El otro no existe

Estamos todos unidos, somos Uno con todo lo que vive.

Por lo tanto, en un nivel profundo el “otro” en realidad no existe…

Cada ser sólo nos refleja diferentes aspectos de nosotros mismos.

Si siento una profunda admiración por alguien, por ejemplo, es porque esa persona refleja, como un espejo, la admiración que siento por esas mismas cualidades suyas que yo también llevo en mi interior.

Si alguien me grita, la verdad es que yo mismo me estoy gritando y maltratando, aunque no sea consciente de ello.

La persona que me grita me está mostrando, aún sin pretenderlo, una herida que debo sanar en mí mismo. Esta herida probablemente se haya causado en mi niñez, y hasta que no la sane en profundidad, seguiré atrayendo personas y situaciones en la cuales seré maltratado, rechazado, traicionado o abandonado.

Esto no significa que no deba poner límites, o alejarme de la persona si la situación lo requiere.

Pero no basta con hacer las maletas, dar un portazo e irnos. Debemos también sanarnos. Entonces tarde o temprano incluso podremos agradecer a la persona que nos hizo el inmenso favor de mostrarnos nuestra herida.

No somos víctimas, somos los creadores de nuestra realidad, a cada momento.

Y para crear realidades armoniosas, las realidades que de verdad merecemos, Amarnos a nosotros mismos total e incondicionalmente es fundamental. Sanar nuestras heridas emocionales es un paso imprescindible para este proceso.

Lo primero es hacernos responsables de la realidad que hemos creado.

“Yo atraje esta realidad, y si no me gusta o no me hace bien, puedo cambiarla. ¡Soy libre!”.

Una vez que te haces responsable, tienes el poder y la fortaleza para mirar a tu herida de frente. Sin excusas, sin pretextos, sin victimismos, la miras con Amor y aceptación.

Sí, duele… Duele muchísimo. Pero al aceptarla, el dolor se convierte en comprensión.

Expresas tus emociones a solas, cuidas de tu niño interior*, y te das a ti mismo todo el Amor que necesitas.

Este proceso puede llevar cierto tiempo, y a veces necesitamos pedir ayuda; al pedirla te estás dando a ti mismo la posibilidad de recibir. Y recibir hace parte del Amor a uno mismo.

Queremos un mundo más humano, más amoroso. Pero el mundo es simplemente un reflejo de nuestro interior.

Sanándote a ti mismo, estarás sanando a la humanidad entera.

Esa será siempre tu mejor contribución para crear una Nueva Humanidad, y una Nueva Tierra.

*Esta meditación guiada es de gran ayuda para conectar con tu niño interior: https://shantidasi.wordpress.com/sanando-a-tu-nino-interior/

© 2020– “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero sin alterarlos, citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

2 Respuestas a “El otro no existe

  1. Fantástico artículo!! Me llegó al alma. Sabiduría y sencillez en cada una de estas palabras. Así es, totalmente… Y la meditación guiada me sirvió para soltar tanto! Tantísimo! Me siento de maravilla. Gracias mil. Bendiciones a la creadora que compartió esto. Namasté

  2. Muchas gracias por tu hermoso comentario. Me alegro de corazón de que la meditación guiada para conectar con tu niña interior te haya ayudado tanto! Un gran abrazo de corazón.

Tu opinión es valiosa. ¿Qué te ha parecido este artículo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s