver milagros a nuestro alrededor.
¡El mundo que nuestras almas siempre han soñado ya puede ser una realidad!

Bienvenido a este renacer espiritual…

©2012 – ”El blog de Enriqueta Olivari” – Se pueden compartir los contenidos, pero citando a la autora y al sitio: http://www.sanatualma.com

El regreso de lo femenino

Durante los últimos siglos, ha prevalecido en el mundo la energía del ego masculino: dominación, poder, abusos, guerras y conflictos.
Sin embargo, esta nueva era que ya comenzamos nos incita a que predomine la energía del femenino divino: Amor, generosidad, armonía y Unión.

Cada uno de nosotros lleva dentro una parte masculina y femenina, que pueden ser expresadas desde el ego, y así ser distorsionadas, o manifestarse en su aspecto más elevado, es decir, desde el alma.
El reto para todos en estos tiempos que vivimos es manifestar de un modo consciente las cualidades espirituales de lo femenino, aún siendo un hombre.
Se trata de desarrollar la sensibilidad, la ternura, la compasión, la generosidad y un sentido de Unión con todo ser vivo.

Para esta tarea es imprescindible Amarse a uno mismo en todos los aspectos, haciéndonos conscientes y aceptando incluso nuestros lados más sombríos. Pues sólo el Amor incondicional puede realizar la alquimia de transformar las sombras en Luz.
El siguiente paso es unir y equilibrar ambas polaridades dentro de uno mismo. Buscar la armonía entre el hacer y el ser, entre dar y recibir, entre pensar y sentir… (en mi libro El amor de tu vida comparto varias sugerencias para encontrar ese equilibrio).

Ansiamos que haya igualdad entre hombres y mujeres. Sin embargo la realidad que vemos afuera es sólo un reflejo de lo que sucede en el interior de cada uno de nosotros. Para que podamos ver esa igualdad en el mundo, es necesario que encontremos el equilibrio en nuestro interior, y también en nuestra vida diaria.

Sólo así, danzando entre estas polaridades con armonía y equilibrio, es que podemos realmente sentir la plenitud de estar vivos.

© 2012 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

El alma gemela

Durante miles de años nos han condicionado a creer que hasta que no aparezca alguien “especial” en nuestras vidas, no seremos del todo felices.
Las películas, las novelas y las canciones románticas apoyan esta creencia, que nos lleva a que nos sintamos incompletos o vacíos si no tenemos pareja. O entonces nos sentimos insatisfechos con la pareja que ya tenemos, pues en el fondo tenemos una imagen de perfección que es imposible de alcanzar.

Esta creencia también se ha extendido en el mundo espiritual o metafísico, bajo la forma de la búsqueda de nuestra alma gemela. En algún lugar, en algún momento, aparecerá esa persona única, destinada para nosotros, que hará que con su presencia se disipen todos nuestros temores, problemas y heridas emocionales…

Pero esta búsqueda infructuosa e ilusoria sólo nos muestra que seguimos esperando que el Amor provenga de afuera, cuando la verdad es que ya somos ese Amor, ya lo llevamos dentro, y es en nuestro interior donde encontraremos a nuestra alma gemela.

Todos los seres humanos llevamos dentro una parte masculina y otra femenina, más allá de la forma física que tengamos.
Y las cualidades que nos atraen del sexo opuesto son aquellas que debemos reconocer en nosotros mismos, para descubrir hasta qué punto ya somos una Unidad, ya estamos completos.

En mi libro, “El amor de tu vida“, hay un capítulo titulado “La danza de los opuestos”, en cual comparto diversas maneras de reconocer, Amar y honrar a nuestro polo opuesto en nuestro interior, para que ambas partes se unan, se armonicen y equilibren, pues sólo así podemos sentirnos realmente plenos y libres.
Y en mi taller “Amándote a ti mismo: para vivir en plenitud”, los participantes descubren a su alma gemela en su interior, experimentando una paz y una plenitud indescriptibles.

Se sienten libres de condicionamientos, libres de esperas y expectativas, libres de la mayor ilusión: la de que estamos solos y aislados, cuando en realidad ya llevamos dentro toda la riqueza del Universo.

Sólo así, amando y encontrando en nuestro interior a nuestra alma gemela, podremos vivir la plenitud de la vida, y traer el Cielo a la Tierra.


© 2012 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

Retos, dificultades y regalos

Todos nosotros, en mayor o menor grado, estamos pasando por pruebas y desafíos.
Esto hace parte del plan trazado para la evolución planetaria, y a cada uno le afecta en aquella área de su vida que necesita una sanación, o un re-equilibrio.

Para muchos estas sacudidas y retos se manifiestan en las relaciones afectivas: parejas que se separan, un profundo sentimiento de soledad, o encuentros con nuevas personas que desafían y cuestionan nuestra antigua manera de relacionarnos.

Para muchos otros -quizás la gran mayoría-, los golpes y sobresaltos llegan en el aspecto económico: pérdida súbita del empleo, un dinero con el cual contábamos que no llega, disolución de sociedades, proyectos frustrados… Un verdadero arsenal de situaciones que nos pueden llevar con facilidad a sentir miedo, o incluso pánico.

¿Cómo pasar por todo esto y mantenernos confiados, serenos, y centrados? Ese es el reto, y hoy comparto algunas sugerencias que, si son llevadas a la práctica, dan excelentes resultados:

-Expresa de inmediato, y de preferencia solas, las emociones que sientas. Llora, grita, golpea un cojín con los puños si sientes frustración y enfado. Pero hazlo sólo durante veinte minutos, y enseguida haz algo que te haga sentir bien: darte una buena ducha, bailar, salir a dar un paseo, conectar con la naturaleza, escuchar música agradable… Haz cualquier cosa que te ayude a elevar tu energía, a sentir bienestar y paz.

-En cuanto hayas puesto en práctica lo anterior, siéntate cómodamente, cierra los ojos y medita. Siente tu cuerpo, presta atención a tu respiración -¡respira!-, y lleva toda tu atención al momento presente. Escucha los sonidos que te rodean, siente la vida fluyendo dentro y fuera de ti.

Los pensamientos pasarán por tu mente, pero no te aferres a ellos. Simplemente permite que lleguen, pasen y se vayan, mientras tú les observas. Tú no eres tu mente, tú no eres esos pensamientos. Tú eres la consciencia que puede observarlos y no hacerles caso.

-En ese espacio de paz, confía. Recuerda que estás en los brazos de Dios o en manos del universo, que él tiene un plan para ti, y que te Ama.

Si estás pasando por ese desafío, es porque tú puedes con ello, tú tienes los recursos internos necesarios para superarlos, y aprender algo valioso de ello.

-Recuerda otros momentos de tu vida en los cuales pasaste por situaciones difíciles. Y reconoce la verdad: ¡has superado aquello, has sobrevivido, tu vida siguió adelante!
Del mismo modo sucederá con el reto que tienes que enfrentar ahora. No lo dudes, pues la duda quita poder y fuerza. Confía.

-Siente Amor y gratitud por todo lo que sí tienes, y por todo lo que marcha bien. No te centres en el “problema”, sino en todo lo que fluye y sí funciona para ti.
La gratitud expande el corazón, y envuelve con Amor a todas las áreas de tu vida, incluso aquellas que parecen ser conflictivas.

-Mantente abierto y receptivo. Si lo haces, te sorprenderás al ver cuánto Amor hay disponible para ti, siempre.
De repente alguien te ofrece un nuevo empleo, o la posibilidad de emprender un negocio. O conoces a alguien que resulta ser aquella amiga con la que has soñado siempre. O se te ocurre una idea maravillosa, y te llega la oportunidad de poder ponerla en práctica…

El universo siempre nos ofrece una cantidad ilimitada de oportunidades, pero hay que estar alerta y abierto para poder recibirlas.

-Recuerda que estamos aquí, en estos tiempos, para recordar todo el Amor que somos, y el reto ahora es poder sentirlo siempre, más allá de los eventos externos de nuestras vidas.

© 2012 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

Amar a las sombras

Hacemos cursos, leemos libros de autoayuda, aprendemos a meditar… Queremos amarnos, crecer y evolucionar… Queremos desplegar todo nuestro potencial, ser amorosos, generosos, estar plenos de armonía, buenos sentimientos y paz… ¡Queremos ser felices, exitosos y brillar!
Pero escondidos en algún rincón de nuestro yo, están nuestros “demonios”: la envidia, los celos, el deseo de controlar y manipular, la avaricia, el miedo, el egoísmo… Una verdadera caja de Pandora que, por todos los medios, queremos evitar, combatir u ocultar.
Pero todo lo que combates te debilita, todo lo que ocultas de ti mismo sigue estando allí de todos modos, y para conocerse y amarse a sí mismo, crecer y evolucionar de verdad, la honestidad es fundamental.

espejo

Para poder amar nuestras sombras tenemos que dejar de lado nuestra mente, condicionada por los demás, por la sociedad y la religión. Tenemos que estar presentes en el aquí-ahora, y vivir con intensidad ese estado o emoción.
El rechazo, los juicios y las críticas no sirven, pues nos hacen sentir culpables y hacen que amarnos a nosotros mismos sea imposible.
Y si comprendemos que en realidad la oscuridad no existe, sino que hay apenas una ausencia de luz, entonces percibimos que amar nuestros lados oscuros y sombríos es fundamental.

Lo primero es la aceptación total e incondicional de todo lo que somos, incluidos esos aspectos que juzgamos o rechazamos, la mayoría de las veces a causa de los condicionamientos que hemos recibido de la sociedad.
Amarnos y aceptarnos aún en medio de la furia, del dolor, la inseguridad, los celos o cualquier otro sentimiento o estado en el que nos encontremos, sea cual sea, y dejando atrás cualquier idea preconcebida de cómo se supone que deberíamos ser.

La aceptación y el Amor tienen una cualidad “milagrosa”: transforman en Luz todo aquello que antes nos causaba horror.

Mirarse al espejo en medio de un ataque de ira, o cuando estamos llorando o temblando de pavor, y en voz alta decirnos: “Te amo y te acepto también con esto, te amo siempre”, ayuda a realizar una verdadera transformación.
De inmediato algo profundo se relaja en nuestro interior. De repente podemos ver nuestra propia belleza aún con el rostro cubierto de lágrimas, o contraído de enojo y frustración. Podemos aceptar y amar nuestra humanidad, y nuestro lado animal, y entonces hemos comenzado nuestro camino en dirección a nuestra divinidad…

luz-u-obscuridad

Sólo así, amando nuestros lados “oscuros”, es que éstos se convertirán en Luz. No hay atajos ni engaños posibles, pues tarde o temprano todo aquello que hemos intentado ocultar o reprimir saldrá a flote de todos modos, ya sea a través de una enfermedad, un ataque emocional incontrolable o una profunda depresión.
Sólo cuando amamos también nuestras sombras, podemos amarnos a nosotros mismos y amar a los demás con totalidad, profundidad y plenitud.

© 2011 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com