¿Cuál es mi Misión? (primera parte)

Esta pregunta está hoy en boca de todos, desde niños hasta ancianos que buscan su Misión.
Es un dilema que ha estado vigente en la humanidad desde sus principios.
¿Cuál es el propósito de mi vida? ¿Qué rol cumplo en esta totalidad? ¿Qué importancia tengo en este Universo, aunque soy tan pequeño?

 

 

 

 

 

Todos tenemos un propósito… Cada semilla, ave, animal, cada humano, cada célula y estrella tienen un propósito por el cual existen. La existencia misma es un propósito: el movimiento; por más absurdo que parezca, el propósito que todos juntos tenemos, es el constante movimiento, nunca debe detenerse, nuestra misma naturaleza lo necesita, nuestros sueños nos impulsan en los momentos en que nos estancamos. Cuando la vida ha llevado a alguien a una monótona vida de oficina, de la cual sabe que no es su realidad, sus sueños son quienes muestran su propósito.

Nuestras habilidades, aquello en lo que somos buenos, nuestros hobbies, nuestras ideas, por más locas que sean, esos aspectos son los que están metidos en nuestra genética y personalidad, los cuales nos guían hacia nuestro propósito individual. Hay que hacer caso a aquello que sabemos y tenemos como habilidades, ellas son el camino hacia nuestra realización.
La Misión, no es un trabajo que cumplir, muchas veces podemos creer que nuestra misión puede ser dura, o algo que hemos pactado… Pero en realidad, ella es nuestra propia realización como seres.
En el proceso de realizar nuestra misión, la vida nos enseña las herramientas con las cuales la lograremos.

¿Cuáles son esas herramientas?

Tenemos dos tipos de herramientas para lograr el cumplimiento de nuestra misión: las Positivas y las Negativas. Ambas nos ayudarán.

Las Positivas son las que mencioné antes: nuestras habilidades, nuestros hobbies, aquello que nos agrada o en lo que somos buenos. Esto nos acerca a la misión, porque descubrimos que todo lo que venimos a hacer al mundo, está relacionado con lo que nos hace felices.
Muchas veces la sociedad castigará o criticará a quienes son felices cumpliendo con sus habilidades, puesto que la sociedad capitalista o comunista no comprende cómo alguien puede subsistir sin el esfuerzo natural al cual el humano está sometido; la idea siempre fue que había que trabajar con el sudor de la frente para lograr algo… Pero todos bien sabíamos que eso sólo es una parte del aprendizaje, y que nuestro propósito no se logra con el sudor, sino con la alegría.

Matías De Stefano

12 Respuestas a “¿Cuál es mi Misión? (primera parte)

  1. Infinitas gracias al universo por juntarnos de nuevo, yo quiero compartir algo que me paso el día de ayer, he estado haciendo trabajos manuales y como una bendición me pidieron unas bolsas para regalo, claro que me puse felíz así que inmediatamente fui a comprar el material que necesitaba y curiosamente cuando bajaba del transporte lo primero que vi fue un letrero que decía :”El regalo de Dios” y sabes que era?? la tienda donde encontre las cosas que justamente andaba buscando, me siento maravillada ante todo lo que me ha estado pasando y mi vida va tomando rumbo poco a poco, sigo aprendiendo y con lo que compartes hoy no tengo ni la menor duda que alumbras mi camino, eres un ANGEL.

  2. Sencillamente… cierto!!! y hermosa nota! GRACIAS por compartir excelente material que enriquece el alma!!! Besitos! Bendiciones!!!

  3. Qué maravilla, querida Lucy, lo que nos cuentas! Un claro y vivo ejemplo de que lo que este artículo dice es cierto… Esas señales y mensajes que nos va dando la vida nos van mostrando el camino, y desde luego el tuyo es hermoso, además de muy creativo! Me siento muy feliz de poder acompañarte, y de saber que lo que comparto en mi blog te ayuda e inspira. Muchas gracias por tu valioso comentario, y ya sabes: puedes contar conmigo! 😉 Un gran abrazo y bendiciones.

  4. Qué bien, querida Rocío, que te guste la nota y que lo que comparto te enriquezca el alma, me alegro mucho! Besos y bendiciones también para ti, gracias por tu bello comentario.

  5. Hermosas tus palabras Enriqueta y muy ciertas. La Madre Teresa de Calcuta dijo: “A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos, si le faltara una gota”
    Una maravilla de frase. Gracias por tus palabras, realmente enriquecen el alma y el corazon. Un Abrazo

  6. Este artículo no fue escrito por mí, pero lo compartí porque además de hermoso y verdadero, siento como si lo hubiera escrito yo misma…
    Esa frase que compartes, querida Irma, es muy sabia y cierta, gracias por tu valioso comentario! Un gran abrazo y bendiciones.

  7. Hola querida Enriqueta, en esta familia se te aprecia y nos parece conocerte de siempre…, gracias por rescatar y trasmitir esas valiosas reflexiones que tenemos en nuestro interior pero nos cuesta manifestarlas…la creatividad y la alegría son ingredientes indispensables para continuar el camino; Un abrazo familiar y ya sabes…, vendemos un piano y soy posible compradora???!!!;)

  8. Hola, querida Josefina. Muchas gracias por tu bello y amoroso comentario! Tu familia es de verdad maravillosa, no es muy corriente que todos los miembros de una familia se dediquen al crecimiento personal y espiritual, y me siento muy honrada de colaborar en ello, de alguna manera…
    Sí, vendamos el piano! 😉
    Un fuerte y cálido abrazo para ti y todo el clan.

  9. Me gusta lo que dice y transmite, por que eso quiere decir que siempre hay algo que nos llega en un momento tan importante del cual este pasando alguien o algo. Para contestar a esa pregunta que luego muchos nos hicimos algún dia de la existencia en este mundo.

  10. Así es, Elvira, muchas gracias por tu comentario. Un abrazo.

  11. Alfredo A.C.

    En verdad el entrar a su blog me ha dejado una sensación muy grata. Saber que sin darnos cuenta estamos cumpliendo con una misión, por modesta que parezca. Sin ella la vida no sería lo mismo, somos parte del universo, ni más ni menos que las estrellas, eso lo lei en Desiderata, me parece. Chao y éxito en todo.

  12. Así es, Alfredo, en el universo cada uno de nosotros es importante, necesario y valioso. Como compartí en mi libro en el capítulo acerca de la vocación, lo importante es el Amor que sintamos por aquello que realizamos, esa es la mejor contribución que podemos hacer al mundo. Me alegro de que te haya gustado mi blog, y muchas gracias por tu comentario y buenos deseos. Un abrazo.

Tu opinión es valiosa. ¿Qué te ha parecido este artículo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s