Archivo de la categoría: espiritualidad

La canción del alma

Hoy comparto este hermoso video, en el cual el alma canta y se expresa.

Confío en que te inspirará…

©2017- Enriqueta Olivari. Se pueden reproducir los contenidos, pero citando a la autora y al sitio: http://www.sanatualma.com

Una nueva entrevista

Esta entrevista fue realizada por Bubok, una de las editoriales en las cuales auto-publico mis libros, con motivo del lanzamiento de mi nuevo libro, “La Abuela y el Gran Jefe”.

Enriqueta, ¿qué te llevó a comprender que el “Amor de tu vida” eres tú mismo?
Yo fui iniciada por Osho, un maestro de la India, a los 17 años. Él siempre decía que todo lo que buscamos se encuentra en nuestro interior, y que el camino es la meditación.
Así que he meditado a diario durante todos estos años, mientras que al mismo tiempo seguía enbarcándome en todo tipo de relaciones, pues él también nos decía que debíamos estar abiertos a vivir la vida con intensidad, para crecer y aprender.
Luego de varias relaciones marcadas por el dolor, el desencanto y la frustración, un día tuve un despertar: comprendí con mi alma que lo que mi maestro decía era cierto, y finalmente me di cuenta por mi propia experiencia de que la fuente del Amor se encuentra en nuestro interior.

¿Por qué comenzaste a compartir este mensaje con otras personas?
Porque la sociedad nos ha condicionado a creer que el Amor depende de los demás y de las relaciones, y esta creencia generalizada genera mucho dolor, apegos y sufrimiento.
También hace que la gente le tenga pánico a la soledad, cuando en realidad poder disfrutar de uno mismo es una bendición.
Lo que más falta hace en este mundo es Amor, y sólo cuando cada individuo pueda amarse y aceptarse con totalidad es que podremos crear entre todos un mundo más humano, y más amoroso.

¿Qué papel han tenido tus libros en esta tarea?
Por lo que miles de lectores de todo el mundo me han dicho, mi primer libro, El amor de tu vida, es una guía muy útil para desarrollar el Amor a uno mismo en todos los aspectos.
Mi segundo libro, El Amor de tu vida compartida, es una guía práctica y espiritual para desarrollar relaciones sanas y armoniosas. Los condicionamientos que nos han inculcado suelen ser dañinos, y están alejados de lo que realmente significa compartir nuestro Amor con los demás.
Mi lenguaje es sencillo y claro. Esta es la razón por la cual mis libros son de ayuda para todo tipo de personas.

“La Abuela y el Gran Jefe” es el título de tu nuevo libro. ¿Qué historias y personajes encontraremos en él?
Mi nuevo libro es autobiográfico, en él comparto una etapa de mi vida que ha sido fundamental para mi crecimiento interior.
Relato el recuerdo de una vida pasada, en la cual hice parte de una tribu indígena, y el proceso que viví mientras la recordaba.
Chamanes y sanadores son algunos de sus principales personajes.

La Abuela

¿Cuánto hay de ti misma entre estas páginas? ¿Qué representa para ti la escritura?
Siempre escribo basándome en mi propia experiencia, pues no creo que las teorías sean de verdadera ayuda.
La gente necesita ver cambios palpables en sus vidas, y yo ofrezco herramientas útiles para que puedan hacerlos.
Y como soy un ser humano más, mi mensaje implícito es: “Si yo puedo, tú también puedes”.
La escritura es mi verdadera pasión, con apenas 12 años ya soñaba con ser escritora.
Poder hacer realidad el sueño de mi alma me brinda una inmensa satisfacción.

¿Vendrás a vernos pronto a España? ¿Qué próximos talleres tienes previstos?
Así es, regresaré a España para impartir talleres basados en mi primer libro en mayo de 2017. Los talleres serán en Madrid, Barcelona y Valencia.

Por último, no podemos dejar de preguntarte: ¿tienes alguna otra publicación entre manos?
Escribir mi nuevo libro ha sido un proceso muy intenso, así que ahora estoy focalizando mi energía en publicarlo y compartirlo.
Me tomaré un tiempo antes de volver a escribir otro libro, pero estoy segura de que lo haré, cuando sea el momento adecuado.

Agradecemos a Enriqueta el tiempo que nos ha dedicado para esta entrevista y le deseamos la mejor de las suertes para su nuevo libro. Recuerda que puedes conseguirlos en nuestra librería online, tanto en papel como en PDF.

Si nos lees desde Argentina y Colombia, también puedes conseguirlo. Además, como novedad, sus títulos comenzarán a estar disponibles también en Bubok México.

*Los demás países pueden conseguir sus libros en Amazon.

©2016- Enriqueta Olivari. Se pueden reproducir los contenidos, pero citando a la autora y al sitio: http://www.sanatualma.com

 

Todo llega a su debido tiempo…

Hoy comparto este hermoso video, que nos recuerda la Verdad y nos colma de paz.
Fluir, aceptar y Amarlo todo, todo el tiempo…

©2016- Enriqueta Olivari. Se pueden reproducir los contenidos, pero citando a la autora y al sitio: http://www.sanatualma.com

El corazón de Dios

Sus discípulos le preguntaron al Maestro cuáles habían sido las fases por las que había pasado en su búsqueda de la divinidad.

-Primero- les dijo, -Dios me condujo de la mano al País de la Acción, donde permanecí una serie de años.
Luego me condujo al País de la Aflicción, y allí viví hasta que mi corazón quedó purificado de toda afección desordenada.

Entonces fue cuando me vi en el País del Amor, cuyas ardientes llamas consumieron cuanto quedaba en mí de egoísmo.
Tras lo cual accedí al País del Silencio, donde se develaron ante mis asombrados ojos los misterios de la vida y de la muerte.

-¿Y fue ésta la fase final de tu búsqueda?-, le preguntaron.
-No- respondió el Maestro. -Un día Dios me dijo: “Hoy voy a llevarte al santuario más escondido del Templo, al corazón del propio Dios”.

Y fui conducido al País de la Risa.

risa

Autor desconocido.
Relato publicado en la recopilación de Historias Zen, de Taisen Deshimaru

©2014- Enriqueta Olivari. Se pueden reproducir los contenidos, pero citando a la autora y al sitio: http://www.sanatualma.com

Los síntomas del Cambio

Desde hace varios años, la mayoría de los seres humanos estamos atravesando lo que se denomina “El proceso de Ascensión”.
Estamos siendo literalmente empujados y presionados para que despertemos a un nuevo nivel de Consciencia, y recibimos continuamente energías del cosmos para acelerar este proceso.
Hemos comenzado una nueva era, la del Amor Incondicional, y ahora debemos liberarnos de todo aquello que no esté en armonía con esta poderosa energía.

amor incondicional

Este proceso incluye cambios en nuestro ADN, entre otros, y nos genera una serie de síntomas físicos, emocionales y energéticos.
Al comprender su origen, podemos atravesarlos con paciencia y aceptación.

A nivel físico podemos sentirnos extremadamente cansados, sin voluntad de hacer nada. Incluso podemos caer en una profunda depresión. Esto se debe a la intensidad de la energía que nos “presiona”, y a que debemos aprender a crear nuestra realidad de un nuevo modo, sin la necesidad de forzar, luchar y querer controlar las situaciones.
Aprender a atraer Abundancia y confiar en que siempre tendremos aquello que de verdad necesitamos es, en estos tiempos, fundamental.

Dolores de cabeza, mareos, sueño alterado (podemos despertarnos de madrugada sin ninguna razón) también suelen estar presentes.
Desde luego, si estos y otros síntomas persisten, es recomendable consultar a un especialista (recomiendo las terapias alternativas, pues son respetuosas y no invaden el cuerpo con substancias químicas), para confirmar que no se deben a otras causas.

A nivel emocional podemos experimentar ataques de pánico o ansiedad, una profunda tristeza, o sentirnos perdidos, como si hubiéramos perdido el rumbo de nuestras vidas.
Todo esto se debe a que estamos pasando por una profunda limpieza, liberando miedos y dolores antiguos, que estaban escondidos en nuestro interior.
En mi libro, “El amor de tu vida”, ofrezco una guía práctica para que sepas cómo lidiar con cada una de las emociones de un modo sano, entre otras cosas.

abrirse al cambio

Las crisis también hacen parte de este proceso: sentirnos insatisfechos con nuestro trabajo, dejar atrás relaciones afectivas, querer mudarnos a otra ciudad o país… Todo estos cambios son sumamente necesarios, para que podamos seguir creciendo en Amor y Consciencia.
Haz todos los cambios que tu corazón y la vida te indiquen, pues al hacerlos recibirás siempre el apoyo del Universo.

Lo más importante aquí es la aceptación. Aceptar lo que sea que sientas, a cada momento, sin juzgarte ni sentirte culpable. Comprende que ser espiritual no es estar siempre sonriendo, sino que consiste en ser honesto y comprensivo, principalmente contigo mismo.

confiar en la vida

Si te sientes perdido y sin rumbo, confía. Recuerda que hay un plan por detrás de todo lo que te está ocurriendo, y quizás este proceso te lleve a descubrir otro propósito para tu vida, más profundo, amoroso y significativo.

©2013- Enriqueta Olivari. Se pueden reproducir los contenidos, pero citando a la autora y al sitio: http://www.sanatualma.com

Ángeles humanos (segunda parte)

La verdad es que, en esencia, todos somos ángeles humanos, pues llevamos en nuestro interior una chispa de divinidad.
Una parte de Dios, o de Todo lo Que Es, está siempre presente en nuestra alma, aguardando pacientemente a que conectemos con ella.

En estos tiempos que vivimos, tenemos la oportunidad de Despertar a la verdad de quiénes somos en realidad: seres espirituales viviendo en cuerpos físicos, para aprender una serie de lecciones aquí, en la Tierra.
Afortunadamente cada vez más personas comienzan a desarrollar su lado espiritual, y al hacerlo descubren un nuevo Universo, pleno de crecimiento, alegría, Amor y paz.

Las cualidades de un ángel humano son fáciles de detectar: un ángel humano ha descubierto dentro de sí mismo el Amor Incondicional.
Para esto es necesario sanar las heridas emocionales, perdonar, conectar con nuestra alma a través de la meditación y liberarnos de todo aquello que nos impide Amarnos con totalidad.
Cuando lo hacemos, Amar a los demás se torna algo fácil y natural.

308979_480021278677151_1706438877_n

Quizás sin darte cuenta ya estés desarrollando algunas cualidades propias de un ángel humano.
Cada vez que escuchas con atención, respeto y empatía a alguien que te cuenta un problema, estás actuando como un ángel humano. A veces podrás ofrecerle alguna sugerencia o consejo, otras veces sólo bastará con escucharle, y al hacerlo le recuerdas al otro que no está solo.

Cuando puedes ponerte en el lugar de los demás con facilidad, sin necesidad de saber detalladamente qué es lo que están viviendo, también estás actuando como un ángel humano.

ángel humano

También estás siendo un ángel humano si el bienestar, el crecimiento y la alegría de todas las personas que te rodean te importan de verdad, y siempre encuentras el modo de apoyarles, de alguna manera.

Si alguien intenta hacerte daño y no buscas vengarte o castigarle, sino que te dedicas a aprender de esa situación, y llenas tu corazón de perdón y aceptación, es muy probable que seas un ángel humano. Al igual que si te mantienes sereno y confiado, aún en los momentos más desafiantes.

Si te relacionas con todas las personas de un modo amable, respetuoso, ligero y divertido, si eres generoso y desprendido, y a tu paso creas armonía, enfocándote en la Unión en lugar de las diferencias, estás acariciando con tus alas de ángel los corazones de quienes te rodean.

Cuando eres un ángel humano, atraes milagros con facilidad. Los milagros son atraídos por el Amor Incondicional, y puedes crearlos y manifestarlos también para los demás.

pureza de corazón

Y si de verdad has desarrollado estas cualidades, no te sentirás especial o mejor que los demás.
La simplicidad, la pureza y la falta de ego “espiritual” son la fragrancia inconfundible de un corazón angelical.

©2013- Enriqueta Olivari. Se pueden reproducir los contenidos, pero citando a la autora y al sitio: http://www.sanatualma.com

La mirada del alma

Cuando nos vemos a nosotros mismos, a los demás y al mundo desde la perspectiva de la mente sólo vemos fallas, limitaciones, errores e imperfecciones. Esa es una de las cualidades de la mente-ego: emitir juicios y críticas, perpetuando así la ilusión de la separación.

Cuando nos contemplamos a nosotros mismos, a los demás y al mundo que nos rodea con la mirada del alma, vemos belleza y perfección en todo, más allá de las apariencias.

En este exacto momento tu mente quizás se escandalice: “¡Pero cómo! ¿Cómo este mundo puede ser perfecto, con todas las calamidades e injusticias que suceden a diario, en todas partes?”, se debe estar preguntando, y hasta es probable que comience a cuestionar la cordura de quien escribe este artículo…

La verdad es que a nivel del alma todo sigue siempre un plan oculto, que es perfecto.
Como ya compartí en mi artículo de este blog titulado “¿Libertad o destino?”, antes de nacer elegimos las circunstancias que querremos experimentar en nuestra próxima vida en la Tierra. No sólo elegimos a nuestros padres y familia, sino también a nuestro futuro país, nuestra vocación y todas aquellas experiencias que sentimos, a nivel del alma, que necesitaremos atravesar para seguir creciendo y evolucionando.
También cabe recordar que el alma nunca muere, sólo cambia de forma o de cuerpo. Esto implica que la muerte, tal como nos enseñaron a enfrentarla, es una ilusión.

alma

Cuando un grupo de personas muere en un accidente, un desastre climático o un atentado, cada una de ellas ya había elegido, antes de nacer, morir de ese modo determinado. Establecen algo así como un pacto, para que a través de ese evento los demás seres humanos puedan aprender algo.

Gracias al atentado de las Torres Gemelas, por ejemplo, el pueblo estadounidense desarrolló una caridad y solidaridad inéditas hasta entonces.
Gracias a la gran crisis económica que asola a todo el planeta, muchas personas se han despertado a la realidad de que el sistema que estaba imperando es insustentable, pues atenta contra la Madre Tierra, y ya se están creando sistemas económicos alternativos, mucho más coherentes y fiables.
Y gracias a los desbalances climáticos, hemos comprendido que son necesarios grandes cambios en nuestra manera de utilizar los recursos del planeta.

Esta es la era del Despertar. Y todo lo que sucede, a nivel individual y colectivo, cumple con esa finalidad: que despertemos a otra manera de ser, vivir y percibir la realidad.
Cuanto antes cada individuo cambie y se transforme, menos necesidad habrá de que sucedan calamidades y tragedias.
Podemos evitar muchos de los males que asolan al mundo, si vivimos a diario con la mirada del alma, que es puro Amor, aceptación y Consciencia.

los ojos del alma

©2013- Enriqueta Olivari. Se pueden reproducir los contenidos, pero citando a la autora y al sitio: http://www.sanatualma.com

Maestros

Desde hace miles de años, y hasta hace poco tiempo, para poder encontrar la luz interior era imprescindible contar con la guía de un maestro espiritual.
Yo misma pasé por ese proceso; en la adolescencia fui iniciada por Osho, un maestro iluminado de nuestros tiempos, y pasé largas temporadas en la India, para profundizar en la meditación.
Pero fue justamente mi maestro quien me enseñó que la verdadera guía estaba en mi interior, y que él era apenas un reflejo de mi maestro interno.
Obviamente, fueron necesarios varios años de meditación constante para que finalmente yo pudiera alcanzar esta comprensión…

meditación

Ahora, en esta nueva era que comenzamos, todos tenemos que encontrar esa guía interna.
Desde luego, beber de fuentes sabias, encontrar a personas que nos inspiran y nos muestran algunas pistas del camino es de gran ayuda, pero siempre y cuando no les entreguemos nuestro poder, renunciando a la capacidad de acceder a nuestra sabiduría interna. Pues en realidad aprender es simplemente recordar aquello que, en el fondo, ya sabemos.

Por supuesto, ser maestro de uno mismo no tiene nada que ver con el ego, sino con nuestra alma: es ella quien en verdad nos guía, a través de la intuición.
(puedes leer más al respecto en mi artículo titulado “El lenguaje del alma”, en este blog. Y en mi libro El amor de tu vida“, hay un capítulo entero dedicado al alma).

A partir de cierto momento, la propia vida se convirtió en mi maestra, y reconozco a muchas personas en mi realidad como maestras. Podemos aprender de todas las personas que nos rodean, si estamos abiertos y receptivos. Y a su vez, muchas veces somos también maestros, aún sin pretenderlo…

Y son aquellas personas con las cuales tenemos más conflictos o dificultades las que nos traen las mayores lecciones. Recordar esta verdad nos ayuda a evitar sentirnos víctimas, y nos aporta fortaleza y un gran crecimiento.

Todos contamos con el poder de recibir orientación de nuestro interior. Para tener acceso a nuestra guía interna es necesario que meditemos a diario, sanemos nuestras heridas emocionales y nos dediquemos a aprender de todo lo que nos sucede, a cada momento.


Un buen terapeuta, sanador o consultor en crecimiento personal no nos dirá nunca qué debemos hacer con nuestras vidas. Simplemente nos ayudará a encontrar las respuestas dentro nuestro, ya que absolutamente todo está en nuestro interior.
Recordar esta verdad nos devuelve el poder, la sabiduría y la fuerza con las cuales podemos trazar nuestro recorrido por la vida, siendo a cada paso más luminosos, y cada vez más Amor.

© 2012 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

Ángeles humanos

Es innegable que todos estamos atravesando grandes desafíos, y la necesidad de realizar cambios es apremiante. A cada persona se la está retando en aquellas áreas de su vida que necesitan una transformación, para que pueda seguir evolucionando.

Para mucha gente estos retos están relacionados con su economía, ya que este es un tema que ha sido mal interpretado en el pasado. Nos han enseñado ideas erróneas al respecto, y el mundo entero necesita hacer un cambio de enfoque, para poder vivir la verdadera abundancia desde otra perspectiva.

Para otras personas los desafíos se presentan en sus relaciones personales. Viejos paradigmas se están cayendo, y es necesario aprender a amarnos y relacionarnos de un nuevo modo, libres de condicionamientos impuestos.

Otros están pasando por problemas de salud, y también en este campo es importante comprender que tanto la salud como la enfermedad deben ser encarados de un modo distinto a como nos han enseñado en el pasado.

Pero más allá de cuál sea el desafío por el que estemos pasando, siempre contamos con la mágica ayuda de ángeles disfrazados de humanos.
Estos amorosos seres pueden ser terapeutas o sanadores, personas que han dedicado toda su vida a ayudar a los demás.
Pero un ángel humano también puede ser un amigo del alma, aquel que está siempre a nuestro lado, dándonos su Amor, ayuda práctica y consuelo.

Sin embargo, la verdad es que podemos encontrar a estos ángeles humanos en todos lados… Quizás sea el empleado de una oficina del gobierno, que nos atiende con suma amabilidad y, saltándose algunas reglas, nos resuelve un problema importante. O puede ser alguien que encontramos en una tienda, y que con su mirada y sonrisa nos da ánimos.

Tal vez te llegue un mensaje que necesitabas escuchar a través de una persona con la cual conversas en el ascensor, en la fila del supermercado o en un lugar insospechado. Y de repente tienes ante ti a una valiosa guía, que apareció en tu vida en el momento que más la necesitabas.

Reconocer y abrirnos a estos ángeles humanos nos recuerda que en realidad nunca estamos solos, y que hay una fuerza mayor que nos apoya incondicionalmente. También nos muestra con claridad que por más difícil que sea la situación por la que estamos pasando, siempre nos llegará la ayuda necesaria para superarla.

Para poder recibir la ayuda de estos seres, tenemos que estar abiertos y confiados. Pues es justamente en los momentos desafiantes cuando más necesitamos mantenernos tranquilos, fluyendo momento a momento, y confiando de todo corazón en que la solución siempre llega.
Y entonces suceden los milagros…

© 2012 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

La técnica Ho’Oponopono

Hoy comparto esta maravillosa técnica, que es ideal para sanar y sanarnos, estar en paz con todas las personas de nuestras vidas y mantenernos en un estado permanente de Amor.

Es sencilla, -como todo lo verdadero-, y también muy eficaz.

Te invito a que la descubras y la apliques en tu vida diaria. No hay mejor manera de sentir y recordar que lo único real es la Unidad.

Comprensión y paz

Este hermoso vídeo nos enseña las cuatro leyes básicas de la espiritualidad, para que podamos vivir con aceptación, sabiduría y fluidez.

Un tesoro proveniente de la India, que nos colma de inspiración y paz…

Hacernos amigos del vacío

Hemos sido condicionados a temerle al vacío, y buscamos llenarlo de todas las maneras posibles. Algunas, incluso destructivas o que no nos aportan nada significativo.
Nos apegamos a hábitos, comportamientos, cosas y personas por el simple hecho de temer quedarnos solos, o por no soportar el vacío.

Pero no hay escapatoria: somos ese vacío, y está dentro de nosotros como una cualidad interior.

Para poder aceptar de corazón esta realidad, no hay mejor práctica que la meditación. Meditando vamos descubriendo que es en ese vacío donde se encuentran nuestros mayores tesoros. Al entrar en ese espacio interno, descubrimos que en realidad está pleno de un silencio profundo e infinito, que nos colma de un inmenso Amor y de una profunda paz.

También hay otras maneras de hacernos amigos del vacío en nuestra vida diaria. Regalar todo aquello que no usamos ni queremos, por ejemplo, y deshacernos de todo lo que ocupa un lugar innecesario en nuestras vidas, es convidar al vacío a que opere sus milagros.

Quizás lo hayas comprobado: regalas un vestido viejo, y alguien aparece y te regala uno nuevo. O vendes algunos libros que ya no quieres, y entonces descubres uno que te aporta algo importante o bello.

Esto también se aplica a las relaciones personales. He tenido la oportunidad de comprobar varias veces lo mágico que resulta desapegarme de personas que, por diversas razones, ya no tenía sentido que continuaran presentes en mi vida.

Basta con que, -con perdón y desapego-, me aleje de alguien que de alguna manera no encaja conmigo, para que de inmediato aparezca otra persona. Y siempre es alguien mucho más afín a mi alma, a mi vibración y a mi manera de sentir la vida.

Por eso no debemos temerle al vacío. Sólo creando espacio en nuestras vidas y en nuestra energía, es que podemos recibir de corazón y brazos abiertos a lo nuevo, que siempre llega, y siempre es lo más adecuado para continuar con nuestro crecimiento interno.

© 2011 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

Cambiemos el mundo

El 7 de septiembre se celebra mi llegada a este mundo… Un mundo al que aprendí a amar.

Este vídeo es mi regalo de cumpleaños, para mí misma y para todos los queridos lectores de mi blog. En él aparecen un millón de niños de Tailandia cantando “Cambiemos el mundo”.

Como no está subtitulado al español, he hecho la traducción, pues la letra es muy sabia y hermosa.
Espero que les emocione e inspire tanto como a mí…

Gracias de corazón a todos por acompañarme. Espero que también lo hagan en este nuevo ciclo.

Un fuerte abrazo, bendiciones.

Unámonos para abrir la era de un nuevo mundo,
para eliminar todos los conflictos y diferencias.
Es el momento de que todos nos tomemos de las manos
por fin.
Ahora el mundo está más allá de la curación,
es el momento de cambiar el mundo
como Aquel que lo supo en el pasado.
En este período de nuestro tiempo veremos
antes de que dejemos este mundo
a todos tomados de las manos
para cambiar el mundo,
de la oscuridad a la claridad,
del sufrimiento a la felicidad,
desde el ignorante hasta el sabio.
Debemos cambiar el mundo
siguiendo el camino fácil y relajarnos.
Sé feliz con alegría,
con la misma inocencia de un niño,
todos debemos tomarnos de las manos.
Cierra los ojos gentilmente,
relájate… Relájate.
Calma tu mente en el centro de tu cuerpo
y mira hacia dentro,
en la misma posición de Aquel
que te conoció en el pasado.
Cambia el mundo de la era de la oscuridad
a la era de la luz,
de la vieja era a esta nueva era.
El mundo será como el cielo en la Tierra,
sin clases en las sociedades,
todos seremos igualmente felices,
hablaremos el mismo lenguaje celestial.
Seremos Uno con sonrisas de amor,
seremos amables, el mundo cambiará,
el mundo cambiará.
Unámonos para cambiar el mundo.
Tenemos que hacerlo fácil y relajarnos,
ser alegres con la misma inocencia de los niños,
todos debemos tomarnos de las manos.
Cierra los ojos gentilmente y relájate,
calma tu mente en el centro de tu cuerpo
y mira hacia adentro,
como Aquel que te conoce desde el pasado.

¿Libertad o destino?

Antes de nacer escribimos un guión para nosotros mismos. Elegimos el lugar y el momento de nuestro nacimiento, escogemos a nuestros padres, y todas aquellas experiencias, relaciones y circunstancias que necesitaremos vivir para crecer y evolucionar.
Además establecemos pactos con otras almas: qué tipo de relación tendremos, qué acontecimientos enfrentaremos juntos, y lo que se supone que aprenderemos de todo ello.
Es como si fuéramos el guionista, el director y el actor de nuestra propia vida. Y también somos el espectador…

Esta comprensión a mí me ha ayudado a recordar que no existen las víctimas. Que absolutamente todo lo que he vivido, por más difícil que haya sido, cumplía un propósito, escondía una lección, y que había sido mi propia alma quien lo había elegido.

Afortunadamente en el Universo también existe el libre albedrío. Uno puede cambiar ciertas elecciones, puede negarse a vivir determinadas experiencias, o decidir no cumplir el acuerdo que haya establecido con otra alma. Uno tiene la capacidad de elegir a cada momento… hasta cierto punto. Como todo lo que está anclado en la vida, encierra una paradoja.

La auténtica libertad consiste en elegir el modo con el que enfrentaremos las circunstancias de nuestra vida. Podemos atravesar una dificultad quejándonos, o decidiendo de antemano que extraeremos fortaleza y sabiduría de lo vivido.

Y es como en una escuela: si aprendemos las lecciones, éstas ya no son necesarias. Una vez que aprendemos lo que necesitábamos, las circunstancias cambian, las dificultades se disipan, la realidad se transforma.

A veces vivimos situaciones en las cuales la mano del “destino” es tangible. Sincronicidades, magia, milagros… Y en un lugar profundo dentro nuestro, en el alma, sentimos que todo sigue un plan secreto, y que es perfecto.

Sin embargo, muchas veces las personas que más dificultades nos traen son las que más nos ayudan en nuestro crecimiento. Ya sea porque nos reflejan, como un espejo, aquello que no aceptamos en nosotros mismos, o simplemente porque nos desafían, estas personas en realidad son aliados con los cuales hicimos un trato antes de nacer.
Ésta es la función de quienes parecen ser “enemigos”: ayudarnos a crecer y a que aprendamos a amarles más allá de las apariencias…

© 2011 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

El gran viaje

Esta época que estamos viviendo de desastres naturales, derrumbe de los viejos sistemas, caos e incertidumbre, tiene una finalidad.
Y en realidad es como un viaje que está realizando la Tierra, para evolucionar. Ella es un ser vivo, y necesita sacudirse de encima lo viejo para poder seguir su camino de crecimiento y expansión. Y nosotros, sus habitantes, somos uno con ella.

Por eso este gran viaje que emprendimos hace varios años nos empuja a que hagamos cambios, crezcamos, seamos más conscientes de nuestros pensamientos y actos, y nos dediquemos a desarrollar nuestra verdadera humanidad.
Este viaje nos conduce de la indiferencia y el egoísmo a una mayor compasión y solidaridad. Con esa finalidad suceden las catástrofes: cuando ocurre un desastre en alguna parte del mundo recordamos que la vida es muy valiosa, y que lo que sea que ocurra en un determinado lugar acaba afectando a todo el planeta.
Y así, poco a poco, vamos descubriendo la gran verdad: somos todos Uno, y sólo existe la Unidad.

Este viaje nos conduce del miedo y el control al Amor completo e incondicional.

El modo más eficaz para que lleguemos adonde estamos destinados como humanidad es sentir y expresar Amor, a cada momento del día. Y para esto hay que empezar por amarse a uno mismo, en todos los aspectos. Y luego ese Amor se va expandiendo hacia todos los seres, en todas las circunstancias de la vida.

Cuando alguien hace algo que nos hiere, por ejemplo, ahí tenemos una gran oportunidad. ¿Qué haremos en respuesta a lo sucedido?
Ponerse en el lugar del otro no falla. Desde esa posición vemos la situación con otra perspectiva, y entonces en lugar de enojo o tristeza, sentimos aceptación y perdón hacia aquella persona, pues percibimos qué fue lo que le llevó a actuar de aquel modo.

Si logramos esta comprensión, la vida nos colma de bendiciones: sincronicidades, milagros, abundancia, y lo que tal vez sea más importante: sentimos una profunda Paz.
Y con esa Paz podemos seguir adelante en este viaje, sabiendo que así contribuimos a la evolución del planeta y de toda la humanidad.

© 2011 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com