Los miedos de nuestro niño interior

Sin importar qué edad tengamos, todos llevamos en nuestro interior a un niño herido.
Ha sido herido por no haber sido amado, o por no haber recibido amor y cuidado del modo que él necesitaba.
Uno de los pasos fundamentales para crecer y poder amarnos a nosotros mismos es conocer a nuestro niño interior, y darle ese amor que tanto necesita.

De lo contrario, nos comportamos identificados inconscientemente con él, y esto afecta a nuestras relaciones de pareja, con los colegas de trabajo y amigos.
Saber diferenciar a ese niño interno de nuestra faceta adulta es imprescindible, sino esperamos que nuestra pareja o alguien más le cuide, y proyectamos en el otro a nuestro padre o madre.
Y esto está destinado al fracaso, puesto que nadie puede darle a ese niño lo que necesita. Es nuestra responsabilidad hacerlo.

La mayoría de las veces que sentimos miedo, en realidad quien lo siente es nuestro niño interior.
Conocer el origen de esos miedos es el primer gran paso para poder superarlos.

El niño interior tiene básicamente cuatro miedos.
Uno de ellos es el miedo a enfrentar. Teme que, al hacerlo, sea rechazado. Este miedo lleva a caer en patrones de víctima, o a ser cobarde, tímido, y a sentirse inferior a los demás.
Así que si percibes que no te animas a decir lo que quieres, lo que necesitas o lo que te disgusta, en realidad es tu niño interior quien te está limitando. Y si no enfrentas las situaciones desde tu adulto, y callas lo que de verdad necesitas decir, estás creando serias dificultades en tus relaciones personales, y te sentirás impotente e insatisfecho.

Otro miedo que el niño interior siente es el miedo al abandono. Esto lleva a sentir celos, a ser posesivo, y a tener la necesidad de manipular.
La única manera de superar este temor es garantizarle que tú siempre estarás con él, que le cuidarás y atenderás incondicionalmente, siempre.

El miedo a la pérdida que siente este niño nos lleva a sentir una profunda inseguridad. Para ocultar este miedo, nuestro ego se disfraza de lo opuesto, y entonces adoptamos una actitud agresiva, y podemos llegar a ser incluso fanáticos.

Y el miedo a la muerte que siente nuestro niño interior se transforma en desconfianza, egoísmo, apegos, fobias e histerias.

Al hacernos conscientes de cuál es el origen de nuestros miedos, podemos sanarlos desde la raíz, y para esto es imprescindible establecer una conexión amorosa y profunda con nuestro niño interior.
De este modo sanamos las heridas del pasado, y podemos crear para nosotros mismos realidades libres de inseguridades y bloqueos.

*Extractos de mi libro, “E amor de tu vida”.

© 2011 – “El blog de Enriqueta Olivari”. Se pueden reproducir los contenidos, pero citando a la autora y el sitio: http://www.sanatualma.com

37 Respuestas a “Los miedos de nuestro niño interior

  1. Hugo Compagnoni

    Hermoso Enriqueta! me alegra mucho, que muchos niños asustados estèn volviendo a sonreir en estos tiempos…no son mayoria -todavia- pero todo es un EMPEZAR! Un abrazo de Luz inmenso, amiga luminosa. Hugo (Bs As)

  2. Muchas gracias, querido Hugo, por tu comentario. Así es, todavía hay muchos niños internos asustados, y eso genera dolor y problemas en las relaciones personales… Pero sigamos adelante con nuestra labor, si cada uno hace su parte, lograremos crear un mundo maravilloso entre todos!
    Otro inmenso abrazo para ti, querido amigo luminoso! 🙂 Bendiciones.

  3. Te felicito, me parece un tema muy importante y pertinente, es excelente que nos hagas reflexionar al respecto. Tenemos que conocer al niño interior y derribar todos los miedos. Un abrazo!

  4. Muchas gracias, querida Elizabeth, por tu sabio comentario. Así es, si cada uno de nosotros no sana a su niño interior, no lograremos hacer los cambios que queremos ver en el mundo. Un gran abrazo, bendiciones.

  5. Gracias, Enriqueta. Es un mensaje importante, y la mayoría de nosotros descuida y desatiende a su niño interior.

    Saludos

  6. Enriqueta Ferro

    Excelente articulo, muchas gracias por compartirlo!!!

  7. Hermoso lo que nos comentás Enriqueta, me siento algo identificada, pèro tengo que lograr hacer feliz al niño interior de mi hijo, a pesar de que le doy siempre muestras de cariño, pero él es muy tímido aún siendo un hombre de 40 años y en su infancia siempre recibió afecto. Gracias nuevamente. Un abrazo muy grande.

  8. Así es Mauro, y cuando uno le desatiende se siente triste, enojado o insatisfecho… Vale la pena dedicarle algo de nuestro tiempo y atención!
    Muchas gracias por tu comentario. Un abrazo.

  9. Me alegro de que haya gustado, Enriqueta tocaya! 😉 Gracias a ti por tu comentario. Un abrazo y bendiciones.

  10. Hola querida Irma. Es responsabilidad de tu hijo hacer feliz a su propio niño interior, y todavía más si ya es un hombre de 40 años!
    Lo mejor que puedes hacer para ayudarle es compartir con él esta información, de acuerdo?
    Y no te sientas culpable, todos los padres del mundo intentan darle lo mejor a sus hijos, pero no siempre lo que damos es lo que el otro necesita, o a veces no sabemos darlo del modo como al otro le hace mejor…
    Es ley de vida, todos tenemos que sanar y amar a nuestro niño interno, más allá de cómo nos hayan tratado nuestros padres, ok?
    Un fuerte abrazo y bendiciones.

  11. ANTONIA SINTES

    SIEMPRE DAS EN EL CLAVO. NO FALLAS. SI LLEVAMOS UN NIÑO DENTRO DE CADA UNO DE NOSOTROS Y NO LO CONOCEMOS NI ENTENDEMOS SUS NECESIDADES TAMPOCO PODEMOS SER BUENAS PAREJAS O COLEGAS. PARECE FACIL……. SIEMPRE GRACIAS POR TUS REFLEXIONES

  12. Hola Querida Enriqueta, me inspiraste para hacer un viajecito interior y conectarme con la alegría que siempre me trasmite esta niña que me acompaña y a veces dejo de sentirla.
    En este preciso instante, con la ayuda de este recuerdo y la dulce melodía que escucho…ahhhhhhhh…, no existe nada más, soy muy feliz…! Gracias..!, un abrazo.

    Silvia

  13. Así es, querida Antonia, cuidar de nuestro niño interior en realidad es fácil. Basta que le brindemos unos pocos minutos de atención diaria para que enseguida nos sintamos seguros, a salvo, y podamos entonces compartir lo mejor de nosotros mismos con los demás.
    Muchas gracias por tu comentario, tú tampoco fallas! 😉
    Un gran abrazo.

  14. Hola querida Silvia. Así es, nuestro niño interior también es un niño mágico, y si le damos nuestro amor y atención, entonces siente esa inmensa alegría, y nos recuerda lo mágica que es la vida.
    Tu felicidad es la mía y la de mi niña interna, querida amiga!
    Muchas gracias a ti por tu hermoso comentario, y por estar a mi lado, siempre.
    Te quiero mucho!
    Un gran abrazo y bendiciones, para ti y tu mágica y hermosa niña.

  15. Pues mi niña interior ha dicho: -Sí, esta mujer sabe de qué va el tema y, por eso, reconoce el espacio que necesitamos ocupar para convertirnos en adultos maduros, saludables y alegres-.
    Ah!, también me ha comentado que saludes de su parte a tu niña interior, tan afortunada de habitarte.
    Besos de niña a niña, querida Shanti.

  16. Muchísimas gracias, querida Ángeles, por tu bello comentario. Tu niña interior es preciosa, y me alegro de que se sienta comprendida.
    Muchos besitos y dulces abrazos para ella, y qué hermoso que nuestras niñas interiores se quieran y sean tan buenas amigas! 😉
    Te quiero con todo mi corazón, querida hermana del alma y amiga.

  17. Totalmente de acuerdo en todo, los miedos de nuestro niño interior. Siempre se quedaron ahí, en algun rincón de nuestra mente, luego crecimos y ahi siguen, quizás más atenuados o quizás más asimilados. Porque luchamos contra ellos y no pudimos vencerlos. Nuestra mente es inteligente, se adaptó y aprendió a comvivir con ellos.
    Un cordial saludo y un abrazo.

  18. El punto es, querido Juan, no luchar contra los miedos, ni convivir con ellos, sino comprenderlos e ir más allá de ellos. Para eso no hay nada como el Amor, ya que es la fuerza más poderosa del universo. Por eso amando a nuestro niño interior nos estamos dando a nosotros mismos la oportunidad de vivir plenamente, sin temores ni miedos.
    Muchas gracias por tu comentario, un gran abrazo.

  19. Gracias Enriqueta, me hicieron mucho bien tus palabras, y sabés algo? entre lo que lo que escribís vos y lo que hablo con mi psicólogo más las Flores de Bach, creo que me siento cada vez mejor y mejor. Un beso y abrazo.

  20. Me alegro mucho, querida Irma, de que te encuentres tan bien, y de que yo pueda contribuir en algo… A seguir así! 😉
    Un gran abrazo y bendiciones.

  21. Nuestra niña interior esta deseosa de afecto y se lo doy con amor y con alegria, ya que ella es alegre por naturaleza y me hace sonreir y compartir sonrisas. amo mucho a mi niña interior y me encanta que ella este presente mucho en mi. me gusta jugar, hacer travesuras y pasarla bien, dando a los que puedo lo que se y aprendiendo de todos tambien. si la niña interior sana sus heridas de la infancia y le damos la seguridad que necesita, cambia y nosotros tambien. gracias a DIOS por darnos tantas herramientas y la sabiduria y maestros idoneos en su momento. cuando el alumno esta listo aparece el maestro y asi es con nuestra niña interior. bendiciones y felicidadddddddddddddd

  22. Gracias muy importante nota

  23. Así es, Doris, si amamos a nuestro niño interior él deja de estar herido, para convertirse en el niño mágico, aquel que disfruta de la vida a cada momento.
    Pero quiero hacer una aclaración importante: yo NO soy una “maestra”! Apenas comparto lo que me ha ayudado a estar bien y a crecer. Pero tengo mucho por aprender todavía, gracias a Dios… Y todos somos espejos unos de los otros, así que esa sabiduría que ves reflejada en mí, tú la llevas dentro de ti, de acuerdo?
    Muchas gracias por tu comentario y buenos deseos. Un abrazo y bendiciones.

  24. Querida amiga:Eres mi GPS jejeje,cuando me desvio un poquito me marcas el camino a seguir,gracias por todo lo bueno que nos aportas y gracias por existir,besitos y muy felices Navidades (anticipadas) a todos y en especial a ti Enriqueta, desde España

  25. Me has hecho reír, querida Marga. Ser un GPS me resulta muy divertido!
    Sabes? Lo que sucede es que mientras me voy sanando y voy aprendiendo, voy compartiendo a través de mis artículos. Y como somos todos Uno, entonces… 😉
    Muchas gracias por tus buenos deseos, y una muy feliz Navidad para ti y tu familia. Un gran abrazo y bendiciones.

  26. Pongo en pràctica tu mensaje espejàndome en mis nietos…. ese contacto puro de alma a alma nutre mi corazòn ….
    Abrazo findeañero ,buena vida!!!

  27. Así es, querida Nora, los niños reflejan lo más puro e inocente, y además son nuestros mejores maestros. Oro abrazo findeañero para ti, mis mejores deseos para ti y tu familia. Bendiciones!

  28. Hola Enriqueta! Este artículo ya lo habia leído en tu libro y hoy justamente Dios me habla a traves de ti para recordarme que mi niña necesita atención, gracias! Caiste del cielo. Besos y bendiciones.

  29. Qué bien, querida Rocío, me alegro de que la sincronicidad te haya recordado que tienes que cuidar a tu niña interior… Gracias a ti! Un abrazo y bendiciones.

  30. Hola Enriqueta, me calmo escuchar tus palabras, si bien no son desconocidas, hace mucho que las he escuchado, pero he tenido situaciones de pérdidas bastante seguidas y quiero una palabra tuya para salir de este hábito de la tristeza y cierta apatía que se ha instalado en mi, te mando mucha luz,y agradecimiento. Marina

  31. Hola Marina. Lamento que estés pasando por lo que me cuentas, pero a veces es necesario atravesar este tipo de situaciones para seguir creciendo.
    Expresa a solas lo que sientas, y luego medita, para descubrir qué puedes aprender de todo esto. Entonces verás que el dolor no es en vano, y puede ser un gran maestro.
    El duelo es necesario, hace parte de la vida, y después de atravesarlo ya puedes entonces llegar al desapego.
    En mi libro hablo en profundidad también acerca de estos temas, además de compartir valiosas herramientas.
    Y ánimos! Tarde o temprano siempre llega el renacimiento…
    Un gran abrazo y bendiciones.

  32. Maria Beltran

    Gracias por decir con palabras lo que sentí durante años. Mi niña lloraba amargamente y cuando llegué a ella la abracé y comprendí muchas cosas….

  33. Qué bien, María, me alegro de todo corazón de que ahora tu niña interior reciba tu Amor y cuidado. Un gran abrazo, y gracias por compartir esta experiencia, tan valiosa. Bendiciones.

  34. Me gusto mucho el articulo. Me vino bien leerlo, ahora me siento agobiada con mi tesis, tuve muchos tropiezos y tengo miedo de seguir fallando, tengo miedo de lo que dirán mis padres, de no llegar a hacerlo, a veces se me hace lejano. Pero creo que este miedo es mas profundo que una simple tesis.

  35. Así es Juana, muchos de los miedos que sentimos tienen su raíz en algo más profundo… La mayoría de los miedos provienen de nuestro niño interior, por eso es tan importante aprender a cuidarlo, sanarlo y Amarlo. Un abrazo, y gracias por compartir.

  36. Lucila Montana

    Este artículo me atrapó. ¡Es tan cierto! Cuando peor me he sentido y no sé qué me pasa realmente, recuerdo tus palabras. ¡Pobre mi niña interior! Cuántos años olvidada, asustada, escondida, sin cariño. Por qué seguí esperando el abrazo de mamá, el beso de mamá? Si ya no está, si no va a volver, a buscarme a esta esquina de la vida. Tengo que encontrar yo a mi niña olvidada, asustada… ¡Gracias Enriqueta, por sacudir mi conciencia! ¡Gracias!

  37. Así es, querida Lucila, ese Amor que tanto esperamos y buscamos fuera debemos encontrarlo en nuestro interior.
    Cuidar y amar a nuestro niño interior es fundamental para sentirnos serenos, confiados y plenos.
    Me alegro de que este artículo te haya ayudado a “despertar”.
    Gracias por compartir, un gran abrazo.

Tu opinión es valiosa. ¿Qué te ha parecido este artículo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s